TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / violalis / La pena de muerte

[C:327814]

La pena de muerte

Empiezo este artículo diciendo que estoy en contra de la pena de muerte. Radicalmente en contra. Si ejecutando al asesino con eso la víctima resucita, entonces estaría a favor de ella. Pero no es así. Al final tenemos dos muertos. Un muerto por una mano asesina y el otro por otra mano asesina que es el Estado. Si me dan dinero por toda persona inocente, muerta por ahorcamiento, silla eléctrica, inyección letal, y por cualquier otro medio que la mente humana tortuosa haya inventado, les puedo asegurar que sería rica. Estoy de acuerdo, casi todos los asesinos dicen que son inocentes que el culpable fue otro y que lo quieren incriminar. Pero dentro de ese verso, realmente hay inocentes que fueron condenados por circunstancias no muy claras; por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Años después se encuentra al verdadero asesino. ¿Y? El que fue muerto por la justicia o sin ella, muerto está. No se le puede volver a la vida. Pero al que solamente fue encarcelado inocente, se le puede resarcir con dinero. Está bien, diez o quince años de cárcel o más, no puede ser pago, pero por lo menos puede vivir más cómodamente el resto de su vida. Y lo más importante, puede seguir viviendo!
Los que están a favor de la pena de muerte replican que los asesinos no tienen derecho a seguir con vida, a comer, dormir, reír, aunque estén entre cuatro paredes. Nunca estuve en una cárcel, pero estoy segura que ninguna es un hotel de cinco estrellas, y que la comida dependiendo del país no es del Ritz. Y la rutina carcelaria; levantarse a cierta hora, acostarse a otra, ver el cielo y no poder ir adonde se desea. Al final de los años, el espíritu se doblega se es una cáscara vacía que espera. ¿Espera que? Quizás la muerte como liberación.
Además hubo asesinos que esperando la pena de muerte estudiaron leyes para poder defenderse ellos mismos, maduraron en la cárcel. Ya no es aquél muchacho que sin pensar en las consecuencias levantó el arma homicida. Ahora es un hombre que se horroriza por lo que fue capaz de hacer y que cambió radicalmente su forma de pensar y de ser. También están aquellos que siguen pensando que el muerto por él lo tenía merecido y que lo volverían hacer. Pero tampoco contra él el Estado debe levantar su mano. No se debe erigir como un Dios, diciendo “ojo por ojo, diente por diente” El ser humano es falible, tanto los jueces, como fiscales, como abogados, y también lo es un jurado.

¡Que se deje a una Ley Superior encontrar el veredicto de culpable si así fuere, y juzgar!

Texto agregado el 21-12-2007, y leído por 73 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
21-12-2007 Todo el que mata es un asesino, aunque al que lo haga legalmente se le llame verdugo. m_a_g_d_a2000
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]