TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / estephario / GAJOS

[C:329375]


Gajos



"a Martita Lofredo,
ceniza ya disuelta en aguas de todos los océanos"






Tu muerte, a la manera de un big-bang, dio a luz una oscura nebulosa del desconcierto: el pensamiento expandido.




Mi pensamiento de vos ya no me pertenece. Ha pasado a ser eso precisamente: “pensamiento de vos”, sin la odiosa y posesiva partícula del “mi”. Fuera de mí, disuelto de mí. A mis espaldas, piensa su propio texto.




Ocurre. Ocurre a veces con la violencia del estallido de una fruta arrojada contra la pared. Una dispersión de gajos abiertos en la memoria. Una metástasis de líquidos chorrea, dejando su impronta.




Pensamiento de vos: ocurrencia. No secuencia. No dialéctica. Sólo ocurrencia errante.




Ocurre en el colectivo, cuando llevo una taza de café a mi boca. Ocurre en una caminata. Así, con la pluralidad de la lluvia.




Ocurrencia más ocurrencia: recurrencia de ser pensamiento a cualquier ahora.




Ocurre de pronto cuando filtra el sol su intensidad por la ventana y se conjuga con la escala sostenida de un piano y puedo ver en esa estela de transparencia: pelusitas, polvillo, durando en el aire.
Y sufro, porque la duración de la verdad es una pura puta epifanía.




Ocurrencia de tu muerte, instalar la disciplina de lo póstumo: todo lo demás viene llegando.




Ocurrencia que vuelve, asigna a la palabra su precariedad.




Tu muerte va marcando aquello que no supe decir en tiempo y forma.




No quise... No supe... No pude hablar…




Por eso he regresado al silencio de la escritura, queriendo recuperar con el acto mismo de escribir, aquello que se pierde en el acto mismo de hablar. Sin embargo, aquello nunca viene en el envase de una palabra: la pura y puta insuficiencia, nuevamente.




Escritura del cáncer: único enunciado irrevocable.
Escritura veloz que paraliza en la ebriedad de su único sentido.




Estás muerta Martita, lo pienso cada día.
Estás muerta y suspendida entre esas dos sílabas, cuyo destino, cuya conjugación habla de una desmesurada permanencia.




A falta de tus manos domésticos utensillos de cocina desnudan su carencia de referente, como palabras en desuso, significantes de lo que no está.




Tu muerte escribe sombra, practica el único horizonte de la palabra: su misma oscuridad.




Amanece un tumulto de silencios nunca conocidos.
Como los pájaros, gritarle al día letra por letra…




“Un cargamento de pena se desbarranca por la ladera de mi memoria”
He comenzado este poema una y mil veces.
Sin embargo siempre llego al mismo punto.
Suspensivo.




Pregunto: ¿Existe una ladera de la memoria? porque de ser así, debe existir una cima de la memoria, y si existe una cima de la memoria, también debe existir un pie, una base, una llanura, una meseta, otro accidente, no geográfico, en donde, por su propio agotamiento, se debería detener, por fin, esto, esto que reniega de su propio nombre, esto que se parece tanto a un cargamento.
Esto que ni un accidente gramatical logra detener.




Necesario: dejarlo caer, inconcluso y desordenado, sobre este papel.






Lo siempre de más


A dieciocho meses de tu muerte, decirte gracias por esos catorce años se parece más a una estupidez que a un acto de amor, sin embargo me atrevo –ahora- a escribirlo, porque sé que nunca lo vas a leer.











Texto agregado el 01-01-2008, y leído por 2328 visitantes. (24 votos)


