TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / bassiliko / Los Maine y Naldo

[C:361605]


Naldo era un joven de mediana estatura, delgado, atractivo. El menor de tres hermanos, consentido por sus padres, el favorito.
Se dedicó a estudiar el órgano y con menor suerte incursionó en el canto.
Conoció a Melly, hija de un militar de bajo rango, y de una mujer adicta al wisky.
Ambos supieron cómo conquistar a Blois. Aduladores e interesados , lograron poco a poco lo que se proponían.
En tanto, Pedro , con su música y sus melodiosos acordes, era la voz parlante de Dios, en latín. Las misas se rezaban en ese idioma y todos los fieles iban a la iglesia con sus misales para poder participar de las ceremonias. Salvo, claro, las jóvenes damas de caridad, que asistían a la misa de 10, con sus medallas y cintas rojas que las identificaba como tales. Se denominaron Hijas de María por su devoción a la Virgen y su mayor virtud era saber de memoria la misa y las letanías .
Sobra decir que Melly se sumó con su medalla y cinta roja a tan selecto grupo, no sin el escarnio de varias de sus integrantes. No en vano eran todas hijas de fundadores del pueblo, ella había llegado por un traslado de su padre a Campo de Mayo.
Fue sencillo para Naldo reemplazar a Pedro Maine de la misa vespertina cuando llegó el invierno del ´45. Su extrema delgadez y un intenso frío se sumaron para que debiera guardar cama un buen tiempo. Se esforzaba por cumplir con su misión en la misa diaria, por la mañana , y todas las misas matutinas de los domingos, pero sus fuerzas no le permitían más que eso.
Sofía, preocupada por el estado de salud de su hermano, consultó con el doctor Repetto, vecino de la parroquia . Descartó toda preocupación, era una infección pasajera que pasaría con reposo y una alimentación adecuada.
A partir de esa ocasión , Sofía comenzó a ocuparse de elaborar ella misma la comida de su hermano. Si bien ambos eran de contextura delgada, como lo había sido toda su familia, puso especial cuidado en incluir alimentos más nutritivos, que estimularan su precario apetito.
Pasado el invierno, la primavera haría brotar más pesares para los Maine. CONTINUARA

Texto agregado el 13-07-2008, y leído por 60 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]