TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Mister_Cool / Para entender la mediocridad

[C:358667]



Para entender la mediocridad empecemos por las matemáticas. Existe algo llamado la campana de Gauss. La campana de Gauss es una curva estadística que describe la más usual de las distribuciones de variables aleatorias en un universo. Pocas funciones matemáticas han tenido la utilidad de esta curva, también conocida como distribución normal, tanto en ciencias naturales como ciencias sociales. La forma de la curva pinta un abultamiento a la mitad y una disminución en los extremos, por eso le llaman campana. Aun más la estadística nos dice que entre mayor sea la población más se asemejan las variables a esta curva, esto sin importar qué midamos, estatura, peso, CI, sex apeal, etc. Lo normal es ser mediocre, no me culpen a mí, culpen a la estadística.

Actualmente ser mediocre resulta tabú, un insulto. Ser mediocre ya no se toma como algo que esta más o menos bien o mal, sino algo que va peor que mal. Por una persona mediocre se entiende alguien sin valor, sin facultades, alguien sin imaginación, sumiso, dócil, conformista, que sigue ciegamente el rebaño, carente de personalidad propia, ignorante, prácticamente un vegetal sin posibilidad de redención… y yo te pregunto, ¿es este el punto medio?, ¿Este es el humano promedio?, Confieso que tengo mejor opinión de ti y de mi. El resultado de tan difundida idea es que entre lo malo y lo bueno, lo inferior y lo superior, el punto medio se ausenta como el más vergonzante de los estados. Pero se ausenta del discurso (como todos los tabues), pero no se ausenta del mundo que esta, como la estadística nos señala, lleno de mediocridad.

Para la sabiduría antigua la medianía no era vergonzante. Aristóteles incluso definía la virtud como el justo medio. Pero algún punto mediocre se volvió insulto. El desprecio a la moderación tal vez empieza con el barroco y su amor por el excesivo y continua con el bendito romanticismo y su culto por la exaltación, la desmesura, lo sublime y el genio. Nietzche propaga la ética del “super hombre”. Llega el marxismo y se despierta en la humanidad la gran ambición de controlar la Historia, esa y otras grandes ambiciones de progreso milagroso hizo que cosecháramos el siglo más desmesurado que hubiera existido. El siglo veinte no fue mediocre en absoluto. Progreso material como no se había visto, lo que a su vez permite un aumento de la población inaudito, guerra como no se había visto, genocidio industrializado dirigido contra la población civil con el fin de eliminar y depurar los elementos que impedían el futuro brillante de la sociedad... nada mediocre.

Admitir que el mediocre (culpabilizado por no ser genio, héroe o santo) suele vivir mejor que los antes mencionados parece de un gran cinismo. Yo más bien pienso que es medio cínico, porque es la verdad. El ser el mejor para alguna cosa puede traer fama y con algo de suerte, gloria, pero no asegura la felicidad. Mucha gente extraordinaria lo atestigua, incluso algunos aseguran que es aun más difícil ser feliz estando en la cima.

Por otro lado considerar que una persona es valiosa porque es, por ejemplo, el escritor de novelas, el más premiado y reconocido del mundo es, aunque suene extraño, una degradación de la persona. Una degradación porque todas las personas tenemos numerosas cualidades y aspectos de nuestra vida y una persona que se ve reducida a un solo aspecto (incluso si se le admira por ello) es degradada. Una persona es valiosa por sí misma, no por su excelencia en el desarrollo de alguna actividad. Por eso cuando alguien ha alcanzado la excelencia se siente muchas veces degradados como personas. Hay que recordar la máxima moral de Kant, cada persona es un fin por sí mismo.

