TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La Historia de María (III)

[C:320967]






Muchos años transcurrieron antes que sucediera algo imprevisto. El viejo refrigerador comenzó a fallar repetidamente y a menudo dejaba de congelar. Entonces, María acudía urgentemente a la fábrica de hielo y ordenaba que le llevaran varias barras, las que eran depositadas por los empleados en la tina de baño. Los hombres se sorprendían al verla tan desgreñada y viviendo en esa casa absolutamente en desorden. Cuando ellos se retiraban, ella acudía en ayuda de su amante de nieve para sumergirlo en medio de esas barras vivificantes en donde este parecía recobrar sus fuerzas. Y ella se acomodaba entonces a su lado para viajar por los lugares más deslumbrantes, escuchando el arrullo musical que escapaba de la garganta de su enamorado. Más tarde su carne se uniría con la de él para palpitar juntos un singular episodio de amor.

Aquella mañana, María amaneció con una pesadez extraña en su cuerpo algo estragado por los años. Algo le decía que debía bajar donde su amado. Era una sensación muy tenue que apenas alcanzaba a discernirse. Como no podía caminar ya que sus piernas parecían estar paralizadas, se arrastró por el piso y dificultosamente trató de bajar las escaleras afirmándose en los barrotes. La mala suerte quiso que uno de aquellos cediera y María se precipitara al vació, estrellándose en el primer piso. Debieron haber transcurrido largas horas antes que la mujer recuperase el conocimiento. Desorientada y adolorida, recordó que no había acudido a ese llamado casi telepático enviado por su hombre de nieve. Quejándose y arrastrando su cuerpo por las baldosas, se aproximó a la cocina y cuando llegó al umbral, reparó que esta estaba absolutamente inundada. Desesperada, acosada por millares de agujas que aguijoneaban su cuerpo, sollozando y gritando cuanta barbaridad se le vino a la cabeza, enfurecida por las circunstancias, se levantó como pudo, afirmándose en los últimos arrestos de fuerza que le quedaban y abrió con la más patética de las angustias aquel refrigerador que también era nido, aquel artefacto que puso en sus manos al príncipe que ella siempre había esperado y que ahora, enmudecido por un cortocircuito, le entregaba el certificado de defunción de su hombre, manifestado en una minúscula pocita de agua. Los alaridos de la mujer partían el alma y los que dijeron escucharla, pensaron que había enloquecido. María se arrojó sobre esa porción de agua entibiada, la besó con desesperada devoción y se empapó el rostro con ella, confundiéndose aquel líquido con sus lágrimas horriblemente amargas. Las palabras de la gitana esta vez resonaron en su cabeza como una sentencia: “Nunca conocerás el verdadero amor y cuando creas haberlo conquistado, este escapará de tus manos”.

Advertida por los vecinos, llegó varios días después la policía. Lo extraño de todo fue que no encontraron a nadie en la sucia casa. María se había esfumado y ninguno supo jamás que sucedió con ella. Las pesquisas dieron como resultado que la mujer debió haberse vuelto loca y que después huyó a cualquier lugar. Los peritos, empero, jamás pudieron explicarse como era posible que dos trozos de hielo curiosamente entrelazados, hubiesen podido perdurar tanto tiempo en estado de solidez, a pesar de estar el congelador descompuesto y con un calor endemoniado como el que asolaba la ciudad en esos días…



F I N



























Texto agregado el 10-11-2007, y leído por 150 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
12-11-2007 Excelente!! una historia distinta y preciosam, entre la locura y el amor. Acao la locura y el amor no van de la mano?. Un beso y mis estrellas. Magda gmmagdalena
11-11-2007 Me sacaste unos lagrimones, es una historia de profunda soledad, de asirse a lo que fuera por permanecer entera y con un propósito, esta historia fue para mí una puertecilla abierta para conocer una parte ínfima de tu alma, maravilloso trío de imágenes imantadas.5 on-line
11-11-2007 Me encantó el final. Porque me deja una sensación de satisfacción. El amor quedó unido. Excelente. 5***** Yetsenia123
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]