TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Atma / El árbol crece

[C:362776]

Caían como finos cristales junto a las hojas; como lagrimas desde la copa de los árboles las dulces y delicadas gotas de agua que la lluvia dejo entre las ramas después del escampe. Podía ver todavía como el viento las mecía un poco y dejaba caer todo lo que esta demás. Podía ver poco a poco como soltaba el árbol su tristeza y la dejaba caer, dando así lugar a los renuevos que se alimentaban del agua que caía desde el cielo, del rocío de la mañana, de sus hojas marchitas, así como el alma se alimenta de lo nuevo, así como el alma se alimenta del recuerdo, y surgen renuevos y crecen mas y se hacen ramas, y dan flores unas, y otras dan fruto.
También veía como se formaba debajo del árbol una charca que se ahondaba y que crecía y veía como se formaba un estanque de ella, como crecía con cada gota, como las ondas dejaban inquieta a la superficie, como las aves recelosas se acercaban a beber un poco de agua. Las veía volar hacia la copa, las veía acercarse hacia el estanque, las veía subir y bajar, las veía felices y llenas de paz. Mientras las veía yo a través de mis ventanas suspiraba y me llenaba con estos pensamientos: “llenas de paz” me repetía a mi mismo cada vez que las veía, sintiendo paz al ver en ellas esa tierna danza, ese vuelo, ese vaivén. Veía el árbol y sonreía, sintiendo paz, sintiendo envidia, viendo en el la noble esencia de la vida conjugándose con todo lo demás. No había nada tan sublime en ese momento, no había nada tan perfecto. ¡Eso! Exactamente era eso, era perfecto.
Pasaba el día y seguía yo embelezado, viendo atentamente el paisaje hermoso e invariable cuando llega de lo lejos un hombre abrazando un hacha y una sierra, lo veía y sentía algo extraño, no entendía que era, pero algo estaba fuera de lugar. Tuve que parpadear para ver bien y entender. Vi como amarraba el arnés y como subía el hombre aquel. Subió hasta perderse en las ramas y vi caer el nido, hogar de aquellos dos que danzaban, los vi volar, los vi alejarse, los vi perderse en el horizonte. Vi lo que sucedía sin poder hacer nada. Caían las hojas, cayeron las ramas y estando aun de pie parecía marchito el árbol. El hombre bajo y saco su hacha, y lleno de dolor observe cada golpe que daba. “cayo el árbol” suspiré, y viendo como lo cortaban, con tristeza, me despedí de él, cerré mi ventana, le di la espalda y me fui a dormir. Al día siguiente la volví a abrir y miré. Ya no había nada que pudiera observar para quedar maravillado, para entender el significado de la vida en medio de las cosas más simples, para quedar conmovido en lo profundo de mi alma por algo que no cambiaba nunca. Ese día cerré la ventana y no la volví a abrir hasta el día siguiente, ya no tenia deseos de asomarme.
Todos los días veía por mi ventana, sintiendo algo de nostalgia, tratando de ver si en mis recuerdos podía alucinar y ver de nuevo la imagen que extrañaba. Pasaba el tiempo y al ver por la ventana solo encontraba un tronco viejo y las raíces firmes en el suelo.
Pasó el verano y lo sentí tan solitario, sin el canto de las aves que en la tarde se escondían entre las hojas evitando el calor del sol. Lo sentí triste, viendo a través de la ventana un vacío que perecía en el infinito, ya no estaba, ya se fue, ya se fueron, se fueron los buenos amigos.
Vino el otoño y pensé que sus hojas estarían rojas, que las ramas mas pequeñas caerían por si solas, estaría viendo como el viento las hacia caer al mecer el árbol. Pero ya no había árbol, no habría hojas rojas cayendo, ni estarían por montones en la tierra.
Llego el invierno que llenaba de nieve los bordes de la ventana y hacían difícil abrirla temprano en la mañana, lo que a veces me hacia pensar que no tenia ninguna razón para abrirla, ya no tenia razones para soportar el frío, ya no estaba el estanque congelado, ya no habían ramas blancas cubiertas por la nieve y aun el pequeño tronco estaba sepultado por la nieve. Ya no había nada que ver más que la eterna blancura que lo cubría todo.
Fue el invierno más triste. No pudieron adornar el árbol para las fiestas, no hubieron luces colgando de el, no se vieron las guirnaldas, no tenia nada.
Deje las ventanas cerradas el resto del invierno, pues no había motivos, no tenia razones para abrirlas, solo para llorar, para llorar en silencio lo que no era mío y lo que perdí.
Con los meses vino la primavera y la nieve se seco. Esta es la época en la que todo se llenaba de vida en el árbol, en la que el canto de las aves se oía mas fuerte, en la que había mil razones para sonreír. Era el primer día de un sol radiante y la abrí para hundirme un poco en mi nostalgia, pero vi algo nuevo, algo diferente. Salí corriendo a ver lo que pasaba en el tronco marchito y al acercarme una lágrima feliz rodó por mi cara. Era un renuevo. Tan majestuoso, tan único, tan real. Era apenas una pequeña ramita verde que surgía en vertical desde el centro del tallo con dos pequeñas hojas que rebosaban de verdor. Volví a mi casa y me asome nuevamente por mi ventana. Vi pasar el tiempo y lo vi crecer. Vi como surgían las ramas, vi como se llenaron de hojas, Vi venir a las aves, las vi hacer su nido. Una vez que el tiempo paso y los años lo devolvieron, asomado en mi ventana vi la primera lluvia para mi árbol grande. Lo vi bañarse y lo vi beber hasta que salio nuevamente el sol y fue cuando vi como caían, caían como finos cristales junto a las hojas; como lagrimas desde la copa de los árboles las dulces y delicadas gotas de agua que la lluvia dejo entre las ramas después del escampe.

Texto agregado el 22-07-2008, y leído por 370 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
15-09-2008 Bello y profundo, la naturaleza es la vida, has descrito muy bien el sentimiento que nace del corazón por nuestros amigos los árboles, me gusto mucho, te felicito, govinda govinda
01-09-2008 muy hermoso , nos hace pensar que a pesar de cada tropezo, de cada lagrima siempre vendra el sol... que mientras hay vida hay esperanza! marbella
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]