TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_columna / Turismo en la Argentina: La cacería del turco (En un viernes de rejas expectantes) –Por El_Galo

[C:35887]




El juez federal Jorge Urso solicitó esta semana a Chile, y a través de Interpol, la captura y extradición del ex presidente Carlos Menem tras declararlo en rebeldía luego de que éste se negara a declarar, por cuarta vez, en la causa que se le sigue por el supuesto pago de sobreprecios en la construcción de 2 cárceles en la provincia de Buenos Aires. Pese al pedido argentino, el cumplimiento de la orden de detención y traslado sólo se hará efectivo si la justicia chilena, que abrirá un proceso en paralelo para tratar el tema, acepta finalmente conceder la repatriación del imputado.


En tan breve cabeza informativa podría sintetizarse un acontecimiento que, de tener un final adecuado, bien podría significar el inicio en la Argentina de un tiempo dominado por la coherencia y la madurez institucional. Más aún si se tienen en cuenta los pergaminos que distinguen al triste personaje en cuestión. Basta un ligero resumen para comprobar la importancia del mismo: Presidente de la Argentina entre 1989 y 1999, responsable de la ola privatizadora que dejó al país sin la propiedad de sus recursos económicos, y que además minimizó las necesidades sociales y culturales de la nación al recortar drásticamente el gasto público. Mandatario que duplicó la deuda externa y, sin cargo de conciencia alguno, sujetó el horizonte del país a decisiones foráneas; postura que cumplió a rajatabla al apoyar con material bélico la primera intervención arbitraria de los norteamericanos en el Golfo Pérsico, y que luego tendría sus repercusiones en los dos atentados sufridos por la Argentina durante la década del ´90. Dirigente que, además, desvirtuó a toda la estructura democrática nacional al modificar la constitución para lograr así una reelección cuyo único fin era el de obtener perpetuidad en el poder.

A esto merece sumársele una serie de cuestiones, todas poco meritorias, que continúan otorgándole primacía a Menem en el marco de la realidad política del país: procesado en una causa por contrabando de armas a Ecuador y Croacia, cuyo corolario fue la explosión, en 1995, de la fábrica militar de Río Tercero, con el fin de borrar toda prueba relevante. Procesado por la posesión de una cuenta en Suiza con más de $ 650.000 claramente injustificados y sospechado de poseer otra con unos $ 6.000.000; dinero que habría recibido como pago por frenar las acusaciones que, en su momento, la justicia argentina le efectuó a Irán por la responsabilidad de ese país en los atentados perpetrados en Buenos Aires. A esto hay que agregarle otra causa en la que el ex presidente aún está implicado por la cesión irregular de predios a un sindicato. Todos procesos abiertos y aún a la espera de un dictamen que les de resolución final.

Hoy se pide su extradición merced a una causa en la que Menem está acusado de fraude al Estado, y cuya pena podría derivar en una condena a 6 años de prisión. Lamentablemente, demasiado poco si se toman en cuenta todos los despropósitos llevados adelante por quien, hace menos de un año, intentó ser presidente del país por tercera vez. Pero las tendencias cambian. Tal vez a través de acontecimientos como estos, los argentinos comencemos a creer que estamos en una senda de recuperación verdadera. Al menos en cuanto a la noción de país como una totalidad y no como un delta de islotes poblados de camalotes y culebras.

Habrá quien argumentará que esto no es más que una jugada política del actual gobierno. Insensato quien no lo piense así, dado que este tipo de procesos son típicos en un contexto de vida democrática. Pero acciones como esta poseen un efecto beneficioso, que debe saber apreciarse al efectuar proyecciones a futuro: de consolidarse la condena, se comprobará que, pese a la precariedad que aún ostentan las instituciones judiciales argentinas, nadie es dueño de un privilegio inexpugnable en este país. Y que la corrupción, ese camino fácil de ventajas y victorias fuera de reglamento, finalmente conduce a un territorio de paisajes cuadriculados. De cumplirse lo inevitable, quizás Menem pueda darnos en breve un testimonio de este esperado planteo de rejas cercenando un atardecer.

Si esto sucede, la próxima vez escribiré un cuento y no una columna fría y básicamente informativa como esta. Les doy mi palabra.




Patricio Eleisegui


El_Galo

Texto agregado el 23-04-2004, y leído por 368 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
26-04-2004 Ya es hora que se vaya viendo luz, si se puede empezar por Menem, a que esperar? . A ver si puedes escribir ese cuento. Saludos. nomecreona
25-04-2004 Si este fuese un reporte y no una columna de opinión y yo fuese el jefe de redacción le diría que quite" la primera intervención arbitraria","un tiempo dominado por la coherencia y la madurez institucional", Lamentablemente, demasiado poco si se toman en cuenta todos los despropósitos llevados adelante por quien", por decir sólo algunas de las frases que no corresponden al reporte y que sí son propias de la columna de opinión. Además:"reportero, ra adj. y s. Se dice del periodista que elabora las noticias y sobre todo del que hace reportajes", para ser críticos es necesario hablar con propiedad. Los comentaristas estamos más libres. No es fría, en absoluto. Bien hecha. gracias por compartirla. hache
24-04-2004 Interesante columna de la Argentina de hoy, aunque tomaría esa decisión con pinzas, ya que surge de los mismos jueces que ayer desde la servilleta, lo tenía al ex como patrón. Cuesta imaginar que la Justicia comience súbitamente a funcionar, ciega y con mayúsculas. Tiene un fuerte olor político, pero vale la pena que por la razón que sea, las cosas empiecen a suceder... Un fuerte abrazo albertoccarles
24-04-2004 LOS CORRUPTOS SIEMPRE SALEN VENCEDORES AUNQUE SEAN ENCARCELADOS, EN PRIMER LUGAR PORQUE SUELEN ESTAR POCO TIEMPO EN LA CARCEL, EN SEGUNDO LUGAR SUS BIENES NO SUELEN ESTAR A SU NOMBRE SINO DE FAMILIARES Y EN TERCER LUGAR TIENEN MILLONADAS EN PARAISOS FISCALES, LO IDEAL SERÍA PENAS DURÍSIMAS Y LARGAS, ESO QUITARÍA LAS GANAS A MÁS DE UNO. barrasus
23-04-2004 Bueno, es cierto, la corrupción a veces le gana a la justicia... la gente de fama esquiva la ley tan fácil como esquivar una hormiga, es triste pero cierto... aunque en realidad la ley, la ley tambien es una mierda tiamatvampire
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]