TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / requiem_por_una_vida / El camino de mi vida

[C:33609]

La clave no esta en cambiar de camino, es verlo con diferentes ojos.

Sin empezáramos a caminar por un bosque, como nos daríamos cuenta por cual camino ya hemos pasado y evitar dar vueltas en el mismo punto? Creo que tu estarás de acuerdo conmigo que porque veríamos nuestras huellas, esa firma, ese testimonio, que vamos dejando a medida que vamos caminando y así como, dependiendo del camino que elijamos tomar, serán de diversas nuestras huellas, así sucede en la vida.

Permíteme explicarme, algunas personas la recorren por caminos de la mas blanca y suave arena, si suave como la seda al contacto con sus desnudos e intrépidos pies y de verdad que resulta un camino fácil y placentero, no hay afán y el caminante tiene el mundo a sus“pies” y el tiempo a su favor, pero en esta clase de caminos las huellas de su caminar difícilmente permanecen, se las lleva el viento, y es difícil saber quien, como y cuando paso por ahí.

Hay otra clase de camino en el que el caminante se encuentra con toda clase de obstáculos, piedras calientes y puntudas, pendientes y espinas, entre otros, los cuales lastiman sus cansados pies y aunque al principio podía tener toda la determinación y un fin claro, a medida que pasan las horas, a cada paso, se va perdiendo esa claridad, el fin se ve cada ves mas lejos y sus huellas se superponen y hasta pasan desapercibidas pues lo único que importa es llegar rápido, no importa como, ni por donde, pero rápido.

Por ultimo, encontramos al caminante “promedio” y lo llamo así pues lo encontramos atravesando el camino “promedio”, un camino como de barro con una que otra piedra que cuando esta húmedo refresca sus pies y cuando esta seco y caliente los lastima pero que es generoso con el caminante y le ofrece ambos estados, en este camino las huellas si permanecen pues aunque después de pasar por lo húmedo y al llegar al calor el caminante siente que no puede mas, con ese calor las huellas húmedas que se acabaron de dejar, se solidifican quedando como una especie de fósiles, imposibles de borrar.

Aquí también es importante distinguir que nosotros hacemos nuestra clase de camino, es decir, sea como sea el camino, corto o largo, difícil o fácil, mientras estemos en el tenemos la oportunidad de apreciar varias cosas y aprender de ellas, esa también es una capacidad que se desarrolla, después de todo solo “el ignorante se aburre en los caminos”

Ya que te he hablado un poco de la clase de caminos y por consiguiente de la clase de huellas, te podrás haber dado cuenta que lo que mas me interesa al caminar es la huella que me dispongo a dejar. En mi propio recorrido por la vida he tomado mas de un camino, dependiendo creo que de la edad, mi estado de animo (“Todo depende del animo” ) y mi fin en determinado momento. Que en este momento me pregunto por que habré tomado ese o ese otro camino, si, pero después de todo, “Recorren una parte del camino no significa haberse equivocado de camino” , o si?

Bueno te voy a empezar a contar “mi propio camino”. Todo, se podría decir, empezó el 7 de Junio de
1986 en Colombia en una de sus más lindas ciudades, Medellín, para ser más exactos, en la habitación 305 de la Clínica del Rosario a las 11:30 de la mañana un día sábado. Creo que ya desde antes de nacer se sabia que iba a ser una acelerada pues con tan solo siete meses de gestación y pesando apenas 1800g, en los brazos de mi mama, Clemencia, me deje ver por primera vez al mundo y como cosa rara nací chupando dedo (se que eso aun no lo entiendes). Mi mama dice que al principio pensó que era ciega pues no abría mis ojos y no hacia mas que pasar mis pequeñas y delicadas manos por su cara, como tratando de reconocerla, pero no, no falto mucho para que esas grandes... ummm, como decirlo, pepas!, que tengo por ojos, se abrieran en su gran misión de reconocer en el mundo todo esos sonidos que escuchaba ya desde hacia un tiempo desde la “barriguita”, en realidad útero, de mi mama.

