TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / petzenko / Tertulias Etilicas

[C:347237]

Los grandes filósofos griegos se juntaban a comer carnes asadas y vino, hasta ahí una costumbre argentina, lo bueno venia después. Lo que diferenciaba una antigua sobremesa en Atenas a una actual de Sarandi es que allá se filosofaba largas horas vino mediante y acá se empieza a tirar los reyes para que se arme el truco vino mediante.
De esas largas charlas surgieron los grandes pensamientos de la humanidad, pensamientos que nutrieron a grandes pensadores contemporáneos. Estamos de acuerdo que en dichos encuentros se juntaban tipos de la talla de Sócrates, Aristóteles, Cicerón, etc. y no el Gallego, el Enano, Camello, el Negro y el Pelado.
Cuenta la leyenda que por los noventa un Maxikiosco con pretensiones de bar literario con juegos de mesa, música y TV, era parada obligada de los parroquianos del lugar, una especie de barsucho tipo La Taberna de Moe. Allí paraban desde los queridos muchachos del barrio hasta malandras de la zona, todos conviviendo en absoluta armonía, respetándose pero siempre en grupos separados. Las paradas eran en la semana para cortar la rutina y antes de ir a bailar para tomar algunas cervezas los viernes y sábados, pero lo mejor se daba el domingo. Uno se levantaba tarde comía algo en familia y después se dirigía al kiosco. De a poco iban cayendo los amigos tratando de escapar del monótono aburrimiento típico del día y aplacar la resaca del día anterior con... ¡mas cerveza! Esos domingos fueron bautizados por el Gallego José como “Tertulias Etílicas”.
Las charlas comenzaban reflexivas, filosóficas y paulatinamente se iban tornando delirantes siempre condimentadas con mucho humor, eso sí, el núcleo era cerrado. En muchas oportunidades se acercaban curiosos atraídos por las carcajadas de los muchachos a lo cual la respuesta era inmediata, silencio. En cierta oportunidad por otros barrios se corrió la bola de dichas tertulias que para ese entonces se habían dimensionado cual espectáculo humorístico teatral. El ritual fue el de siempre, de a poco fueron cayendo los muchachos y la cerveza. Alguno comenzaba a contar su aventura de la noche anterior con sutiles y acertadas intervenciones del resto que provocaban la risotada general. En cuanto los “actores” se sintieron observados por foráneos todo culmino de repente. Es que a los muchachos no le gustaba ser bufones ajenos, para poder observar el squech tenías que ser parte actora no solo del mismo sino de la vida.
A veces se daba la rara situación en la que interactuaban malandras y etílicos por ejemplo el día que el Pelado fue desafiado por el Uruguayito a un partido de ajedrez, personaje con menos dientes que una almeja, corte stone, que paraba con la hinchada de Racing. El pelado que estaba esperando al resto de la banda acepto socarronamente, no dando dos mangos por el desafiante, (convengamos que el perfil del personaje no cuadraba con el de un ajedrecista experimentado). La partida se desarrollo de la siguiente manera: a la tercer jugada fue jaque mate de Uruguayito, ya esta. Un detalle que el pelado nunca tuvo en cuenta es que su contrincante tubo tiempo de sobra aprendiendo las artes del juego cuando estuvo preso.
En otra oportunidad un tal Pisurica, un gordo grandote e intimidante, ex convicto, egocéntrico y mitómano que se autoproclamaba Pai Umbanda, al cual el resto de los malandras respetaban y temían muchísimo, quiso atraer la atención del Gallego y el Pelado interrumpiendo una jugosa charla, haciendo referencia a sus poderes místicos.
La charla fue más o menos así:
-En mi creencia somos pocos los realmente buenos. Yo tengo el poder no solo de ver el futuro y leer pensamientos, sino de inducir voluntades ajenas. (Pisurica)
-Aha, dijo el Pelado.
-¿Mira vos?, comento el Gallego.
Creyendo captar la atención de ambos el personaje arremetió.
-Porque Pai hay muchos, pero...
-¡Mai hay una sola!, interrumpió el Gallego provocando la risotada y el festejo del Pelado ante un Pisurica refunfuñante.
Era obvio que era mas fácil impresionar malandras narcotizados que a los muchachos del barrio. Ahora se entenderá porque la relación entre los dos grupos era cordial pero distante.
Atrás quedaran anécdotas como cuando el Negro le afano el coche que le habían prestado a Camello de la puerta del Maxikiosco y sin saber manejar lo incrusto marcha atrás en una vidriera, cuando Pebete gritaba que había perdido los lentes y los dientes por hacerse el karateca totalmente en pedo y pelearse con ese que no te tenes que pelear o cuando el árbol de a la vuelta se transformaba en victima de miles de meadas porque el baño pasaba a ser un albergue transitorio.
Un día el kiosco cerró y luego abrieron una ferretería, el tiempo se encargo del resto.
Los malandras terminaron como generalmente terminan los malandras. Los muchachos se enamoraron, algunos se casaron y dejaron de ser etílicos, pero de vez en cuando se juntan en algún asado a tomar algunas birras y a recrear las entrañables Tertulias Etílicas.

Texto agregado el 12-04-2008, y leído por 157 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
17-02-2009 Todo un tema, querido petzenko. Por ahi el tiempo hace que hablemos de aquellas tardes de domingo que no se olvidan y es porque inevitablemente el tiempo pasa y no somos capaces de generar nuevas historias por estar ocupados en la rutina. Es recomendablemente saludable reencontrarse con esas bandas y volver a ser aquel Personaje de la Barra que fuimos alguna vez cesarjacobo
05-12-2008 Nobleza obliga, son las mil y quinientas acabo de leer tertulia etílica en respuesta a tu no menos etílico pedido de volver a pasar por aquí. Me cague de la risa, ah! y lo de los domingos desde pibe "etilizado" en domingo tarde noche... Te valoro y quiero mucho, besos pelado macanudo! daphne7
25-11-2008 jajajaja me encanta como describes a los personajes, tal cual los veo...jajajaj en la taberna de Moe eh? jajajajajaja ya me los imagino de que talla!...vaya así que los malandras terminaron como terminan generalmente y los muchachos? tambien no?...jajajaj sin tertulias etilicas pero con un mandilito bien puesto!..jejejejejej cual debe ser jajajajajaj genial luzyalegria
13-04-2008 Que bueno; no se si será real o no,(por como lo cuentras parece que si). Me he reido bastante, aunque el final queda un poco triste. por cierto, ¿que son exactamente malandras? peyote
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]