TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / debbie / Cristobal

[C:331096]

Desde aquel día en que su madre dejo un papel sobre la mesa, con unas líneas mal escritas que dictaban un adiós sin razones, cambio la vida de Cristóbal…
Aun después de muchos años recordaba los maltratos de parte de un padre alcohólico y amargado, por compañía la soledad y la pobreza, y de amigo solo tenia un oso de peluche tuerto, viejo y descolorido por el tiempo, muchos fueron los malos momentos y las decepciones, pero nada le detuvo, al contrario de los demás niños le fascinaba estudiar y conocer el mundo aunque fuera solo por los libros de geografía que se devoraba como si fueran las aventuras mas divertidas, esos mismos libros que le decían cosas que para el eran limitadas y no tan exactas…
Según pasaban los años Cristóbal se hacia un hombre de bien, era educado, de buenos sentimientos y de un carácter decidido a lograr lo que tanto había sonado…
Solía sentarse a la orilla del mar y hacer planes para su vida futura, soñaba con un mundo diferente, de olores y sabores desconocidos, de personas nuevas, de sonidos definidos, de un mar mas azul… si… además de todo era un soñador, que solo lograba las risas burlonas de aquellos a quienes les contaba sus planes….
Un buen día supo que la reina estaría estacionada por unos meses en su pueblo para practicar una moda nueva a la cual llamaban “vacaciones”, que era algo así como estar unos días sin hacer nada que no fuera descanso y diversión…en otras palabras una moda que solo los ricos podrían alcanzar… pero como Cristóbal estaba acostumbrado a la vida dura aquello no le daba ni frío ni calor, lo que si lo tenia como loco era el pensar en ella, la reina había sido su amor platónico desde que tenia uso de razón, era tan bella tan delicada, tan mujer y sobre todo tan prohibida, si, la reina tenia su rey, y aunque este era despectivo y falto de tacto con aquella mujer tan bella, de todos modos era su dueño…
El parque estaba precioso, la primavera marcaba su paso con flores de colores y una brisa que llenaba los sentidos, en el lago los cisnes blancos nadaban con su gracia acostumbrada…Cristóbal sentado en aquel viejo banco ensimismado en tan preciosa tarde casi ni noto cuando un extrañó se le sento al lado…hasta que le hablo con una vez demasiada dulzora para ser varón… Cristóbal lo miro ahora con curiosidad y debajo de aquella gorra de felpa, de la bufanda y de aquel disfraz se escondía ella…esos ojos los reconocería en cualquier lugar, sin darse cuenta de lo que hacia y mostrando respeto le hizo un gesto diciendo…
-Su majestad!...
-Callad!... estoy tratando de pasar por desapercibida, detesto mi vida!...
Con lo mismo sus ojos se llenaron de lagrimas y el casi sin darse ni cuenta de lo que hacia se levanto y acomodándole la bufanda la tomo del brazo y la llevo hasta su casa, ya ahí dentro ella se despojo de su disfraz y su pelo negro cayo en cascadas enmarcando su hermosa cara, el no podía dejar de mirarla…ella tampoco… y en ese momento nacio una de las mas hermosas historias de amor jamás contadas… fueron muchos los encuentros junto al fuego de la chimenea, muchas las palabras preciosas, mucho el amor entre los dos…
El rey, sentado en su trono recibia la visita de Augusto el “chismoso’, que con temor le conto de la traicion de su esposa a la cual seguia desde hacia mucho tiempo…El rey furioso decidio tomar venganza de una manera secreta para no manchar su honra y juro que tenia la manera perfecta de desaparecer a aquel hombre sin que nadie se diera cuenta ya que al fin y al cabo sabia a ciencia cierta que no volveria si lo enviaba al sinfín del mundo y cito a Cristóbal al palacio para el día siguiente…
Llego la hora de la cita y al ver la cara de los reyes Cristóbal supo inmediatamente que pasaba algo, en la cara de la reina se dibujaba el dolor sus ojos aun estaban hinchados de llorar… esa tristeza le traspaso el alma a Cristóbal y aun antes que le dijeran nada supo que las noticias no serian buenas….
El rey con un gesto decidido se dirijio a el…
-Cristobal… he sabido de vuestra traicion… y después de estar la noche entera pensando en como castigaros sin armar mucho argarabio para no manchar mi honra, os pondre en un barco y jamas podreis volver a estas tierra que son las unicas en el mundo y como este es cuadrado os sugiero que dejeis caer vuestro barco al final del océano para que termineis pronto con este problema…
El rey se levanto sin mas y casi arrastrando a la reina a su lado se marcharon…
Al día siguiente Cristóbal fue puesto en un enorme barco llamado “La Pinta”…
”La Nina” y “La Santamaría” fueron encontradas en islas lejanas junto a un grupo de marineros que después de reparar sus barcos se unieron a Cristóbal en lo que seria la mayor aventura de la historia…
Cristóbal además del amor, descubrio un mundo nuevo tal y como lo había sonado.
Jamas olvido Cristóbal a la reina...
El mundo jamas olvido a Cristobal!

Texto agregado el 11-01-2008, y leído por 166 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
01-02-2010 aah, con que Cristóbal era todo un ganador! Bueno, de que el viaje en que lo mandaron fue un castigo, de eso no hay dudas; un gusto pasar por tus letras quilapan
21-03-2008 Lle go tarde. pero como siempre me cautivaste con este texto imaginativo lleno de evocaciones sensuales y de amor. En resumen, un placer de leer. Un saludo!***** josef
29-02-2008 me gustó collectivesoul
02-02-2008 Qué hermosa historia has tejido querida Debbie!!! Cristóbal agradecido de tu cuento. Un beso y todas mis estrellas bailando un Son cubano. Magda gmmagdalena
02-02-2008 Muy bueno. Ni sospechaba que se trataba de "ese" Cristobal. /// Un bonito texto de amor. logan5
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]