Creo que mi infancia fue más o menos normal, con esto quiero decir que hice, cosas mas cosas menos, lo que todo niño chiquito hace. Mi primera palabra, algo importante para mi, pues no se, me parece como que digno de recordar el primer pensamiento que uno llego uno a expresar. Le doy tanta importancia a esto pues si decimos que somos diferentes a los otros animales pues hablamos, lo cual nos lleva a nuestra principal capacidad, la racionalidad, entonces creo que desde que nacemos y empezamos a ver el mundo, miles de inquietudes vienen a nuestra pequeña cabecita y el no poder comunicarlas debe ser medio o mas bien frustrante y medio pero, en fin, llega ese día, ese segundo, ese instante en que por fin nos sale el, “ma...ma”, el “peeeerro” o en mi caso, el “aaa-gugu-a”, palabra interesante para ser la primera, me hace preguntarme, que diablos estaría pensando?

Y así entre palabra y palabra fui descubriendo que me gustaba ¡mucho! hablar, pero creo que eso tu ya lo has notado, es mas creo que el problema era y sigue siendo como callarme, eso y evitar que me diera por llorar porque fácilmente me podía quedar 2 horas llorando a pulmón así nadie estuviera al lado para ponerme cuidado. Y esto de la llorada es porque siempre he sido muy malgeniada, nunca me ha gustado que me griten ni que me lleven la contraria si tengo la razón, la cual siempre creo tener.

Bueno pero sigamos con esa hermosa época de juguetes, chocolates, y en la cual uno se cree el dueño del mundo y hace lo que quiera, cuando quiera y sin importarle lo que los otros puedan decir de uno, porque después de todo “El hombre es lo que se cree” , o si no es como con las religiones, nosotros crecemos y formamos nuestro propio criterio acerca de muchas cosas entre ellas, nuestra religión, y resalto ese nuestra pues por ahí dicen que al nombrar las cosas las poseemos, pero bueno como venia diciendo, llegamos a tener tanta fe en algo, a creer tanto en algo que ese algo termina siendo nuestra propia realidad y no hay nadie que fácilmente pueda llegar a cambiar esa creencia.

En fin en esta época de mi guardería ocurrió el primero de muchos hechos insólitos en mi vida. El hecho se resume en que un niño me empezó a molestar, y como ya lo habrás notado no me gusta que me molesten, y siguió molestando y me empezó a perseguir por la guardería para pegarme, yo me monte al pupitre de la profesora pero el también entonces me empujo y me lastime muy duro así que, sin pensarlo dos veces, me lance encima de el y lo mordí en la cabeza tan duro que mi diente quedo enterrado allí donde lo mordí, gracias a esto pase casi 5 años mueca, pues hasta que me creció el nuevo diente. Ves, cosas así suelen suceder en mi vida, en gran parte porque suelo ser muy impulsiva, pero creo que “Todo resta en los actos; no se debe hablar” , ni tampoco pensarlo mucho pues la mayoría de las veces cuando algo se piensa demasiado terminamos no haciéndolo y luego arrepintiéndonos, y yo prefiero arrepentirme de haber hecho algo que de nunca haberlo intentado.

Bueno luego vino otra época importante en mi vida, importante no necesariamente implica buena, el colegio, aquí conocí muchas personas y es mas aun sigo conociéndolas, pero las personas cambiamos mucho, estamos adaptados para desempeñarnos de cierta manera dependiendo del sitio, las personas o el papel que estemos actuando en ese momento porque siempre he creído que nadie puede decir como muchos, “yo soy alguien transparente”, ninguno lo es, es que solamente ponte a pensar que tienes algo nuevo para contar, algo que te paso, tu puedes llegar donde un grupo de “amigos” que sabes que aprobaran toda la historia entonces les contaras todo, pero después puedes llegar donde otro grupo de “amigos” que sabes no la aprobaran del todo entonces elegirás que contarles, o mas fácil aun puedes estar en una fiesta y dependiendo de con quienes estés te comportaras de una forma determinada, porque eso somos, personas buscando constantemente la aprobación de los demás, y a mi que no me venga nadie a decirme, “es que a mi no me importa lo que diga la gente de mi”, porque a todos nos importa, que hay gente que se obsesiona con eso, como un ejemplo yo te lo acepto pero que haya otros a los que no les importe para nada, no lo creo, parte de convivir, de que el hombre este hecho para hacer cultura llevo consigo eso, la necesidad de aprobación, o que prefiere oír uno, lo bueno que dijeron de uno o lo malo? El hombre no puede vivir sin la aprobación, de la manera que cada quien la viva, y cuando el hombre es incapaz de prescindir de algo, se vuelve esclavo de esto .

