TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / andea / Caos en el barrio

[C:330001]

Caos en el barrio.

-¡No te lo creo!- dijo José con voz baja pero admirado y luego agregó- ¡que juanita esta con Pedro el de la esquina!, ¡que si el peligroso lo sabe lo mata!, ¡que esto no puede estar mas bueno!, ¡que ahora es que me entero de este chisme!
- no te emociones José- dijo miguelina calmándolo- no se lo digas a nadie, lo ultimo que queremos es que el peligroso se entere.

El aire no se podía sentir mas fresco, con la fragancia de la basura amontonada en la esquina, no hay nada mejor que sentarse en el muro de la salida de la calle por donde pasan las mujeres y así poder piropearlas, con el humo de los autos en la boca pero enterados de todo lo que se mueve.

José cruzo dos calles y llega donde cristal.
-Cristal óyeme bien que esta no me la aguanto- al terminar José dice: no se lo digas a nadie.

Con esas palabras mágicas el chisme corrió cuadras, dobló calles y visitó cada vereda del barrio hasta llegar al punto más resbaladizo, no cabe duda que el peligroso sintió el susurro de uno de sus colegas y el impacto fue como una pedrada en un pie, el peligroso giró sus ojos y luego su cabeza, miró a su colega, le da una señal de acuerdo, había tanta tensión en su cuerpo pero no la demostraba estaba sereno para descargar la ira después, el peligroso se paró de frente a la calle de pedro a pensar mientras en el fondo se escucha la canción ”el pistolón”, aprieta su boca y da media vuelta y comienza su cojeada caminata.

Ya todos en el barrio saben que el peligroso esta enterado, sin dudarlo mucho las calles se comienzan a desocupar y ya todos se ubican en la calle de pedro, el ambiente se tiene que calentar así que dos de las mujeres revoltosas comienzan a pelear por alguna estupidez y esto termina en risas, otros sacan sillas para ver mejor el espectáculo y hacen palomitas de maíz. Ya que la audiencia esta preparada llega el anunciador, que llega agitado diciendo: -oigan esto se va a poner feo, el peligroso se esta preparando para matarlo.

Mientras que el fondo se escucha la canción "cuidado con el fuego" el peligroso llega a la cuadra y comienza la acción, el peligroso comienza a dar vueltas y vocifera hacia la casa de pedro, pedro sale valiente pero desarmado.

-acércate- le dice el peligroso. Y pedro se acerca con su cabeza en alto y la mirada fija en los ojos del diablo.
-¿que quieres?- pregunta pedro. El peligroso inhala un poco de aire, camina hacia atrás y cuando se vuelve le pega fuerte en la cara a pedro; la gente se altera y grita porque parece simplemente un pequeño golpe.

La gente sigue comentando- “Lo que no sabemos es que hacia tiempo que Pedro había provocado al peligroso, siempre le calentaba las orejas cuando Pedro le tiraba alguna indirecta o cuando peligroso se enteraba que Pedro le alborotaba el negocio denunciando donde estaba su ubicación”.

Bueno ya la gente tiene más información, es decir, la pelea ahora es más interesante.
El peligroso toma fuerzas y se sacude luego de que golpea a Pedro, la gente grita y se emociona muchas señoras dicen- “hay muchachos no se pongan a eso, que la violencia no soluciona nada”, mientras que algunos agregan – “Doña estése tranquila y déjelo que se desahoguen”.

Mientras en el fondo se escucha la canción “hay rumor de guerra”, doña Chucha vocifera – “Muchacho apaga ese radio que no estoy entendiendo lo que están hablando”.

El peligroso se aproxima y siente el temor de Pedro, le da un pequeño empuje para que se defienda pero Pedro que no le gustan los problemas solo le dice- “¿y eso es todo lo que tu tienes?, ¿o es que los cuernos te tienen flojo?”.

El peligroso pone cara de malo (peor de la que tiene), no le quita los ojos a Pedro, la gente sigue vociferando, están agitados, el peligroso solo ve a todos como una masa de alocados que piden masacre, todo esta alborotado ahora, cuanto ruido invade a El peligroso, también el radio sigue sonando y en estos momentos el peligroso no piensa.

Lucinda que esta viendo todo desde el balcón del segundo piso le grita agitada a su hermano – “Lelo ven que ya sacó la pistola”.

La gente se calma o mejor dicho se asusta, y cuando oyen el disparo todos corren. Corren como a quien lo persiguen, corren como el que va seguido por un toro rabioso, mientras que otros se quedan, vuelven los gritos pero son gritos de susto, Nadie rodea el cuerpo ahora, se ha quedado tirado porque nadie quiere hacerse responsable.

El radio ya se calló y la gente esta en su casa tranquila nadie se ocupa del cuerpo, ni siquiera esos colegas que le seguían a todas partes, ni las mujeres con las que el había estado, ni sus clientes, ni su familia. Ya el caos se fue y parece que no habrá más caos por un poco más de tiempo.

Texto agregado el 05-01-2008, y leído por 79 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
14-06-2012 Pareciera que no importa quién fue el muerto, habiendo drama, todos contentos con el final. Para mí que el que murió fue El peligroso. NeweN
22-03-2011 Muy bueno, me entretuvo bastante, Saludos. TURIN
06-01-2008 Es un buen relato, un anecdota de la cotidianidad de esos barrios perdidos en la miseria y la ignorancia.*****Felicitaciones. sagitarion
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]