TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / larmdo / La historia

[C:334261]

La historia…
¿Ó como convertirse en alcancía?




Mi muy querida amiga :

Sé que de un tiempo para acá sólo he causado broncas y la verdad lo entiendo, pero bueno aprovecharé mientras hablas por teléfono para crear rápidamente una historia en la que te explique lo que me aconteció durante estos primeros días, en donde mi corazón y mi integridad han tenido una gran serie de altibajos. Comenzaré contándote mientras paladeo un trozo de chocolate (aunque se que me hace mucho daño) que el lunes pasado mientras volvía al trabajo, me detuve a mirar fijamente sus interesantes ojos negros, te prometo que nunca antes me había tomado la molestia de hacerlo ya que le consideraba un espécimen digno de laboratorio… Pero sucedió, una inesperada chispa se disparó sin darme tiempo a contener mis emociones, quise frenarlos, calmarme, pero el estrés y la apresurada vida cotidiana me aventaban a seguir adelante. Pensé pasar inadvertido, más sin embargo no fue así ya que con su sonrisa cautivadora, congeló mi déspota cara número 256, algo me invitaba a platicarle, ha saber en que pensaba. Las horas seguían su curso y por más intentos que hacia para llamar su atención, solo quedaban en eso, “intentos”. Así transcurrieron los días y a su vez las semanas, las constantes platicas concluian con el aromático éxtasis de un buen café, cada conversación que manteníamos era una verdadera invitación a desencadenar los placeres vedados, a no mantener el control impuesto por las reglas. Una tarde (la recuerdo bien, pues el frío viento recorría el paraje inhóspito y helaba mi cara, mientras escuchaba las conversaciones atenuantes de mis amigas) inesperadamente decidimos salir a caminar, pues el arduo trabajo era agobiante, todo iba bien, hasta que cuando nos acercamos al interminable pasillo que conduce a la salida, hizo su aparición triunfal, con su rostro sereno, amable y su sonrisa encantadora… Tan solo cruzamos unas palabras y mi corazón comenzó a bombear el vital líquido a mil por hora. Total, que tanto era el invitarle a asistir con nosotros a compartir la caminata por Reforma. Y sin más ni más “aceptó”, así que todos juntos comenzamos el paseo entre risas y anécdotas innumerables. Durante casi dos horas caminamos y platicamos, en verdad que interpreté cada palabra como una verdadera invitación a entrar a su vida… Así que cuando entraron a un autoservicio para ir al baño, yo aproveché para sacar una hoja y comenzar a leer un poema que le había escrito días atrás:

Hoy sin conocerte…
Permito que alteres de un modo ilógico mis sentidos.

Hoy todo es tan mágico,
quizá me guste sufrir,
pues tu indiferencia es enorme…

Ya no me concentro,
Miles de conceptos y teorías pasan volando por mi cerebro.

¡Duele!, Pero el dolor me fortalece
ante tu trémula presencia…



Hoy ya no duermo,
¿para qué dormir?,
Si el solo mirar tu faz me invita a seguir despierto…

Reviso una a una las páginas de mi diario
para cotejar si ya he sentido este sentimiento que me asfixia…

El sueño continua con tu mirar,
con tu pasar, alientas mi vida,
soportas el tiempo

Más sinembargo hoy sin conocerte,
Permito me involucres en tu juego.

Terminando de leer, vi. de reojo que se acercaban a mí, así que guardé mi hoja y aunque insistió en que le dijera que es lo que estaba leyendo, solo sonreí, pues era un secreto a voces lo que yo sentía. Llegó el momento de la tan temida despedida. Aceptándola, fui capaz de pronunciar un hasta pronto estrechando su suave mano. Sabía que pronto nos volveríamos a ver, pues esto había resultado un éxito… Al dirigirme a casa pensé en como sería nuestro amor, en como lo conservaría, en como mis amigas envidiarían las actividades que haríamos. ¡En verdad que era muy, muy feliz!


Te pienso, te siento, te recuerdo,
espero gustoso tu veredicto que aun no sé si me sea favorable,
levanto pancartas para aceptar tu propuesta…
¿Seré acaso yo? Me pregunto con emoción…

Quiero soñar que hoy muy temprano,
llamarás buscándome,
me saludarás, dirás graciosamente mi nombre y en pocos segundos…
Concertaremos una cita.
¡Seré feliz!

Entonaré victoria, aunque mi garganta perezca de dolor.
Daré gracias por que por fin tomaré tu mano sin temor al rechazo.
Y seremos dos…

No la suma de uno más uno,
si no el total de la ecuación del universo.

Miraré tus ojos negros, disfrutaré tu risa,
veré de cerca tus bromas…
Pues ya estaremos juntos.

La conjugación verbal será completa,
tu llegaste, gustar, comenzar,
la lección está aprendida y juntos tú y yo sanaremos nuestras heridas.


Todo iba bien demasiado silencio, pero bien… Hasta que de pronto y sin preguntar, tú mi amiga, me tuviste que dar la noticia fatal de la semana mientras trabajaba en la PC. Al principio me resistía a creer, después dudé y al final no soporté y salí huyendo hasta el parque que está cerca de la casa. “la noticia”. Olvida todo plan pues ha muerto, era tan perfecta la situación que no me di cuenta que aun en las historias de amor existen tragedias... ¡Lloré! Me puse a dar vueltas sin sentido. Yo no quería creer, pero se cumplió la profecía de Madame Rabat “Cambiaras el sentido de tu vida por que tu destino no se encuentra con quien tu quieres”



Aun me cuestiono por que se tuvo que morir, guardaré luto por algunos días...Después pensaré en la gran estupidez que cometí, pues pensé que todo era perfecto e idealicé a una persona que también tenía defectos y que al parecer no merecía ser… ¿Por qué esta última frase? Solo habrá conocimiento de ello en mi siguiente carta.

¿Sabes amiga? Me duele… Por que por más quesuelo no dejaré de ser aquella personita venida de la vecindad y apodada Pancha la Charra.


Afectuosamente,
Francisca



PD:
Tonto corazón que miras al suelo cuando debes de mirar hacia las nubes,
Que no comprendes que sufro al ser solo pasto y no poder echar raíces…

Texto agregado el 29-01-2008, y leído por 249 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
28-08-2009 hola profesor, antes que nada mis respetos, pocas personas tienen el don de escribir cosas que dejan huella de cierta forma, debido a esto me permito citar unas palabras de Johann Wolfgang Goet que decian: "Cuando se lee no se aprende algo; se convierte uno en algo". Y sus textos, personalmente no nos convierte en un lector mas, nos atrapa y nos convierte en parte de. De verdad es un deleite leerlo. Recuerde "¡Seguro que hay sol, mañana ...!!!!!!" capichiadrian
28-08-2009 hola profesor, soy alejandra del 106. me gusto mucho, mas cuando menciono los poemas, me identifico ya que yo escribo poemas. morssanguini
19-11-2008 es precioso describir lo que sentimos lo que soñamos y usted tiene ese privilegio felicidades siga escribiendo atte griselda del 1108 gris_capri
29-01-2008 Dicen por ahi: el amor no es el sentimiento mas fuerte... sólo el mas necesario. Muy buena, felicidades cofrade ***** Demyang
29-01-2008 excelente el sentimiento sembrado en este escrito, mis felicidades, seguí escribiendo*5 Desouls
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]