TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / etal1ydemas / globalización

[C:33768]

Eran las diez de la noche, la hora preestablecida, de ante mano, para cerrar aquella tienda de abarrotes de nombre “Malena”- debido a la admiración que el dueño le tenía a la actriz y modelo Mónica Belucci y una de sus tantas películas.- y el dueño ya estaba en disposición de hacerlo. Fue cuando tomó la cortina metálica y con toda su fuerza la desplazó hacia abajo y tomó las debidas precauciones para que nadie se pudiese introducir a causar sus desastres . Luego de esto se dirigió a su casa, no sin antes apagar por completo las luces de tan deslumbrante lugar. Justamente cuando era apagado el último de los focos, dos decena de paladines armados, dispuestos al asedio y a defender su código de honor- si es que lo tienen.
Como siempre, estos aventureros estaban comandados por un líder audaz, valiente, inteligente, que sabía donde encontrar el verdadero tesoro, nada de Sabritas, cosas nutritivas de interés para la sociedad que demandaba cada vez nuevos y mejores productos.
- ¡cabo!- gritó- lleve los dos catador rumbo a los refrigeradores de lácteos, y mándeme a tres de sus hombres a cubrir las posibles entradas, coloque otros tantos en los extremos más altos que encuentre y que hagan guardia.
El cabo le obedeció en seguida, mandando algunos “hombres” a cubrir en las puntas más altas de los anaqueles. Al mismo tiempo en que unos vigilaban, que el líder buscaba lo que el más preciado de los tesoros, y los catadores daban su visto bueno a los productos Bimbo, Tía Rosa, despreciaban el pan casero y miraban con lujuria la leche de chocolate y los yogurt de la Alpura, o se molestaban en probar las natillas y flanes de Danone. La decena restante fungía con su labor de llevarse las cosas fuera del lugar, donde ya las esperaban varios peones, lacayos o subordinados, para llevárselas al escondite, al lugar donde familias completas las esperaban con tanta ansiedad. El lider seguía buscando, dando la orden de llevar Coca Cola, las sopas Maruchan y sobre todo los productos Fut. Sin embargo aún seguía buscando, insatisfecho.
-¡lo encontramos mi comandante!-gritó alegre el cabo- ¡queso “Michoacán”
-no seas idiota, a nosotros de qué nos sirven esos productos.
-es lo que casi siempre venimos a buscar.- le contestó.
-no seas naco, ese queso déjaselo a los ratones de porra. A ver, llama de inmediato al intérprete. Dile que lo necesito con urgencia.

Después de una larga charla con el intérprete, el líder dio la orden de retirada.
A la mañana siguiente, a las seis para ser precisos, cuando Atila se disponía a abrir su negocio, encontró en la vitrina principal una nota con muy mala ortografía que decía:

Cué le paza ¡ toaBía de cue buenimoz a azer nuestro choping en su market, nozale con zuz nacadas de cue no tiene lo cue nuezezitamos. Wuey, zibílizate Men. En yugar de tiener cueso de caalid ad, tuienes cue le Michoacán y yi ezaz cuozaz. Muira cuiando tiengaz de verdadera cualidad, nos manidas un E- maile. O dy a godido, un fón.

Atee :
Los ratonezz .

Texto agregado el 09-04-2004, y leído por 2151 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]