TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lowenghard / pobre de nosotros

[C:356382]

___________________________________________


Mientras usted piensa que la vida es bella, o mientras el desaire de su novia o novio acapara toda su atención haciéndole creer que es el fin del mundo, o mientras millones de masas de personas alrededor del mundo mascan chicle, o mientras los famosos graban comerciales televisivos para la Pepsi, lo cierto es que, algo malo ha estado pasando.

El calentamiento global paulatino ya ha comenzado. Es una realidad con la que debemos aprender a vivir. Los altos precios de los alimentos, los combustibles y los pasajes del transporte público que menos vuelto dejan con un billete son solo el inicio del más grande desafío para la raza humana: encontrar una salida en un cuarto que parece sin salida antes de que el monstruo que nos persigue nos alcance y nos devore de un solo mordisco.

En el mundo pocos han sido los momentos en que se decide la vida de nuestro planeta. Ya han desaparecido 844 especies de la superficie de nuestra Tierra, como la famosa y fílmica rana amarilla (o verde, no me acuerdo, PLOP!). Y si quiere investigar más para confirmarlo, hágalo, yo no quiero dar más ejemplos, ¿ok? Y la verdad de las cosas, es que el "hombre" (es decir los hombres que sí saben hacerlo, no todos) sí tiene los medios para resolver la enorme crisis ambiental y existencial que afrontamos todos.

Desde los automóviles que funcionan con el principio físico y químico de la electrólisis, hasta la espectacular energía eólica, sí, esa energía eléctrica que se produce por el girar de aspas del tamaño de un dinosaurio movidas por la fuerza del viento. En la actualidad, contamos con las mentes brillantes que han ocasionado el nacimiento de estas revolucionarias alternativas energéticas, y máquinas para el ahorro de esta preciada fuerza que sin ella, seríamos unos completamente estúpidos seres. ¡Claro! ¿Cómo leer los fascinantes libros de Einstein o la superior sabiduría de Jesús sin una luz que nos ampare en la noche? ¿O hay que leer de día solamente?

Por otro lado, también poseemos la brutal y descarnizada habilidad de trastornar nuestras mentes sobornando los eternos principios con una teoría del poder y las riquezas que, si bien es cierto no provienen de una fuente suprema, más bien de los mismísimos cimientos de la estupidez más estúpida: el comercio. Esto ha provocado un mundo totalmente opuesto al que desde siempre los cuentos han querido implantarnos desde niños: "y vivieron felices por siempre...". Cuando esto no es así. Literalmente, la invención del comercio desde sus estados más primitivos con el truque de semillas o algún otro inocente objeto, hasta los sucios billetes y monedas de ahora que portan enfermedades y una barbaridad de bichos microscópicos perjudiciales para la biología de la que nos componemos, ha dejado la escoba en el planeta querido nuestro. Claro, o sino, que nos respondan los 60 millones de seres humanos que han muerto a causa del tabaco desde la década de los 50. Que ridículo, ¡cómo se me pudo olvidar! Ellos no pueden hablar, están muertos. ¿Entonces a quién le preguntamos? ¿A las tabacaleras? Puede ser, después de todo, ellas se quedaron con el "dinero", o el enriquecimiento comercial basado en los trueques del pasado, de todos esos que ahora son cadáveres, y que ocuparon para comprar sus pasajes a la tumba. Lamentablemente, no ha vuelto ningún muerto a contarnos qué tal es ese lugar para ir de vacaciones.

¿Y qué podemos decir de los vehículos que funcionan gracias a los combustibles fósiles? Estos son los combustibles más perversos y hostiles. La pobre atmósfera se retuerce de miedo al ver los comillos afilados de los gases invernadero, y de todos aquellos hidrocarburos con monóxido de carbono. ¡El carbono! Este compuesto químico natural que conserva los gases tóxicos de los períodos precámbricos, bajo nuestros pies, en forma de carbón. Claro, y ahora cobra vida nuevamente, como aquella bestia inmunda e inicua que despierta después de miles de años gracias al conjuro de un hechizo maligno de un malvado hechicero. El precio del barril de petróleo ha aprendido a volar, y surca los cielos atravesando las nubes y ionosfera con esas alas de una hermosura suprema que le han dado los empresarios irresponsables que babosean por llenarse los bolsillos con más y más papelitos con la estampa de algún presidente. ¿Qué diferencia hay entre una hoja de cuaderno y un suculento billete de 100 dólares? ¿Qué diferencia existe si al hacer frente ambos al fuego, los dos se queman? Sería mejor que pusiéramos a todos los niños del orbe terrestre a pintar sus sueños con crayones en sus hojas de cuaderno sobre esos pupitres pequeñísimo. Sería mejor eso, haber qué podemos aprender, de la ignorancia de nuestros pequeñines, pero también de la inocencia que les rodea su aura a diferencia de la culpabilidad que baña nuestra piel de adultos.

___________________________________________

Texto agregado el 07-06-2008, y leído por 97 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
07-06-2008 bah! juevesanto
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]