TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Lawrencia / El duende castigado

[C:369865]

Los duendes, amantes de los bosques, se han ido extinguiendo junto con éstos y los que quedan son malévolos y caducos, se dedican a hacer de las suyas. La mayor parte de las veces procuran ahuyentar a los seres humanos de los pocos bosques que quedan, emitiendo murmullos, aullando como lobos o rompiendo las casas de campaña para que los humanos se congelen
Como todos los duendes, Folletto era un ser mitad espíritu y mitad mortal, aunque tenía más de espíritu que de materia, por ello tenía más de dos siglos solar viviendo en la Tierra. Tenía la piel arrugada y oscura como la corteza de los árboles y sus patas eran largas como las de los saltamontes, por lo que se impulsaba con bastante ligereza por el bosque.
Los duendes carecen de sentimientos, a diferencia de los humanos. Se dejan llevar por emociones momentáneas pero casi siempre actúan con malicia, pues quien es más espíritu que materia tiende a ser presa de los defectos del alma. Por ello, los habitantes de las aldeas no querían a Folletto y procuraban ahuyentarlo si éste aparecía.
Folletto gustaba de las bromas pesadas, y las realizaba siempre que podía, porque no le simpatizaban las personas (y a qué duende le simpatizan)..
Deseaba ahuyentar a un grupo de excursionistas que habían atravesado la montaña y se encontraban en un lugar poco explorado por el hombre. Era un valle lleno de ciervos y árboles de curiosas formas, donde Folletto vivía a sus anchas y dormía tranquilamente.
El duende llenaba las casas de campaña de objetos raros; fetiches, amuletos, ratas y pájaros muertos. Los excursionistas se entusiasmaron con la idea de buscar a la extraña tribu que les dejaba semejantes presentes y decidieron quedarse una semana más.
Fue así que Folletto se disfrazó de hechicero, se puso un chotacabras en el hombro y empezó a cantar en un extraño idioma, que era su dialecto natural.
La gente le preguntaba sobre su futuro y él les respondía dándose importancia, diciéndoles que el fin del mundo se acercaba.
- Cuando esto suceda veréis un ser tan extraño salir del lago, que os llenaréis de miedo y no desearán volver más. Os recomiendo huir de este personaje porque de lo contrario os llevará y condenará para siempre.
Los excursionistas se sintieron atemorizados, por lo que uno de ellos, de creencias oscuras, pidió la protección de un espíritu para que no los atormentara.
Sin embargo, casi al atardecer, un fuerte viento tumbó las casas de campaña y sus habitantes huyeron despavoridos, creyendo que se acercaba el monstruo.
Pero no se trataba de Folletto, sino de Shax, espíritu demoníaco invocado por uno de los excursionistas. Así que al llegar y no ver alma alguna por allí, se indignó sobremanera y espero hasta encontrar al responsable. Se topó con Folletto, vestido de hojas, con una gran boca de pez y ojos de sapo. Creyendo que todo aquello era una pesada broma, Shax se llevó prisionero a Folletto para que fuera su sirviente durante un siglo.
Ya ha transcurrido el siglo, por lo que Folletto debe estar regresando a la Tierra por estas fechas, dispuesto a vengarse de los humanos, por cuya causa fue sido castigado.
Y es que Folletto sólo pretendía deshacerse de la gente para vivir tranquilo en su valle lleno de ciervos.

FIN
Lawrencia

Texto agregado el 10-09-2008, y leído por 122 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
11-09-2008 que bonito. Me encanto tu historia. Es un lindo cuento con mucha magia. abrazos. carolina52
11-09-2008 Interesante, pero creo que puede dar para más. Lo lúdico, lo desconocido, lo extraño de seres que habitan en el bosque o son sus protectores, es un tema poco explorado. El relato entretenido, acertado hasta la intervención de Folleto fingiendo ser hechicero; luego siento que la narración o la historia decae, se evapora. Saludos. cvargas
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]