TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / El cirujano y la obra de arte...

[C:35338]







-Doctor. No soy feliz con mi apariencia.
-¿Y que desea que haga yo?
-No se, ay, una cirugía facial para borrarme la papada, las ojeras, los pómulos caídos, una rinoplastía…ay, no sé…
-¿Me imagino que también amerita una liposucción?
-Ay, ¿cree usted?
-No sé, me imagino.
-Usted es el profesional. Opéreme de lo que sea pero por favor, hágalo ya, que deseo verme linda y acosada, que los hombres me silben de admiración, que los automovilistas me toquen sus bocinas y los obreros de la construcción me tiren desde arriba de sus andamios sus mejores piropos y las más bellas flores y no los naranjazos y tomatazos con que ahora me “agasajan” estos salvajes.
-Seré Miguel Angel modelando una nueva obra de arte, no se preocupe. Ahora que mis honorarios…
-No se fije en gastos, doc. Soy viuda de un empresario que me dejó en una posición muy pero muy acomodada. Puedo pagar por este gusto que me quiero dar…

Guantes, luces intensas, pabellón acondicionado para que el artista enmascarado de blanco plasme su obra, no a cincelazos sino con la maestría ejecutora que le brinda su cartón profesional, siendo el bisturí, el plateado pincel que infiere precisos cortes en la blanducha piel de la paciente. Al cabo de varias horas, tras desechar cartílagos, grasa y piel sobrante, emerge desde la mesa quirúrgica una hermosa sirena semi tumefacta que duerme y acaso musita sueños de belleza…

Han transcurrido seis meses. Frederic Taylor y Johanna Peterson son marido y mujer. El ha abandonado su carrera de cirujano estético por la de pintor y ahora se dedica a hacer bellos retratos. Su modelo, esa que el mismo se procuró con el arte magistral de sus profesionales dedos, le sonríe desnuda y tendida en esa sensual alfombra sobre la que acostumbran ambos a seducirse…








Texto agregado el 20-04-2004, y leído por 344 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
21-04-2004 Hermoso cuento e impecablemente narrado. La única posibilidad que el artista se enamore de su "obra" es la que nos has narrado. Gracias por el texto. Mis 5* islero
20-04-2004 Al principio pensé que, con el estirado, el ombligo le había subido a la mejilla. Pero el final del cuento es muy tierno, el artista se termina enamorando de su obra. Una copa de champagne y 5 estrellas. maravillas
20-04-2004 mmmmm creo que el final no es el aduecuado, aunque todos estén en mi contra! ... sólo eso quería decir; bien elaborado, pero sin final suspensivo... 3 *"!!!!!!! shimapi
20-04-2004 Jejejeje así son esas jajaja, besitos lindo AnaCecilia
20-04-2004 mmm... ufff... que manera de descolocarme este cuento... que le doy tres lecturas al menos y no sé con cual quedarme. Hay una cualidad muy importante es la literatura y en el arte en general, tiene que ver con la subjetividad del que escribe y la reciprocidad del que lee desde su propio yo. Ese juego no se logra siempre, al menos no me pasa, pero su cuento que me deja esa sensación ampliada por diez. Muy muy bueno, me encantó. Saludos y estrellas CaroStar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]