TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / El peligro que implican los patitas cortas

[C:372327]







Hasta hace poco, repelía a los niños ajenos, no soportaba sus precocidades, repudiaba sus pataletas y maldecía el momento en que me cruzaba con alguno. En suma, un niño ajeno, me provocaba urticaria, se acrecentaba mi neurastenia ante el movimiento perpetuo de esos pergenios y su locuacidad desatada, que casi siempre desemboca en pataleta.

Pero, hoy, también les temo. Y no es que estos pequeños rapaces hayan adquirido mortales hábitos o anden propagando la peste bubónica. Nada de eso, aunque, para el caso, sería preferible. Sucede que, de un tiempo a esta parte, ha proliferado un flagelo que parecía no existir, pero que, muy por el contrario, era casi una clase social que se movía soterradamente y que de a poco fue asomando sus fauces, hasta que fue avistada por los radares del periodismo, quienes la desenmascararon y llenaron planas y más planas, atiborraron de imágenes las pantallas de la televisión y pusieron en jaque a todos los personajes que se relacionaban con menores.

Y de allí proviene mi temor. Me asusta que una sonrisa mía, dirigida a uno de estos pequeños monstruos, sea interpretada como una retorcida invitación a comerse un caramelo en la trastienda. Temo acariciar el cabello de un pequeñuelo –gesto que en realidad, solo parangona al del domador que desea amansar a la fiera- pues siento que la madre o el padre, me contemplarán con una mirada que reflejará toda la suspicacia del mundo.

Por lo que, la irrupción de un rapazuelo en mi entorno, puede compararse a la de una alimaña venenosa, a la cual hay que mantener a raya, puesto que en ello está involucrada mi integridad. Les repelo y les temo, y maldigo a los pederastas que pusieron en tela de juicio a todos los que tenemos que vérnoslas con esos pequeños inteligentes que todo lo saben, todo lo dicen y, lo que es peor, todo lo sospechan.

Por lo que, desde ahora, seré indiferente con esos demonios de patas cortas. No quiero que un mocoso que recién acaba de ser destetado, me apunte con el dedo y me trate de “rancio”, como lo pregona una odiosa campaña radial…












Texto agregado el 26-09-2008, y leído por 162 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
26-09-2008 Es verdad. Yo ahora abomino de los seres pequeños. Hasta un enano se puede subir por el chorro***** ernesto_heminguay
26-09-2008 triste pero cierto! yo me uno a ese pensar. mis 5* y un beso wicca
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]