TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / EVERSANGEL / \"PECADOS\"

[C:363834]

Se levantó de su silla después del mareo, caminó al baño y empezó a vomitar. Su doctor de cabecera le ha dicho mil veces que no esta enfermo, que todos sus análisis dan negativo. “Es cosa de la mente”

El afirma que mentalmente esta sano, que no hay nadie mas cuerdo que el. Se negó a visitar al psicólogo por que el creé que esos señores están locos

Ayer, se despertó gritando, blasfemando entre sudores. ¿Cuantas maldades han entrado por sus orejas? Es un receptor de la maldad, de la perversidad, de iniquidad apabullante. ¿Cuantos demonios se han anidado en su vientre? Su memoria es una cloaca de pérfidas bajezas. Le han confesado un cúmulo incalculable de aberraciones que no puede revelar, Por que le fueron confiadas bajo la regla de la confesión. Por esa razón, viven encerradas en ese hombrecillo calvo y temeroso.

¿Quien lo diría? El cura se esta agusanado con la putrefacción que le descargan sus feligreses infieles. Hoy por la tarde, don Pascual el psicólogo, preguntó por su salud. Vino a confesarse pero como siempre, estando a punto… dijo, mejor otro día que no este el cura tan ocupado. Pero el sabe muy dentro de el, que no quiere ser confesado porque dice que ese cura esta maldito. Si, maldito por tantas maldades que escucha de la gente.

Don Pascual, se fue. Se fue arrastrando una larga cola de negrura que sale de su conciencia. Se fue apestando a la lujuria con la que engaña a Martita su esposa y que siempre ha querido confesarle al cura para descansar su conciencia. Pero otra vez, el orgullo no lo dejó. Un hombre de ciencia como el, creé mas en la terapia psicoanalítica que en la teología.

¡Que estupidez! Venir a confesarse y no confesarse… me dijo el cura cuando le di sus saludos. Pero mejor así. Porque ese hombre esta loco. Si, loco de tantas locuras que escucha de la gente… el cura se quitó el hábito y se fue a su dormitorio, dejando a su paso, un hedor abominable a pecados negros y putrefactos…

Desde la sacristía lo escuché vomitar. El olor se expande por toda la iglesia con fuerza tal que apaga las velas. Yo no se si es por eso que la iglesia huele a hipócritas beatas, a infelices pecadores, a iniquidad crónica. El hedor se me clava en el olfato cual punzones negros del infierno.

¿Y que puedo hacer? Dímelo tu Señor, ¿Quién mas me respondería sino tu? después de todo. ¿Qué sabe el Papa del cielo?
¿Que sabe el hombre de ciencia?
¿Que saben ambos de la verdad del universo, de donde estamos, de lo que somos? … y líbranos del mal, amén.

Copyright Eversangel/

Texto agregado el 29-07-2008, y leído por 155 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
17-08-2008 a que no te gusta que te uneen? Pues no lo hagas. Raldum
29-07-2008 Excelente cuento divinaluna
29-07-2008 buena narración...buen tema. mapata
29-07-2008 Buen relato, se lee de un tiron. Felicitaciones. galadrielle
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]