TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / albertoccarles / Una charla de café

[C:34712]


Buenos Aires, a fines del siglo XX

-El tema de los desaparecidos es tan terrible, que cada vez que se destapa algo, surge la sensación de que, por debajo, hay mucho más de lo que se suponía o de lo que se podría imaginar al respecto- dijo el hombre mientras volvía una página del diario, mirando a su interlocutor, que respondía asintiendo con la cabeza mientras bebía el café. Cuando levantó la vista de la taza y le devolvió la mirada, continuó:- Lo que sí ya ha quedado claro es que todos los desaparecidos están muertos.
-Sí, desgraciadamente eso parece ser absolutamente cierto, pero fíjese que además resulta una verdad a medias- le respondió el otro- porque no hay que olvidar que también hubo bebés nacidos en cautiverio, que fueron luego niños desaparecidos, y que hoy en día deben ser ya jóvenes que todavía, en su gran mayoría, no se han podido identificar para reunirlos con su familia natural.
-Así es; eso fue algo...inconcebiblemente aberrante, si uno tuviera que calificarlo de alguna manera- replicó el hombre, y dobló el diario sobre la mesa-. Vea que, en general, todavía hoy en día no se sabe ni quienes son ni dónde están. Los diluyeron entre ellos y sus cómplices. Una imperdonable manera de eliminarlos...
-Pero por lo menos podemos presumir que están vivos...- Con un leve suspiro al final dejó el otro la frase en suspenso.
-Sí, suponemos que en alguna parte y de alguna manera, están...- y afirmando con la cabeza, sopesaba el hombre la evidencia de esa posibilidad. Finalmente, inclinó el rostro hacia un costado, cuando una sombra lo cruzó marcándole con severidad las arrugas, y murmuró bajito, como para sí: -También...¿te imaginás si eso tampoco fuera cierto?

Texto agregado el 15-04-2004, y leído por 356 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
09-05-2004 Magistral caballero. Mis saludos Vihima
06-05-2004 UUuuaaauuuu!, genial. Te deja quietecito en el sitio meditando... una maravilla el que me hayan informado de tu existencia. rithza
01-05-2004 Alberto vivms en un mundo de incertidumbres, de valores extraviados y el hombre solo pude sujetarse a una esperanza, si esta no existiese. Joder este mundo se enrarecería mas. tu texto bello y con una denuncia que grita. Tu prosa clara , evidente y la narración muy bien llevada. te de jo un abrazo ruben sendero
16-04-2004 Una vez leí que el autor es quien produce, por medio del lenguaje, un texto portador de significado y con una determinada intención comunicativa. El autor tiene existencia, al igual que el lector, como sujeto social y como sujeto textual. Probablemente esta segunda dimensión es la que tiene mayor pertinencia en el proceso de lectura de un texto como este. Específicamente este, es una abierta invitación al ejercicio mental, pero es una invitación elitista; es únicamente para las mentes ávidas de verdadera mutabilidad de pensamiento. La inconstancia del intelecto será necesaria para la decodificación, permeabilidad y transmutación del mensaje. Gracias, Alberto. Gabrielly
16-04-2004 1,2,3,5 las veces que hagan falta!, la memoria, sólo ella nos salvará del horror. Un abrazo hache
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]