TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La asesina

[C:364327]






Me heriste de muerte, no usaste un arma de fuego, tampoco una daga, no utilizaste un veneno letal, sólo fueron esas palabras, un puñado de palabras que, pronunciadas con saña, destrozaron mi corazón. No, no me dijiste que me odiabas, no. Por el contrario, con rotunda claridad, alivianaste los cielos que pugnaban por caérseme encima y me dijiste: -Te amo con locura. Y yo, por supuesto, encendí la llama que dio inicio al carnaval de mi alma, me rendí a la locura, me sumergí en el desenfreno, comprendí que era uno de los pocos seres destinados a conocer esa quimera que todos llaman felicidad y que muy poco saben realmente de ella. Porque, fui feliz, y lo fui colmando toda su arquitectura, me harté de felicidad, nadé en felicidad y crucé los nonagésimos cielos, desplegando las alas suntuosas de la ilusión.

Me heriste de muerte y lo comprendo ahora. Me harté de felicidad, me engolosiné con ella y cuando, ahíto, te miré a los ojos, ya no eras tú, sino otra. Te invoqué, quise besar tus deliciosos labios y me rechazaste, cerraste todas tus puertas y, de las alturas, regresé a mis sombras, a mis tormentos. No, ya no hay remedio. Otros caen rendidos hoy en tus brazos, son otros los que se sumergen en los remolinos de tu mirada, otros seres se multiplican en tus sueños y asimismo, como sueños que son, se diluyen con un nuevo despertar.

Soy un muerto en vida, como los son muchos, antes que yo, después de mí. Somos un ejército derrotado, un grupo de tránsfugas de tus brazos que ahora buscamos sórdidos pantanos, rogando a Dios ser engullidos por ellos para restarnos de esta existencia.





-No sabes cuanto te amo- dijo ella, con su dulce voz.
Y el hombre, uno más de los muchos que han desfilado delante de esa diosa de fuego, sintió que todo le había sido negado hasta ese preciso instante y que ese era el verdadero sentido de su existencia. Pero, el sutil aguijón ya estaba clavado en su corazón. Un poco más tarde, lo comprendería...














Texto agregado el 02-08-2008, y leído por 148 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
02-08-2008 un exceso de felicidad se paga con exceso de dolor divinaluna
02-08-2008 que hay que hacer para que alguien no se sienta asi?Despues de escribir este texto yo creo que te sentiras mejor.***** anablaumr
02-08-2008 Te fijas que siempre se sufre despues que se da todo?. Sean mis estrellas luminosas para vos y este relato tan bien construido.5* magaoliveira
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]