TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / erebo / Para qué dibujar tu boca con mi dedo si puedo hacerlo con mi lengua escuchando \"Corazones\"*

[C:361218]

Resuelta a dar la vuelta a la triste página llorona de su vida, se acostó Céfora esa noche luego de mucho pensar qué rescatar del pasado.
La primera decisión tomada con defensiva seguridad fue la de no volver a aceptar regalos ni presentes de ningún tipo de quienes fueran sus futuros amantes. Nunca más cartas para leer borrosas entre lágrimas de desamparo, nunca más peluches piojentos para abrazar en esas noches eternas cuando los mocos del llanto amenazan con ahogar, junto con las penas, la vida entera. Porque- claro- el desolado abraza al peluche, lo estruja, lo asfixia, lo estrangula sin lograr animarlo, pero el verdadero paño de lágrimas, el real desahogo, siempre serán las sábanas, amigas incondicionales que guardarán cada gota de dolor.
Tampoco aceptaría Céfora más flores, porque aunque están muertas, y a medio podrir, uno siempre termina guardándolas por amor. No más fotos para recordar rostros, no más entradas al cine, no más recuerdos de viajes, ni más poemas dedicados que atormenten en el momento menos pensado la cotidianeidad.
Había que estar atenta a esas situaciones en las que uno termina guardando hasta el boleto de la micro. Cuando se volviera a enamorar tenía que recordar que el amor todo lo archiva, todo lo recopila, todo lo almacena, todo lo retiene para que, cuando llegue su momento de morir, pueda rehuir estoico al olvido disfrazado de dolorosa soledad. Sin tanto recuerdo ni evidencia mucho menos sería el interminable vacío post desamor, ese que, antes del romanticismo, no era más que anhelado tiempo libre.
Así, dejo los aros en el velador, apagó la tele, prendió la radio bien bajita y apagó la luz…

“Cuando me besas, te abres y cierras como ala de mariposa,
Y bautiza tu saliva mi ilusión y me muerdes hasta el fondo la razón,
Y un gemido se desnuda y sale de tu voz,
Le sigo los pasos y me roba el corazón,
Cuando me besas un premio Nóbel le regalas a mi boca…”
1

Abrió los ojos un rato… los cerró otra vez…

“I used to be a little boy
So old in my shoes
And what I choose is my choice
Whats a boy supposed to do?
The killer in me is the killer in you
My love…”
2

Se tapó entera hasta la cara, como para ahogarse en su propio ritmo respiratorio… que joda las canciones!!!

“Porque buscando tu sonrisa estaría toda mi vida,
Quiero ser el único que te muerda la boca,
Quiero saber que la vida contigo no va a terminar.
Porque sí, porque en esta vida no quiero pasar más de un día entero sin ti.
Porque sí, porque mientras espero por ti me muero y no quiero seguir así…”
3

“Ando como hormiguita por tu espalda
ando por la quebrada dulce de la seda
vengo de las alturas de tus nalgas
hacia el oro que se derrama y se me enreda.
Tú te vuelves pidiendo el cielo
apuntando a la luz con flores
y como lazarillos son los sabores
en tu jardín de anhelos.”
4

Silvio siempre me ha dado pena…

“Como otra piel, como otro sabor,
Como otros abrazos, otro olor,
No habrá otros latidos, no habrá otros orgasmos,
No habrá otras promesas ni otro calor.
Aprendiendo de nuevo,
Despertando en mi cama,
No habrá otra espalda, la almohada sudada,
Sea dentro de un taxi, caminando en la calle
O dejando que queme el sol.
Cómo puedo comer, cómo puedo escribir,
Cómo puedo sufrir, escapar o mentir,
Si lo único cierto y lo único claro,
Es tu firme salvaje y bendito amor.”


Mis lágrimas son inciertas y turbias, lloro débil, pasiva, y profanada el alma y el cuerpo…

“Al olor de tu sangre,
Al sabor de tu cuello,
Al dolor de tu llanto,
Al color de tu voz,
Moriría mañana,
Moriría en éxtasis,
Moriría en el fondo del éxtasis…
Amiga mía, yo sé que nunca vamos a dejar que este amor se nos vaya…”


Dispuesta a acallar los dolores, tomó el control remoto, lo dirigió al origen de su memorioso éxtasis… pero no… no!!!... sin música nunca he podido dormir…


--------------------------------------------------
















“Al oler la mañana una frase ingeniosa,
Los minutos son oro como arena en la sábana,
Y tomar esa casa, y comer en la cama,
Un café con helado que he mojado en tu espalda,
Yo me pongo contento, ya no nos levantamos,
Y te aprieto en mi pecho, con toda mi alma,
Moriría mañana, moriría pegado, completamente drogado…”
5

* Corazones... Disco de la banda chilena Los Prisioneros, 1990.
1 Juan Luis Guerra... Cuando me besas.
2 The Smashin Pumpkins... Disarm
3 Los Rodríguez... Sin documentos
4 Silvio Rodríguez... Ando como hormiguita
5 Los Prisioneros... Amiga mía

Texto agregado el 10-07-2008, y leído por 210 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
20-07-2008 eri seca!! poesiuk
15-07-2008 Un escrito bien llevado, tienes la magia, querida niña, de saber hilar un escrito donde nada queda al azar, donde todo está en su lugar. Este texto en particular hace doler el alma porque la historia de Céfora, es la de todas, es la vida en esa soledad que grita desde todos los rincnes la tristeza que sólo quiere llorar. Bravo, Ely, bravo, mi niña. Tienes un gran futuro en las letras. FaTaMoRgAnA
14-07-2008 muy bueno. ludwingstar
11-07-2008 Me encantó!!!! Al final terminó aceptando que es imposible escapar de los males necesarios... Dreams_Butterfly
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]