TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / juanpi / La ventana

[C:338614]

Frente a la Ventana


--¡Claro que me acuerdo de lo que sucedió esa noche! Con detalles borrosos pero me acuerdo.
No olvido que la lluvia era como de aquellas y los focos a la entrada amainaban mi visión esa noche entupida a la que se refiere. Como olvidar. Se fue se murió y no pude hacer nada. Tras mi ventana lo vi luchar, pelear con lo que tenia. Pero fue más fuerte el temporal…
Ni un músculo moví esa noche, me quede plantado, mudo, sin respiración, con tres sentidos apenas…

Pensar en la muerte significa concentración. Silenciarte, sustraerte, cosa que no lo entienden todos, detective. Y vas perdiendo sintonía, te enfomesques o enfomas, los amigos te abandonan y en la soledad mas absoluta tu cuerpo y alma quedan guardados.
El departamento pasa a ser el cuartel general. Y como de costumbre en medio de la refriega, pasadas las seis, se inicia el toque de queda en mi cabeza. Inmóvil frente a la misma ventana me amanezco. Todos los días. Sueño con la ventana.
__Dígame don Enrique ¿De que manera ocurrió el echo? Los detalles me interesan de sobre manera. El curso de la investigación esta llevado por la forma en que ocurrieron los acontecimientos. Lo demás que usted me comenta esta en el informe final de la policía.
__Mi vieja costumbre de mirar por la ventana me puso a prueba detective, tarde o temprano tenia que suceder.
Bueno: Los chicos que se divierten en la calle (no hay otro lugar, las casas son muy pequeñas) después de cierta hora, cuando la noche domina, se transforman y comienza la guerra por defender el territorio, ya sea de la U o el Colo, territorio mal que mal divido por colores y correrías silenciosas. Se le acaban los juegos.

__ Te fumai un porro. _Pa estar mas alertas. Y asi pasai mas piola.
Y después te fumai otro, después a la pasá te mandai un pipaso, uno güeno. Comensai a jotear a las locas que van pasando y no falta que las locas anden con los cabros de la Pablo sexto. Y los locos vienen a cobrar de altiro.
__Obligado a pararnos. ¡Y no vamos a andar patos! Si los locos andan con los medios fierros.

__Desde el segundo piso tengo visión panorámica. En invierno me gusta poner la estufa. Sentarme a su lado y escuchar “¡La tarde fenomenal…! En radio Chilena.” Con Juanito Larri Vera. Y estar viendo de reojo por la ventana, cuando veo al muchacho corriendo apenas, golpeado ya pienso. De atrás lo persigue el piño. Y la luz del tunazo que ilumina la cara del muchacho, la cara de terror no se me olvidara jamás detective. En esa milésima de segundo pude ver su rostro derrotado y las risas estúpidas de sus captores. Después el charco de sangre envolviendo el cuerpo entumido y la lluvia caer sobre el niño. Y mis pies quietos, mi cuerpo atado a cierta fuerza invisible que esa noche fue incapaz de prestar ayuda. Fui un cobarde detective, un verdadero cobarde, un maldito espectador.




Al rato los vecinos comienzan a salir, se preocupan del muchacho. Miran hacia todos lados, yo me escondo. Que no se enteren de mi cobardía que no se enteren de nada, detective.
__Usted no sale mucho.
__Mas bien hogareño. Por las mañanas voy al mercado y durante el día me entretengo dentro del hogar.
__ ¿Y que hace?
__Escribo. Me gusta escribir, lo hago de muy joven, pero por estudios y después el trabajo nunca le di tanto tiempo como ahora, no sabe usted como van saliendo las palabras, y me rio o entristezco con las mismas que escribo yo. Es como una droga.
¡Perdón!
__No se preocupe, ese tipo de droga es licita. Lo que a mi me preocupa son las estadísticas. Sabrá usted que aparte de ser detective me licencie. Soy profesor de matemáticas y he aprendido con el correr de los años que las estadísticas y las probabilidades van casi de la mano. Viven en un mundo paralelo divididos por una delgada corteza. La verdad.
Ahora amigo, según las estadísticas que mantiene la policía, justo en ese lugar de la calle. En el mismo en que ocurrió el homicidio del muchacho, se han sucedido otros seis… Siete asesinatos en el mismo lugar, todos frente a su ventana. O sea, con una población de casi cuatrocientos mil habitantes mas del uno por ciento frente a su ventana… sorprendente.
__Tal vez hayan ocurrido muchos mas, y quien sabe. La maldad que crece en estos adolecentes es tremenda. Pero si yo vivo aquí, soy yo quien escucha los balazos por toda la población. Todas la benditas noches muere o sale herida gente. Y la cosa no cambia. Todas las benditas noches detective.
__ ¿Y ese hoyo en la ventana?
__No le estoy diciendo como están las cosas. El perdigón perdido de una hechiza.
__Mmmnn. Bien grande el agujero que dejó el perdigón perdido de una hechiza.
__¿Me tiene que decir algo detective? Hace rato percibo un dejo amargo en nuestra conversación, no vale la pena seguir esta charla inútil, mejor concentrarnos en el fondo del asunto.
__Como le dije antes son solo probabilidades y estadísticas. Y no sea tan sensible amigo. Las matemáticas son exactas.
Ahora bien. Según el informe usted ha visto todos los homicidios desde el mismo lugar en donde esta ahora, sentado junto a la ventana.
__Ya se lo explique una vez. Ver la muerte te entristece y te excluye del mundo. Yo prefiero sentarme aquí y ser espectador de la vida que transcurre así. Darme cuenta de las injusticias del sistema.
Mire si yo vivo dentro de una comunidad, naci en ella y mis ídolos o referentes son narcos, lo mas probable que yo también lo sea. O delincuente o drogadicto, prostituto. Si mi padre es obrero y mi madre empleada no se avizora un futuro mejor, si igual se vive y se sale adelante. La pega es la pega.
Ahora usted me dirá detective, siendo parte de esta autoridad que vela por nosotros sabrá de algún organismo preocupado en darles alguna oportunidad al joven, al niño que recién completa la básica, al cabro hijo del enfermero, a los mismos que mataron o los mismos que perseguían, no hay nada detective. Lo que queda es la calle. Y tal vez a la vuelta haya otros siete cuerpos. La gente se muere, aquí se mata.



