TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / kuroq / Las Manos

[C:343753]

- Las miraba. Las movía. Las junté y me embelesaba. Hacía formas. Las apretaba, estrujaba, enredaba y tironeaba.

- Desde siempre han estado conmigo. Desde el comienzo memoricé sus líneas, sus formas, como sabiéndolas mis compañeras por siempre. Nunca noté en que momento cambiaban, nunca noté como adelgazaron, se estiraron, se estilizaron. Se volvieron, de pronto, ágiles, fuertes.

- Y las aprendí amigas. Confié en ellas como en ningún otro ente. A tal punto que se transformaron en mí. Las reconocía en las fotos, un par de huérfanas... son las mías. Eran mi carta de presentación (y aún lo son). Estrecharlas en un saludo, firme, decidido, hablaban de mí, de mi fe en la amistad. La palmada en el hombro, suave pero sonora, con su cadencia típica y mesurada, te deseaban fuerza y suerte.

- Así aprendí a hablar con ellas, a expresarme. Y todavía no te conocía. Todavía no te conocían. Y fueron ellas las que me enseñaron de ti. Las que me demostraron la tersura de tus labios. La seda extrema de tu cabello. La nuca aterciopelada, los huequitos de tus hombros. Me demostraron que la velocidad de los dedos obedecía solo a la resbaladiza suavidad de tu piel. Reconocieron tu espina y solas llegaron, combando, hasta tu pancita. Me gritaron de tus estremecimientos, me avisaron del sutil vibrar de tu vientre. Pero no solo a mí me hablaban. Y te dijeron que te amo. Y te arrancaron suspiros con sus recitales, con sus canciones de danzas, veloces y vigorosas sobre valles y laderas.

- Hoy ya las sé mías, mías como mi alma. Y ellas son eso de mí. La más fiel representación de un "yo" que muero por mostrarte. Son fuertes, confiables, hábiles. Dispuestas a un esfuerzo, a un dolor. Pero suaves y delicadas para tocar tu rostro cuando quiero llamarte la atención. Acariciar tu mentón y hundirse detrás de tu oreja, como si todo ese "yo" quisiera refugiarse allí y mirar al mundo desde un lugar seguro.

- Hoy las miro así. Y me conmuevo hasta no saber si llorar o reír.

- Me conmuevo así, cuando las veo entrelazadas con otras. Otras ajenas a mí. Otras que nunca había mirado. Otras que cautivaron mi atención, que desviaron mi atención. Y las veo bellas, más bellas que las mías. Y muero al verlas acercarse a mi, danzar por mi pecho, lentamente transformarse en un arma temida, pero que esta vez no lastiman si no que acarician mi mejilla y ellas también se hunden detrás de mi cabello, y me susurran que las proteja...

- Ahora miro al techo, recostado al amanecer. Y vuelvo a hacer el mismo ejercicio que he hecho durante tanto tiempo, desde hace tanto tiempo. Levanto una, la miro, la admiro, la junto con la otra y formo formas... Pero ahora se unen dos más, más bellas, y juegan todas juntas, y se entrelazan, se estiran... y se dicen te amo.

- Gracias por compartir tus manos conmigo, gracias por enseñarme a ver las mías diferente. Gracias.


. . . Facundo Rini . . . Kuroq . . . 22/03/2008

Texto agregado el 22-03-2008, y leído por 159 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
15-04-2008 sin manos no seríamos quienes somos o lo que somos. En efecto las manos son artilugios maravillosos! Un saludo! josef
10-04-2008 Las manos hablan, al igual que los ojos, sus movimientos nos revelan más que las palabras, a veces. Interesante tu reflexión. Un abrazo y estrellas. neus_de_juan
03-04-2008 Me inspira muy bueno amigo, me recuerda a una musa enserio,muy bueno. naifarte
30-03-2008 Bien por este texto, Kuroq¡ Gato_boludo
29-03-2008 Que buena inspiración, el lenguaje de las manos en la expresión del amor y de las cosas cotidianas. Es un mensaje muy especial y logrado, saludos..5* hippie80
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]