TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / Escribir, leer, corregir, reescribir... escribía Susan Sontag, por albertoccarles

[C:31932]



Encontré tan interesante este artículo que no resistí la tentación de extractarlo para compartirlo en La_Columna. ( publicado en Notas, por La Nación, Argentina)

Escribir es sentarse a juzgarse a si mismo, escribió Ibsen. “Cuesta imaginar la escritura sin la relectura. ¿Pero acaso la escritura de un tirón nunca está bien?”, se pregunta la escritora. Y en seguida responde: “Sí, a veces está más que bien.. Pero eso sólo indicaría que si lo miras o lo relees con mayor detenimiento, podría quedar todavía mejor. ¿Hay que agitarse y sudar para producir algo bueno? Sin duda, mucho de lo escrito sin esfuerzo causa gran placer”. Lo que se escribe sin esfuerzo por lo general se lee sin placer dijo el doctor Johnson.” Y se trata de un sentimiento de los escritores, esos profesionales de la insatisfacción. Y aunque corregir y releer suenan a esfuerzo, en realidad son las partes más placenteras del escribir. A veces, las únicas placenteras”.
“Si tienes noción de qué es literatura, ponerte a escribir es tremendo, te intimida. Pero cuando ya tienes algo que elaborar, mejorar, pulir, o si es un revoltijo, enmendar. Y tratas de ser más claro, o más profundo, o más elocuente, o más excéntrico. Quieres elevarte sobre ti mismo. Quieres arrancar el libro de tu mente porfiada. La novela está entro de tu cabeza, del mismo modo que la estatua está sepultada en el mármol. Tratas de liberarla. Lees las oraciones una y otra vez. ¿Esto es el libro que estoy escribiendo? ¿Esto es todo?”
“Supongamos que va saliendo bien. Ahí lo tienes. Aunque seas el escriba más lento y el peor dactilógrafo al tacto, vas desgranando palabras sobre el papel y quieres seguir adelante; después, lo relees. Quizá no te atreves a sentirte satisfecho, pero al mismo tiempo te gusta lo que has escrito. Adviertes que lo volcado en la página te causa placer: el placer del lector”
“En conclusión, escribir es darte a ti mismo una serie de permisos para expresarte en determinadas formas. Para inventar, saltar, volar, caer. Para descubrir tu modo característico de narrar e insistir, o sea, para encontrar tu libertad interior. Para ser estricto sin caer en la autocrítica mordaz. Sin detenerte con excesiva frecuencia a releer lo escrito. Y cuando te atrevas a pensar que te está saliendo bastante bien, permitiéndote simplemente seguir remando sin esperar el impulso de la inspiración”.
“Por lo común, la lectura precede a la escritura. Y, casi siempre, aquella dispara el impulso de escribir. La lectura, el gusto por ella, es lo que te hace soñar con llegar a ser escritor. Y mucho después de haberlo logrado, leer libros escritos por otros. Y releer los amados libros del pasado- constituye una distracción irresistible del trabajo de escribir. Desde luego, no todos los escritores lo admitirán. V.S.Naipaul, ante la ignorancia de una novela, respondía: no soy lector: Soy escritor”.
“ Muchos escritores afirman que, por diversas razones, leer y escribir les resultan incompatibles. Yo no comparto eso, dice la autora de la nota. Virginia Wolf dijo en una carta esta frase famosa: A veces pienso que el paraíso debe de ser una lectura constante e incansable, donde el estado de lectura consiste en la eliminación absoluta del yo”.
“Al escribir una novela o un cuento- al habitar otros yos-, experimentamos la misma sensación de embeleso que al abstraernos en la lectura. Hoy día, a todos nos gusta pensar que escribir es una mera forma de autocontemplación (también llamada autoexpresión)...pero, ¿Por qué no habríamos de escribir para huir de nosotros mismos tanto como para expresarnos? Escribir acerca de otros es mucho más interesante”.
La autora continúa: “Mis libros saben lo que, en un tiempo, yo supe en forma caprichosa e intermitente. Y aún al cabo de tantos años de oficio, conseguir el mejor texto en una página no parece en absoluto nada fácil. Todo lo contrario. Ésta es la gran diferencia entre leer y escribir. Leer es una vocación, una habilidad, cuya práctica te hará, seguramente, más experto. Como escritor acumulas, más que nada, incertidumbres y angustias. Todos esos sentimientos de ineptitud por parte del escritor, se basan en la convicción de que la literatura es importante, y, por cierto, importante es una palabra demasiado pálida...”
“¿Hay acaso privilegio mayor que tener una conciencia expandida por la literatura, colmada de ella, dirigida hacia ella?”- se pregunta finalmente, y responde:- “:...Lo mejor, es, simplemente, seguir remando”