Aunque tu ya lo sabes, estudio en el colegio Marymount desde siempre. Creo que cuando estaba chiquita pasaba hasta rico en el colegio pero a medida que fui creciendo y empecé años como tercero, cuarto en adelante las cosas cambiaron y empecé poco a recorren el duro camino de la soledad y sabes que es lo peor de todo, no fue ni es aun por elección propia. No se si ha sido porque soy muy directa y franca o simplemente porque no tengo una personalidad de esas que atraen a la gente pero en estos momentos yo no te podría decir que tengo amigas, que me siento querida y apreciada en mi colegio, que me despierto contenta de ir, la verdad muchas veces me quise pasar a otro colegio pero no lo hice pues odio los cambios, esa es otra cosa que me caracteriza y pues la vida se constituye de múltiples cambios de ahí que “Lo único nuestro es el instante” después de este no sabemos que giro nos sorprenda y ha donde nos veamos obligados a seguir, eso si sin mirar atrás porque si ese instante que acabo de pasar como lo dice la palabra ya paso para que preocuparnos por lo que no se puede cambiar, eso es sufrir por gusto y tampoco!

Hablando de esos cambios, uno de los cuales me ha proporcionado un dolor de esos que hacen difícil hasta respirar fue la separación de mi papá. El hace ya mucho tiempo trabajaba en Coltejer S.A. y hubo un recorte de empleados, creo, y mi papa salió pero inmediatamente consiguió trabajo en Azúcar y Azuquitar en Bogota, ahí precisamente ahí fue uno de esos giros de los que te hablaba, yo no lo esperaba y mucho menos lo deseaba pero la vida si y mi papa se fue, yo solo tenia 9 años y no comprendía que se estaba yendo del todo si no que pensaba que era un viaje y que en unos días volvía, pero no volvió, pasaron semanas e incluso meses y ahí comprendí que mi vida había cambiado, que había girado 180º y que aunque no me gustara, me tenia que acostumbrar a mi nueva vida. En esa época no era tan horrible pues el podía venir mucho, pero como dos años después le ofrecieron un puesto en Ecuador, un puesto mejor, y lo acepto y ahí no fueron 180º fueron 360º, porque pase de verlo cada mes, si no era menos, a verlo cada 6 meses, de repente Junio y Diciembre se volvieron los meses mas importantes para mi y no solo porque eran las vacaciones, si no porque veía a mi papa, en Junio mi hermano y yo vamos y en Diciembre el viene, pero sabes no es suficiente, no me basta verlo solo 6 semanas al año, y sabes por que? Porque yo vivo, respiro, camino en fin yo soy por el, es la persona mas importante en mi vida y como de costumbre en mi corto recorrido por este mundo, me fue quitado, no sabría decir si fue el destino o simplemente la mala suerte, solo se que paso y que cada día que pasa es un día menos que paso con el, tiene 57 años y siento que se me esta acabando el tiempo y es que “Vivir es luchar contra el tiempo” y la verdad “Que horrible es durante algunos días vivir” .

Pero bueno no todo ha sido malo, en el colegio por ejemplo he tenido la grandiosa oportunidad de educarme, y de verdad que esto es importante, una persona culta, educada sabe manejar el mundo y no dejarse manejar, sabe estar de un lado y no dejarse echar a un lado, entiende que es mejor proponer que imponer, que una persona culta genera los cambios envés de dejarse afectar por ellos y entiende la lección, en mi concepto, mas importante que nos deja el recorrido por este gran camino que es la vida y es que vivir es, en realidad, lo mas peligroso que tiene la vida, que no hay que preocuparse tanto por lo que el otro hace o deja de hacer, si no por lo que yo estoy haciendo en este momento, por la huella que estoy dejando, esto me hace recordar las palabras que siempre me decía mi mama, ella me decía, “las palabras que no se dicen no se tienen que recoger” y creo que esto también se aplica a nuestro actuar, nosotros seremos juzgados por nuestro actuar, y valorados por nuestro hablar, veras, lo que decimos y mas importante aun, como lo decimos, habla de cuan cultos somos y nuestro actuar habla de cuan inteligentes somos, pues inteligente no es el que sabe mucho, si no el que llega al grado en que sabe reconocer el momento justo para poner en practica lo que sabe y entiende que todo lo que se puede hacer no necesariamente se debe hacer. Permíteme antes de continuar aclarar por que me refiero a la vida como un camino, pues sencillamente porque “El camino es casi toda la vida del hombre; cuando esta en el sabe de donde viene y para donde va” .