Lectores Opinan
26-01-2009 Un texto muy bello ,puede decirse que a merced de alguna profunda inspiración. SALUDOS racun
25-01-2009 Me partiste el corazón. Te lo aseguro. Dhingy
25-01-2009 Me cuesta comentar esto, porque indago que el trasfondo es vivencial. Lo que si estoy segura es que si hay una persona "real" (fuera de la ficción literaria) a la que va dirigida esta reflexión, puede sentirse honrada. Y no estés seguro de que nunca lo va a leer, quizá ya lo ha hecho, estephario. Dhingy
27-11-2008 me llegó, me dolió a mi tb.. este texto se describe así: conmovedor y mucho más... mis estrellas absolutas wbgg
12-10-2008 Sin palabras. Sin aliento. justine
30-07-2008 Tremendo texto, una manejo delicioso de cada parrafo, un ritmo quebrado que permite reflexionar en cada palabra. Y ese final es una puñalada. Gran trabajo con y desde el dolor. marfunebrero
05-07-2008 El silencio hace al texto, a la sombra donde se tejen todos los designios por entre los que uno tan solo mansamente se deja ir... El silencio como una condición de tiempo, como un verbo muerto sangrando... martirio
05-05-2008 "Y sufro, porque la duración de la verdad es una pura puta epifanía."... la desnudez del alma puede tener tantas formas... esta poesía es una de las más bellas que he visto. Eso quise decir con "Excelente" evangeline
05-05-2008 Excelente evangeline
17-04-2008 5* mechitagarcia
26-02-2008 La muerte es como la vida: llega cuando no la estamos esperando. Mi padre ha muerto tiempo atrás, y todavía creo que lo voy a ver entrar cualquier día. Jazzista
21-02-2008 Bello estilo , triste historia... naiviv
20-02-2008 Tanto dolor volcado aquí, que se traduce en esta especie de homenaje desahogado... Y como dice el cantautor "...Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio..." Un saludo. Laura MariaL
19-02-2008 ***** ("todo lo demás viene llegando") vaerjuma
13-02-2008 me gusto collectivesoul
03-02-2008 Hace poco tiempo, un amigo murió de cáncer. Impresionante forma de describir ("Pensamiento de vos: ocurrencia. No secuencia. No dialéctica. Sólo ocurrencia errante.") lo que yo llamaba extrañarlo, con esa conciencia de que nunca lo volveré a ver ... o sí, quién sabe. La forma que has dado a tu texto, como gajos, proponen pausas indispensables en la lectura, todo un acierto. Lo que más me ha impresionado, la valoración de la palabra como signo-valor de representación. Pienso que la palabra comprende no sólo lo que se dice sino también lo que se calla: no se puede evaluar si no se lo hace junto al silencio ("que comprende lo dicho y lo callado"). Porque hay cosas que no se pueden decir con palabras, y así debe ser, para resguardar esa intimidad que todos tenemos y estamos, en el fondo, felices de tenerla. Y para que la búsqueda de la palabra justa de lugar a textos como éste, maravillosos, desgarradores, que no es posible leer sin que la humedad acuda a los ojos. Felicitaciones, 5* sara_eliana
01-02-2008 Hacer literatura sobre, o a partir de la experiencia subjetiva del dolor (el sufrimiento), es en principio, un acto de valentía y te felicito por eso; en este texto leo una necesidad, la necesidad del que escribe "que se deja caer, inconcluso y desordenado, sobre este papel", él, y el poema. Poema impecable en su producción, pero sobre todo despojado, y desde allí, extremadamente emotivo. Duele ( y maravilla). Mis ***** estephario mmar
30-01-2008 ah, me fascinó especialmente esto. Mi padre trabaja la madera y a veces se llena de silencios y se le pasan las horas dando forma a un cucharon, a un trincho...y yo pienso en donde irán sus silencios cuando calla y solo hablan sus manos...LaMandrágora. LaMandragora
30-01-2008 dicen que la peor fase es la de la aceptación, que el dolor se suaviza cuando terminamos asumiendo la realidad. Pero a veces uno prefiere seguir soñando, para sentirse vivo...Esto que escribiste, está cargado de una emotividad que corta la respiración. Con una fluidez que uno quisiera que no terminases nunca de vaciar tu alma... Me encantó, porque se pueden decir las cosas de forma empachosa y tu simplemente las contaste, como quien habla con el viento o escribe en voz alta...LaMandrágora. LaMandragora
30-01-2008 En cada gajo se viene algo de la existencia de ella... ella que ha muerto... y vive. Vive en tus palabras y más vive en tus sentimientos. Cada persona vive en la medida en que se relaciona con otros... ahora lo veo con claridad, gracias a tu escritura. (5*) pedropensador
27-01-2008 es difícil mirar sin ver vacíos cuando el recuerdo está aun vivo. MIS 5* cerrense
24-01-2008 Déjelo caer, como la luna, alrededor del mundo y de la muerte. Saluda, ovich
24-01-2008 Un texto construido con eslabones de memoria. Magnífico. 5 estrellas por este despliegue de sentimientos. jau
21-01-2008 El texto no puede desprenderse de la experiencia que lo motivó, por que pide a gritos que la misma nunca termine. Frente al carácter infinito de la muerte el texto se refugia en lo pequeño de los detalles de lo diario, tratando así de significarlos o de pretenderles algún valor capaz de dar sentido a la azarosa violencia con la que lo vivo se autodestruye. carterodenewyork
19-01-2008 interesante texto yakus
17-01-2008 Me cuesta comentar este tipo de textos, es fácil caer en referencias a la experiencia que lo motivó y perder de vista el texto en sí, que presenta una emotiva y aguda reflexión (en toda la extensión e intensidad de esta palabra) sobre la manera en que se presenta la memoria ante una gran pérdida, manteniendo la intimidad del recuerdo. Un abrazo. andrula
12-01-2008 Este texto tiene un enorme trabajo y no me refiero sólo al hecho de las correcciones y esas cosas. Usted ha exprimido la experiencia del dolor y la convirtió en un regalo. Ninguno de nosotros lo merece, pero a todos nos sirve. Felicitaciones. miriamdiaz
11-01-2008 Es un muy bello texto, me gusta su despliegue y como se van uniendo las ideas, con la belleza que se engarzan. En realidad es un gran reflexión con cualidades para hacerla colectiva. anemona_
11-01-2008 un llanto que se lee en bellas palabras.. un sentimiento de dolor incontenible.. muy bellos... ***** saludos soledad3705
05-01-2008 toda una secuencia de ocurrencias, gajos dispersos tratando de olvidar su origen...todas mis estrellas para ti. panthera
03-01-2008 Conmovedor, creo q la mejor forma de superar es "largandoló" por el medio que te sea más eficiente y para leyentes como yo que se conmueven con este tipo de poesías, valorar más a los vivos de alrededor. Saludos y un abrazo. laffinour
02-01-2008 Ocurrencia iterada, muerte escribe sombra, una vida en memoria de cargamento... Es la vida sosteniéndose en el ser, la que no quiere morir, la que no requiere gramáticas, sino sólo de ésos a los que les ha sido encomendado el recuerdo... Bellísimo Requiem, bellísima memoria. Vacarey
02-01-2008 ....me duele tu letra, me duele tu voz....sí, como me hacés doler en esta convocatoria de memorias y huellas , de palabras que hablan, y más que hablar maldicen y con acierto condenan. No tengo estrellas para darte por este poema.....a cambio, te doy todos mis abrazos. Lucía montevideana
01-01-2008 sentido y delicado.Hermoso texto. naju
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]