TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / zarsas / \"EL SANTACLAUS DE LOS POBRES\"

[C:324491]

“EL SANTA CLAUS DE LOS POBRES”

Por: David Meza

“BIENAVENTURADOS LOS LIMPIOS DE CORAZON POR QUE ELLOS VERAN A DIOS”

Lo apresaron en la esquina; entre la 10a calle y 6a avenida de la zona 1, iba vestido de negro, lo acusan de ser el ladrón de las navidades, él se declaró inocente; y se llama a si mismo ‘El Santa Claus de los pobres’ dicen que será difícil probarle algo pues no hay evidencia de lo robado, ni un juguete, ni dinero, ni nada, pero se tienen muchos testigos de que fue él, quien convenció a las personas de no comprar nada en navidad y provocar el colapso financiero del sistema; hasta tenían una foto robot, la esposa del alcalde lo describió como alguien sucio y mal oliente con mucha hambre, era alto y flaco nunca le logré ver el rostro, -pero se que es él- aseguro en la comisaría, -¿Por qué está tan segura?- interrogó el policía –es ese olor a pobre y a revoltoso que no se puede confundir-. El terrateniente del pueblo también lo vio, lo describió como alguien ignorante, de vocabulario soez, de ropa desgastada y mirada maliciosa, nunca le logré ver el rostro-pero se que es él, aseguro en la comisaría, -¿Por qué está tan seguro?- interrogó el policía- es ese aire de ignorancia y de bochinchero tan inconfundible-. Sus zapatos estaban rotos y sin cintas aseguro el fiscal del pueblo, tenia el cabello largo y los dientes picados, nunca le logré ver el rostro, pero se que es él-aseguro en la comisaría,-¿Por qué está tan seguro?- interrogó el policía – es esa mirada maliciosa y comportamiento anárquico que sólo ellos tienen-. Tenía una cicatriz en el cuello, creo que eran como cuchilladas típicas en los delincuentes, sus uñas estaban largas y sucias, garraspaba al caminar, dijo el párroco en la comisaría. – Aunque nunca le logré ver el rostro estoy seguro que es él-¿Por qué está tan seguro?-interrogó el policía- Tiene un aire de pecador y ateo, típico en ellos-. El prisionero continuaba en silencio sin moverse ni mostrar emociones.

-Era un hombre sencillo, de caminar pausado y mirada tierna, siempre tenía una palabra de aliento para nosotros, y un obsequio sencillo para los niños, nunca le logré ver el rostro pero estoy segura que es él- declaro la doméstica del alcalde en la comisaría, ¿Por qué está tan segura? interrogó el policía- es por su muestra de bondad tan inconfundible y su equidad en el trato con todos. Uno de los mozos del terrateniente también lo conoció, lo describió como alguien sabio, verídico, de vestir sencillo y mirada compasiva, nunca le logré ver el rostro –pero se que es él-aseguro en la comisaría- ¿por qué está tan seguro?- interrogó el policía.- es ese aire de integridad y de justicia tan inconfundible-.
Sus zapatos eran de un hombre trabajador, tenían las marcas del trabajo duro, aseguró el chofer del fiscal, tenía el cabello rizado y una sonrisa brillante, -nunca le logré ver el rostro pero se que es él- aseguro en la comisaría,-¿Por qué está tan seguro?- interrogó el policía- es por esa mirada compasiva y actuar solidario que sólo en él he visto-. Tenía cicatrices en el cuello, creo que eran como marcas de latigazos, sus manos eran ásperas como las de un obrero, tosía al caminar, parecía enfermo, aunque nunca se quejaba –declaro la cocinera del párroco en la comisaría- aunque nunca le logré ver el rostro estoy segura que es él-¿Por qué esta tan segura?-interrogó el policía- tenía un aire de mansedumbre y humildad tan extraños de encontrar en estos tiempos-. El comisario tomaba nota en la unidad de personas extraviadas.

Los niños de los barrios pobres se organizaban en grupos con sus padres para iniciar la búsqueda del Santa Claus de los pobres, mientras que los comerciantes, terratenientes y políticos se aglutinaban frente a la comisaría para exigir que encarcelaran al ladrón de las navidades.
Se escucho un grito desde el fondo de la comisaría, era el jefe de policía que ordenaba – “encierren al ladrón de las navidades y únanse en la búsqueda del Santa Claus de los pobres que lleva mas de dos mil años perdido…”

© David Meza 2006

Texto agregado el 01-12-2007, y leído por 314 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
14-11-2008 Muy buen relato, me recuerda otra historia y pensé que al final el jefe de policia se lavaria las manos como Pilatos y creo que así fue. Mis 5* acuariana
06-07-2008 Cuando veo tanta miseria en el mundo.. me pregunto, ¿por qué razón Dios permite que esto suceda? aún no hallo la respuesta.. pero a veces pienso que es una manera que Dios tiene para recordarnos que miremos un poquito , de vez en cuando , al que menos tiene, verdad? miles***************** Vilyalisse
05-03-2008 Tanta ternura como tu ser amigo te felicito mis 5* y 1000 para vos (VOLVE AMIGO TE EXTRAÑO) NILDA YO_NILDA
27-01-2008 La idea es genial. El estilo muy bueno. No te dejo estrellas porque creo que se las regalarías a alguien... zumm
14-01-2008 En la era de la comunicación,todos se encierran en su posición y cada cual ve lo que quiere ver.Buena imagen de la realidad, seguramente con más razón por esas latitudes. Mis 5* cerrense
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]