Te acuerdas que antes te dije que me suelen pasar cosas insólitas? Pues una de esas cosas es que soy sonámbula, pero si se que estarás pensando, “que tiene de insólito ser sonámbulo si mucha gente lo es?” lo insólito esta en que soy capaz de abrir los ojos mientras estoy en este estado y pues que siempre hago cosas fuera de lo común, por ejemplo, cuando estaba chiquita yo practicaba atletismo y solía entrenar dormida, si aunque no lo creas. Te preguntaras por que te hablo de esto, pues porque siempre he dicho que uno de los momentos mas relajantes e intrigantes en nuestro día a día, o mas bien debería decir noche a noche, es cuando dormimos, siempre me ha intrigado el hecho de soñar cosas que después suceden, o el darse cuenta en un sueño que uno esta soñando, pues a mi me a pasado, y mas aun que en los sueños es como si nuestra mente nos develara parte de su gran “poder” por decirlo de alguna manera, y además los sueños nos permiten dejar el sufrimiento aun lado por algunas horas, es como decía Voltaire, “La vida no es terrible, porque pasamos la mitad de ella dormidos” .
Bueno pero por donde seguir, ya te hable de mi pasado y aunque mi presente no es el momento preferido de mi vida creo lo podemos hacer. Si miramos mi presente te podría decir que estoy en décimo y que académicamente me va bien, es extraño contarte esto cuando tu bien lo sabes, pero bueno en cuanto a la soledad este ha sido uno de los años mas duros en ese sentido, uno de esos momentos en que la vida te da justo en la cara, en la que de repente pareciera que necesitas aprender muchas lecciones, pues por eso que dicen que cada que a uno le pasa algo malo es porque tenia algo que aprender y que lo esta preparando para algo, pues creo yo que algo muy grande es lo que me espera porque ¡que preparación!. En fin, todavía no tengo así como que se diga alguien de verdad merecedor de la palabra amigo, mi papa aun no esta conmigo y mi mama esta muy enferma, de ella no te había hablado cierto? Bueno, mi mama se llama Clemencia y es abogada, mujer fuerte y emprendedora, bueno al menos hasta que la vida le dio uno de esos giros de los que te he hablado, no te explico las enfermedades, porque no es solo una, porque yo no entiendo muy bien de lo que se tratan, no es fácil escuchar detalles técnicos cuando te hablan de la muerte de alguien, la muerte... amarga muerte, esta es otra a la que nunca he querido pues al fin y al cabo es el cambio mas grande o no? Siempre le he temido pero igualmente siempre me ha intrigado, no logro entender que grado de existencia se puede presentar cuando no existimos, y se que suena raro lo que digo. Otro factor importante aquí, es que no creo en el “alma humana” lo cual me complica un poco las cosas. En este momento de mi vida me enfrento principalmente por dos formas a esto que tanto temo, por un lado mi mama, y por el otro mi abuelita, Nora, ella esta vieja, no sabría decirte exactamente cuantos años tiene pues se las ha ingeniado para que nunca sepamos cuantos pero uno mas, uno menos el tiempo que ha pasado se ve, sus ojos se ven cansados, es que ya tiene esa mirada que te habla de guerras, hambre, sufrimiento, nacimientos y finalmente ves esa mirada de “ya termine lo que tenia que hacer, ya deje mi huella” y de verdad que en mi dejo una gran huella, no ha sido solo mi abuelita, ha sido mi segunda mama, mi doble, pues soy muy parecida a ella, una partecita de mi, si una partecita que me va a hacer mucha falta y que le ruego a mi memoria nunca olvidar y es que a veces me pregunto si yo viviría igual sin ella, si seré capaz de afrontar el hecho que nadie es eterno y que perderé muchas personas. Bueno te cuento un poco mas de mi mama, ella es responsable, en gran parte, de lo que hoy soy, si ella siempre ha sido mi apoyo y me ayudo a formar el carácter que hoy en día me ha dejado muy sola, no te lo voy a negar pero que después de todo hace que yo sueñe, que yo luche, que quiera construir mi propio camino del mismo material del que se tejen los sueños .

