TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Wenl / III.- Los Sitios sin Luz (Aliot)

[C:364839]

III.- Los Sitios sin Luz

Los Shientys pasan entre tres a cuatro años en introspección, cada uno perdido en su mente, sometido al martirio de sus propios pensamientos, soportando día y noche los desvaríos de una conciencia que no tiene otra posibilidad que pensar... y pensar.
Tras este lapso de tiempo, algunos logran encontrar su Centro y crear electricidad, con lo cual adquieren el título de Maenhtys, pero la gran mayoría se hunde en la desesperación y cae en la cuenta de sus propias limitaciones. Aquí la delgada línea entre la fantasía y la realidad adquiere consistencia y los sueños terminan resquebrajándose, marcando el fin de cualquier residuo de inocencia que aún pudiesen albergar sus corazones.
Los que tienen menos suerte terminan por perder la razón y son devueltos a sus hogares, delirando y sin los poderes que tanto tiempo les había costado controlar.

Aliot pasó siete años en los "sitios sin luz" buscando su Centro.

Estos lugares eran pequeñas habitaciones cuadradas separadas entre si por árboles, y comunicadas con el exterior por una ventana de madera que sólo se abría una vez durante la noche cuando les dejaban la comida para el día siguiente. En su interior, un lavamanos, una cama y un inodoro constituían su único mobiliario.
Los Shientys tenían prohibido cualquier trato con las personas durante su estadía aquí bajo pena de ser expulsados. Al momento de encontrar su Centro, debían dar una señal creando un rayo de luz vertical durante la noche para ser sacados de la habitación y si su desición final era rendirse debían esperar hasta que llegase el encargado de los alimentos y entregarle la piedra que habían recibido al entrar.

Aliot no hizo ninguna de estas cosas.
De aquellos siete años recordaba imágenes independientes, como haber sido llevado y encerrado en el medio del bosque y las líneas en un rincón libre de la pared con las que contaba las interminables veces en que el mismo hombre abrió la ventana y arrojó al interior una bolsa cuyo contenido consumía de inmediato.
Después de eso recordaba haber despertado en la enfermería, donde le dijeron que había perdido la conciencia una de aquellas noches y que habían decidido sacarlo, considerando que había pasado más tiempo de lo normal. Aliot protestó exigiendo que lo devolvieran, que sólo le faltaban unos meses más para lograrlo; pero fueron inflexibles. No podría volver jamás a los "sitios sin luz"

Desde ese día se obsesionó con la idea de que no le habían dicho toda la verdad, de que algo ocultaban... algo que él no podía recordar.

Aun así se guardó su recelo y decidió desempeñarse como Shienty, de todas formas ya tenía 19 años y quería ser útil, ya encontraría sus propios medios para subir de rango. Volvió con sus antiguos compañeros que no pasaron la prueba o no quisieron tomarla, los dividieron en grupos y comenzó a trabajar para el rey.
De no ser porque, de vez en cuando aparecían gravados en el reverso de sus párpados los días que se convirtieron en meses y luego en años y podía escuchar aún durante algunas noches de vigilia fragmentos del diálogo desquiciado que acompañó su estadía en aquel frío lugar, su vida habría regresado por completo a la normalidad.

Pero su mente no le daría la satisfacción de ser normal.
Nunca.


"Meses sin razón...
Olvidar que es histeria, las palabras que el silencio pronunció"

Texto agregado el 05-08-2008, y leído por 168 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
01-09-2008 eres un emo? que mal, odio a los emo aracnido_incomprendido
05-08-2008 baya, muy magico y las imagenes recorren toda mi razon, muy bueno y profundo tu tema. hermoso¡¡¡ daniel. 5* elmesiaz
05-08-2008 pero que imaginacion la que tenes...sorprende. En_Off
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]