__ ¿Sabe disparar?
__ Aprendí.
__ ¿Dónde?
__ De muy pequeño mi padre me llevaba al club de casa Rio Bueno, en la Decima. Después fui socio y competidor por más de dieciocho años. Viví para la caza. Hasta radicarme definitivamente en Santiago.
__ ¿Tiene arma?
__ Dos. Inscritas.
__ ¿Qué tipo de arma tiene mi amigo.
__ Un rifle Taurus. Y una escopeta Punzer dos cañones.
__Buenas armas. No hay cosa que mas aprecio que la fabricación de un delicado objeto. Las colecciono. Ahora bien amigo ¿Me las podría mostrar?

_-Que bellas ¿No cree usted? Y las tiene bien cuidadas. Pero mire, mire el Taurus, se fijo en el cañón. ¿Y esas marcas?
__No se, tal vez se golpeo por ahí.
__Me dijo que ya no caza. Como es eso. ¿En donde pudo rasmillarla?
__Yo nunca le dije que ya no cazo. Le comente como aprendí a cazar. En que circunstancias de mi vida. Pero yo cazo.
__¿Y que caza.
__Animales.
__De que tipo
__No hay tipo establecido. Es una competencia. La presa se arranca el cazador persigue.
__Huele a pólvora, y es reciente.
__Cacé el domingo.
__El día del último asesinato. Que no estaba en casa.
__Se caza de noche, mejor dicho la madrugada del domingo, sábado tarde.
Llegue el domingo como a las once y dormí toda la tarde, los acontecimientos que relate transcurrieron alrededor de las doce de la noche. Ya lunes.
__Siento que se defiende en demasía amigo Enrique. Por lógica de primer año, usted oculta algo. Usted es inteligente y sabrá hasta cuando seguir. Por mientras le diré dos cosas. Que prefiere, analizar los rasguños del cañón con las puntas de los vidrios del hoyo del perdigón perdido. O comparar las balas en los cuerpos de los niños con las suyas en el rifle.

__¿Sabe detective? Cometió un puro error en todo el procedimiento. Aunque debo admitir que la charla estuvo entretenida. No me preguntó que hice cuando llegue a Santiago. Nos hubiéramos ahorrado un buen trecho.
__¿Y que hizo amigo Enrique cuando llego a Santiago?
__El patrón de mi padre. Me contrato como rondín en una de sus fábricas. Era el tiempo de la dictadura más ruda y yo me paseaba por el interior de la fábrica con mi rifle colgando del cuello, sintiéndome nuevamente cazador. Apuntando muchas veces contra arbustos o arboles con figuras humanas, sintiendo deseos incontrolable de tirar el gatillo. Me pasee diez años, ya sin dictadura y no poder tirar del gatillo. Al final se vendió todo a una multinacional. Y una empresa de seguridad se hizo cargo. Me pagaron todo eso sí. El billete me alcanzo para un taxi.




__Me juraba Arjona. Con el rifle siempre bajo el asiento me aventuraba por Santiago. Gane mucha plata. Conocí a mi mujer, hice mi familia, crie dos hijos. La vida se veía
buena esos tiempos del Hyundai. Hasta que me lo robaron. Un veinticuatro en la noche. Era la última carrera antes de llegar a cenar, mire que esos días son los mejores y había que aprovechar. Dejo a la señora en la población La Bandera, cuando veo cuatro muchachos que se abalanzan contra el auto, me apuntan en la cabeza y me hacen bajar,
dejando las llaves puestas y todo el trabajo de años. Lo que vino después fue una catástrofe. Deudas y deudas. La separación con Carolina y la pérdida de la familia.
Para terminar enclaustrado en mi departamento. Ya sin futuro alguno me senté junto a la ventana.
__Usted dijo que cazaba. Yo le pregunto ¿Cuando cazó?
__Cuando el maldito perdigón perdió de la hechiza hizo el agujero preciso para el cañón. Cuando por fin pude disparar y sentir el estruendo mover mis brazos. Justo ahí creo que casé. Cuando pude sentir un poco de venganza detective. Justo ahí creo que comenzó la cacería. Poder matar a los malditos que me encerraron aquí, y que están en sus estúpidas estadísticas. Detective.
JP

Texto agregado el 21-02-2008, y leído por 155 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
07-03-2008 Un excelente relato con final inesperado. me encantó el uso del argot chilensis. Soy español estuve en Chile un mes, me encantó!!!Un saludo! josef
22-02-2008 Con un final inesperado como lo marcan los cánones. Muy bueno. dinosauro
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]