Ah se me iba escapando alguien también muy importante en mi vida, mi hermano Miguel claro que dentro de muy poco, Dr. Miguel Meza, si esta estudiando medicina y tengo el presentimiento que va a ser un gran doctor un poco frío, pero bueno. El ha sido muchas veces una inspiración para mi y otras tantas, mi conciencia, si aunque no lo creas varias veces en mis sueños cuando estoy haciendo algo mal aparece el diciéndome que no lo haga y además siempre ha sido muy importante para mi su opinión, con el he vivido muchas cosas como todo unas buenas otras no, pero siempre muy charras. Y sabes cual es la lección mas grande que me ha enseñado? Pues que todos siempre tienen algo que contar, que los escuche y que en la vida todo se resume a “Alegrarnos y alegrar a quienes nos rodean” .

Pero a quien le debo mi mayor aprendizaje es a mis papas que siempre me han hecho comprender que “Para la grandeza se necesita una gran escuela de sufrimiento” y que debo luchar por cada sueño que tenga por pequeño que se vea, pues nunca se sabe cual de esos sueños que deje pasar lo habrían completado todo, porque es que eso es lo que todos buscamos, ese algo o alguien que lo complete todo, algunos lo encuentran en el dinero, otros en ellos mismos, yo por ejemplo lo busco en las personas, el lo que logre despertar en ellas, en esa amistad que he buscado toda mi vida y aunque muchos me dicen que las verdaderas amistades no existen me niego a creerlo, no logro comprender que si se puede llegar a odiar tanto de igual manera no se pueda llegar a querer de verdad, después de todo, siempre debe haber un equilibrio. También me enseñaron a “Jamás desear lo que no merezca la pena” pues eso suele pasarme, no se si porque tengo una baja autoestima, pero suelo querer lo que me hace daño, y los que me desprecian, si suelo desperdiciar mi tiempo en ellos, por mucho tiempo y creo que aun lo hago aplique el contrario al “es mejor estar solo que mal acompañado” , yo odio estar sola, me siento innecesaria, incompleta, inútil y ese sentimiento no lo acepto, repito el hombre es un ser social y por consiguiente que realización puede haber si uno esta solo? De que sirven las manos sino es para “tender una mano amiga” o de que sirven las palabras sino son para ser escuchadas, o de que serviría este escrito sino supiera que tu lo vas a leer? De nada, es como esto, como sabrías que un árbol se callo en un bosque si no ves ni escuchas nada? No lo podrías saber, verdad? El árbol habría pasado desapercibido y yo no quiero ser ese árbol.

Pero bueno creo que ya hemos llegado al final de este, mi camino, camino que por cierto aun no acabo y en el que espero estar dejando grandes huellas, camino que no ha sido fácil pero, aunque me cuesta tener fe, espero me tenga guardado algo bueno y por que no alguien bueno. En este camino tengo que agradecerles a muchas personas que han sido como que una gran brújula que me indicado por donde seguir, y aunque no puedo saber cuando tendré otro giro o cuando terminara solo espero que cuando suceda, cuando llegue el fin no quiero nada grande pues estarás de acuerdo en que el único momento en la vida en que la riqueza es una tontería es en un entierro , así que solo espero lograr ser recordada, lograr cumplir con las expectativas, no decepcionar a nadie, cumplir como hija, como hermana, pero principalmente como persona cumplirle a ese algo o alguien que me dio esta gran oportunidad sin temerle al cambio pues después de todo, cada paso que doy es el comienzo del que me dispongo a dar, y cada final es un nuevo comienzo.

“Plaudite amici, comedia finita est”

“Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.”

“Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.”





Texto agregado el 07-04-2004, y leído por 2385 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
25-05-2004 gracias por colocar a Miguel Hernandez al final, aunque lo hubiera puesto al principio abadon
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]