Alguien podrá preguntarse a esta altura, si es esta una defensa a ultranza, por supuesto que no. Medio defiendo al mediocre solo porque necesita ser medio defendido. El deseo de ser mejores (por ejemplo mejores ensayistas) es una razón para vivir, algo válido, todos tenemos el deber de progresar (que cosa más trivial decirlo, pero es cierto), todo eso esta bien PERO la neurosis por la excelencia (el “ganar lo es todo”) y el sueño de perfección (tema para otro ensayo) no son nada cool. Y parte de esos problemas se originan en el anatema en que se ha convertido la mediocridad, pero también en la renuencia por descalificar. Lo considerado mediocre se ensancha no nada más porque es lo normal, sino porque jueces y calificadores no tienen el deseo de desechar lo que es en realidad de mala calidad y no simplemente mediocre. ¿De donde viene esta renuencia por distinguir entre lo malo y lo mediocre o incluso a veces entre lo mediocre y lo excelente?, pienso que eso nace de una idea equivocada de lo que debe buscar la causa de la igualdad.

La igualdad, entendida como una necesaria nivelación de las personas en todos los aspectos, no es algo deseable o posible. La paradoja la ha señalado muy bien Gabriel Zaid, la cultura del progreso aspira a la excelencia y al mismo tiempo que aspira a la igualdad creciente en todos los sentidos. La excelencia no puede ser igualitaria, si todos fuéramos excelentes nadie lo sería. ¿Cómo aliviar este conflicto?, Aparentemente lo que hacemos es negarnos a clasificar y simular que todos somos buenos y nadie es mediocre o inferior. Pero, ¿qué resultado tiene esta actitud cuando nos vemos forzados a escoger a alguien para ocupar la cima?

Podrían pensar que eso que yo llamo “neurosis por la excelencia” es algo positivo, que en realidad nos impulsa y llevan a la cima a los que demuestran excelencia. Pero a “simple vista” podemos corroborar que la mediocridad existe incluso en las “cumbres” donde se supone que deberían estar los mejores. Las ideas de que “ganar lo es todo”, que ser mediocre es el “fin de la vida”, terminan por, paradójicamente, encumbrar a los mediocres en vez de a los mejores. Nuestro sistema de selección no cumple con su función pues frecuentemente no asciende a los más competentes en esto o aquello sino en los más competentes en competir, relacionarse y venderse. Aquellos más preocupados en ser aprobados que en lograr la excelencia en lo que se supone que están haciendo suelen salirse con la suya. Lo que hace que la mediocridad llegue hasta los altos niveles de poder es precisamente que se le vuelve un anatema y eso aumenta la presión sobre los calificadores y jueces, que en su afán por no acabar con la “vida de alguien”, terminan fallando a favor de los que mayor presión ejercen.

Lo más recomendable es lo que aconseja Gabriel Zaid “reconocer que todos somos mediocres en casi todo, que no tiene importancia y que intentar lo máximo en todo es ridículo”. Una persona tiene muchos aspectos en su vida como para esperar ser el mejor bailarín cuando baila, el mejor escritor cuando escribe, el mejor nadador cuando nada, el más guapo, el más simpático y nunca ser mediocre. Ser cool no es ser el número uno, en todo, todo el tiempo, sino tomárselo con calma, incluso cuando alguien es más cool que tú. Yo soy un nadador mediocre, ¿por qué voy a la alberca y pierdo mi tiempo allí, si nunca seré medallista olímpico?, Porque me divierte nadar, me gusta, no soy el mejor, ¿qué importa? La idea romántica de que es preferible el más rotundo fracaso que ser mediocre, puede resultar atractiva, poeticamente hablando, pero cualquiera con buen sentido COMÚN sabe que no es cierto.

Saludos a todos y póngame cinco estrellas, ja ja ja bromeo, cool.

Texto agregado el 23-06-2008, y leído por 413 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
27-06-2008 Decía Karpov: Me opongo a que digan que soy un genio del ajedrez. Me considero un genio en general que, casualmente, juega al ajedrez. Es muy distinto. Miren a Kasparov: él es un genio del ajedrez. Fuera del tablero, en cambio, es un idiota. vitrubio
24-06-2008 5 porke las mereces+++++ trayna
24-06-2008 o sea no hay nadie mejor ke tu y nadie es mas cool ke tu ... trayna
24-06-2008 mi mediocridad te agradece esto... aún así sigo siendo más cool que tú. RanchoMental
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]