TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / violalis / La rata

[C:328187]

La rata

Estoy en un dilema que es lo que debo hacer. Hace más de dos años, dejé fabricar una casita para los pájaros y palomas que diariamente lleno con granos de varias clases, para que cada especie encuentre lo que le guste. Desde la ventana de la cocina puedo observar la casita y me divierte ver como se pelean para llenarse el buche y como hay pacientes que esperan su ocasión para ir a una esquinita de la misma para comer. Pude constatar que entre las palomas hay las egoístas que no dejan acercar a otra y no se dan cuenta que mientras tratan de quitarla del medio ellas tampoco comen. Están las otras que dejan arrimarse a la otra, ya que ellas mismas encontraron su lugar y están felices y contentas picoteando su grano preferido.
Hace como medio año mirando hacia la casita veo algo grande gordo y escuro que está comiendo. Pienso que podría ser, ya que forma de paloma no tenía. En eso levanta algo el cuerpo y veo la cabeza de una rata. Salí como una tromba y al verme se escabulló por la izquierda y subió agarrándose por las plantas que tengo ahí y desapareció por las alturas. La pobre me dio lástima. No me cuesta nada dejarla comer, porque los granos alcanzan para todos. Lo que temía era, que si la dejaba, pronto vendría con toda su parentela, incluyendo a los abuelos y nietos. No sabía donde tenía su guarida, quizás la tenía entre las tejas, así que le pedí a un albañil que cerrara todos los agujeros, previo meter un palo en ellos, para ver si había algún animal ahí escondido. Luego cubrí la casita con una bolsa de nylon. Vi por los mordiscos en la bolsa que ella trató de pasarla sin resultado positivo, y me parece que se cansó porque no vi más tentativas de acercarse a la comida. Así que después de un lapso de tiempo ya no puse más la bolsa. Y todo siguió su curso, hasta hace unos días, que mi perra Mandy comenzó a jadear mirando hacia arriba donde tengo las glicinas. Yo miré pero no vi nada. Ayer veo a la rata nuevamente en la casita y lógicamente ninguna paloma alrededor por miedo. Salgo, y ella al oírme sale por su escape preferido que era la izquierda. Hoy de mañana miro, y la veo gorda y oscura. Me acerco muy lentamente a la casita del lado izquierdo. La rata estaba tan absorta en comer que no me sintió ni percibió. Llegué hasta unos 20 centímetros de la cola que estaba larga y oscura y podía haberla tocado, pero me abstuve de hacerlo, quizás por asco. Una cola tan larga me pareció horrible, pero la pobre no tiene la culpa de haber sido hecha de tal forma. De pronto me vió. Siguió unos segundos en su lugar pensando por donde escapar, ya que su lugar preferido el izquierdo estaba obstaculizado por mi persona. Así que optó por el derecho, escabulléndose entre las plantas hacia arriba.
Y volví a tapar la casita con la bolsa de nylon.

Texto agregado el 24-12-2007, y leído por 90 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]