TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Los juguetones virus que nos revolotean

[C:363059]






Los traviesos virus se han ensañado con los equipos de mi ciber. Son pajarillos invisibles que se encargan de desordenarme las carpetas, dejarme inutilizables algunos programas y, con ello, provocar la estampida de mis clientes, a quienes les basta y sobra con bregar con sus propios bicharracos invernales. Estos virus son dispersados en la red por individuos que intentan probar su plenipotenciaria sabiduría destruyendo y obstaculizando, lo que, a todas luces, parece que es lo más fácil.

Para estos flagelos, con valen ni pañuelos ni grageas, sino un simple antivirus que se “echa a correr” para analizar y luego destruir a esos intrusos maldadosos. Estos desagradables seres, se me figuran con dientecillos aguzados, de ojos pequeños y malévolos, intuyo su faz pecosa y sus pantaloncillos a media pierna. Tienen nombres extraños, pero, para mí, sólo se apellidan del peor modo.

Un cliente, de los muchos que concurren a diario, intentó aprovecharse de esta situación y, como yo les he advertido a todos mis parroquianos de la existencia de estos invasores virtuales, me dijo que no había podido hacer nada en el computador. La primera vez que sucedió esto, le permití que no me cancelara nada y el tipo salió muy orondo. Pero anteayer, sabedor de la triste situación, me pidió un aparato y se lo concedí. Al rato, se paró y se fue, aduciendo que no había podido abrir ninguna página. Nuevamente, no le cobré.

Ayer, de nuevo, el mismo personaje entró al ciber y me pidió un computador. Se acomodó y como yo tengo la posibilidad de ver cada computador desde mi equipo, en una pantallita pequeña, me di cuenta que el tipo había abierto su mail, revisado sus correos, hasta se dio el lujo de contestar uno de ellos y luego, muy campante, se levantó y me dijo, una vez más, que no había podido abrir nada. Entonces le cobré el importe y el me miró con cara de sorpresa. Pero, canceló igual. Su jueguito había llegado a su fin.

Sé que, al fin de cuentas, estos inefables gusanos serán derrotados. Para ello, se formatearán todos los computadores, lo que equivale a desarroparlos de programas y aplicaciones, dejarlos calatos, sin memoria y sin pasado, como los Adanes tecnológicos que son. Así, una vez recargados, estarán listos para su brega diaria. Hasta que aparezca una vez más, alguno de esos gusanillos diabólicos que hacen pebre los programas y ridiculizan todas sus acciones. Es la vida ¿no? Por lo menos, estos computadores resucitan todas las veces que uno quiera. Nosotros, no tenemos opción y los males que nos aquejan, se irán con nuestros huesos un día cualquiera, precedidos de un spam con música de réquiem. Y ante esto, no habrá antivirus que valga y sí, una cuenta hospitalaria y otra funeraria, impagables ambas. Pero eso, es otro tema...




























Texto agregado el 23-07-2008, y leído por 299 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
28-07-2008 jajaja, está bueno, y lo tomás bastante bien al tema de los virus, yo me pongo como loca y subo y bajo a todos los santos. Buen texto. Un beso y mis estrellas. Magda gmmagdalena
24-07-2008 Jájajaaa...siempre tan creativo! ¡Mis *!!! MujerDiosa
23-07-2008 ohhhh! interesantísimo relato, como para quitar el sueño al mismísimo Mogadon y su tierna novia pasiflorina. Si señor , cómo no, si, si, de una trascendencia y profundidad filosófica que da miedo! marxtuein
23-07-2008 mmm, a ver esos gusanos si se que te inspiraron.... y no te preocupes....inefablemente seran derrotados .....asi es la vida. lisinka
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]