Salvando las enormes distancias que nos separan de autores de la talla de Susan Sontag, podemos apreciar el privilegio con que contamos en esta (no me canso de decirlo) maravillosa PÁGINA, donde prácticamente el escribir, el leer, el corregir, y el releer son pasibles con asombrosa facilidad, y si agregamos la posibilidad de ser leídos, y ser comentados, y no por cualquier lector...sino por quienes aman las letras y han encontrado en ellas un motivo sustancial para seguir remando...

Y ahora sí, hasta dentro de dos semanas; disculpas por el abuso de espacio, y como decimos en mi tierra, vale pedir “un aplauso para el asador”.

Albertoccarles para La_Columna de los sábados

Texto agregado el 27-03-2004, y leído por 1409 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
01-04-2004 Un verdadero placer leerle. Gabrielly
29-03-2004 Somos muchas cosas, pero en algunas somos mejores, o tal vez creemos que somos mejores. Esa parte que pensamos bella, necesitamos mostrarla, de lo contrario se pudre. Los animales de fábulas que invento en mi cabeza, mueren. Mis tórridas escenas eróticas, se frustran. Los besos que no he dado, los recuerdos desperdigados y la imagen de mi mismo, se queda sin reflejo, sin desdramatizarse. Aterrada e inmóvil, sin reconocerse dentro de mi cabeza. No hay eyaculación , todo se enquista y me siento pesadamente insatisfecho. Escribir es una terapia increíble. No hablo de calidad, escribiendo me descubrí y la verdad; me gusté. Onanista_por_palabras
29-03-2004 El artículo es estupendo y lo que La_Columna ha hecho con él también. Junto a la necesidad de mostrar nuestro trabajo debería venir un costal de paciencia para estacionarlo el tiempo suficiente. Si bien es cierto que es fatal lo de don Alberto Girri, que a fuerza de corregir terminaba cambiando sustancialmente el texto, o lo de Arreola o Gorostiza que a fuerza de buscar la palabra exquisita enmudecieron, no lo es menos que la inmediatez de la publicación hace que el texto padezca lo mismo que los vinos. un vino joven es fresco, se bebe rápido, pero no ha soltado aún todo su bouquet, en cambio al estacionarse muestra todo su potencial. Al igual que los vinos un texto no se vuelve bueno sólo por el añejamiento, pero si lo es mejorará sustancialmente. Gracias por compartirlo hache
28-03-2004 yo podría vivir sin escribir, es más, lo hago solo desde hace un año y poco, pero antes de hacerlo las historias estaban en mi cabeza, eran ocurrencias que contaba a amigos, pienso que era una especie de juglar, disfruto contándolas y muchos no saben que son mías ( ni siquiera saben que escribo), una vez escritas y plasmadas no las vuelvo a tocar, me da pereza releerlas, solo releo clásicos... barrasus
27-03-2004 claro que no se puede vivir sin expresarse, el mero movimiento es ya expresión de algo... sin embargo, miremos el artículo. Bastante bueno. Escribir es llorar en silencio, es renegar en silencio, es jugar, es negar, inventar, poseer, dar vida, o muerte, escribir, es envidiar, soñar, elegir, invertir, en fin, escribir es la perfecta manera de gritar en silencio con el convencimiento de muchos han de estar esperando atentos, para escuchar. vepolia
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]