TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ele_angel / Hoy me guardé el sol

[C:34569]

Hoy guardé el sol para ti,
Tal vez quieras compartirlo con mi alma, sentir su calor, vivir su luz; guardé el sol para reír.
El día amaneció calmo. Solo el susurro llegaba a mis oídos de un par de hojas raídas del invierno que colgaban de aquel árbol desnudo. Llegaron los primeros cantos de las aves. La primavera comenzaba a asomarse.
Guardé el sol para ti,
Para cuidarlo y compartirlo. ¿Dónde esta la mañana? Viene caminando del oriente, ayer se marcho a otras tierras para cobijar otros mundos. Viene de vuelta, saltará la cordillera a mi encuentro, le contaré que el sol lo guardé para ti, para que te acompañe cuando yo este lejos y sientas su calor.
Caminando, le he pedido a las aves que vuelen en lontananza para que su figura se dibuje en el horizonte de la vida. Les hablé de cuanto siento y me prometieron volar, llegar a lo más alto del cielo, juguetear entre las estrellas, esperar el amanecer de esa luna llena. Las golondrinas rieron alegres pensando en aquel juego inusual, pero lleno de vitalidad y fresca sensación de holgura y libertad.
Le dije al sol que era su amiga,
En el jardín, una tímida rosa comienza a abrir sus pétalos llenos de colorido. La tierra aun esta fresca y húmeda. Sus raíces han bebido el agua del invierno, aquella que cayó del cielo; fuerte, copiosa, transparente. Me detengo a mirarla, se mueve con la suave brisa, coquetea entre mis manos. Aun está débil, pero en los días que siguen de la primavera su cuerpo se fortalecerá, sus pétalos alcanzaran otras dimensiones y compartirá su semilla para que en otros rincones; del mismo jardín; florezcan otras rosas.
Le conté que tenia guardado para ti el sol,
¿Cómo es? –Me preguntó- “hermoso”- le respondí – “lleno de calor y energía, es él que da vida después de los inviernos oscuros, en que el cielo se ha escondido”, La rosa sonrío.
Y el sol siguió junto a mí.
Volví mi rostro a la cordillera nevada, ¿Por qué demoras tanto mañana mía? A tranco largo vienes del oriente, pasando por mares, pampas, ríos y quebradas, nada ha dejado de lado, tampoco se ha detenido, la apuro con mi ansiedad, mi corazón comienza a desesperar. Al llegar me preguntará que he hecho con el sol y le contaré que lo he guardado para ti, porque no quiero que estés triste y sientas su calor bajo las estrellas y que las aves son mis aliadas en este juego del alma, que ella podrá seguir su camino como lo hizo ayer, pero que su andar será distinto porque no ira al encuentro con el sol, porque yo lo guarde para ti.
Y llegara la tarde y también marchará como en mar de luciérnagas de débil luz y solo cuando te vuelva a ver le entregaré el sol y no siga triste en su camino hacia el oeste. Cada pedazo de tierra de este universo ha de presagiar mi amor; en cada rincón de la eternidad se cantará la vida y llegaré hasta el fin del fin para encontrarte con los últimos rayos de sol, aquellos que hace millones de años surgieron del infinito. Y en ese reencuentro del fin del fin gozaré la alegría de mi propio corazón alcanzando la plenitud solo comparable con aquella que siente esa pequeña ave que vuela por primera vez.
Guardé el sol para que sientas la complicidad del universo y juegues alegre con mi alma que se prepara a vivir la eternidad.
Guardarte el sol es decir te quiero...

©eleangel

Texto agregado el 15-04-2004, y leído por 133 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
15-04-2004 Ojalá alguien guardara el sol para mi... yo le guardaría la luna para él. BZS KaReLI
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]