TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / micro / Se casó con él mismo

[C:31872]

Viéndose un día a los ojos frente a un espejo quedó convencido, estaba enamorado de si mismo.
Era obvio, siempre se consideró guapo e irresistible y, finalmente sucumbió a sus propios encantos decidiendo casarse, sí, casare con él mismo.
El apartado del registro civil no fue problemático, tenía la ventaja de contar con doble nacionalidad, una europea y otra latinoamericana, y tras unos cuantos tramites, con la anuencia siempre favorable de unos aceitados billetes, un abogado amigo suyo logró inscribir el matrimonio como si fuese entre dos personas distintas. La boda religiosa le tenia sin cuidado, ateo rematado como era, ni siquiera cruzó el pensamiento por su cabeza.
En el apartado de las relaciones sexuales, buscó una solución acorde a la época en que vivimos. Tras recibir uno de esos mensajes, tan comunes en estos días, que anuncian píldoras maravillosas para aumentar las dimensiones del miembro viril en una barbaridad de pulgadas, decidió hacer la compra, esperando que el miembro alcanzara las dimensiones suficientes para poder tener relaciones sodomicas con él mismo. Como era de esperar, las pastillas resultaron ser un fiasco y aburrido de la masturbación decidió hacerse un implante, los doctores retiraron una porción muscular de no sé qué parte de su cuerpo y le hicieron un injerto, el resultado; 18 pulgadas de virilidad con la flexibilidad suficiente para poder cumplir sus anhelados sueños de auto-sexo.
Parece que el matrimonio, la pareja, o como quieran llamarle, disfrutaba una barbaridad, no tenía problemas de celos, nada de reclamos por llegar tarde, además, nunca olvidaba los aniversarios y cuando era infiel podía ser honesto y perdonarse.
En lo único que parecía no sentirse satisfecho era en el apartado de la maternidad, por más relaciones que tenía consigo mismo, era evidente que siendo hombre no podía quedar embarazado y en caso de dejarnos llevar por la imaginación, era de suponer que el resultado de depositar el semen en donde lo hacía no podría haber producido otro resultado que el de procrear, claro está, una mierda.
Y eso fue lo que dicto la tragedia, el lado viril un día de tantos, en completo estado de ebriedad, se puso a discutir con su lado femenino, diciéndole, más bien gritándole, que era una inútil, que lo único que era capaz de engendrar era eso, una mierda. Su lado femenino, ofendido como se encontraba y en completo estado etílico, tomo una pistola y disparándole se mató.

Texto agregado el 26-03-2004, y leído por 138 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
29-03-2004 ja,ja,ja. Tanto tiempo juntos, ya se sabe, hace falta intimidad. Saludos. juanrojo
26-03-2004 Si se veía venir, esta pareja no tenía futuro, estos amores a primera vista nunca acaban bien. Saludos Cardon
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]