TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rio_escondido / Revolución o no revolución

[C:372959]

Hoy en día suena hermoso pensar que una revolución cambiaría nuestras vidas, nuestro país y así todos viviríamos en un lugar mejor. Muchos creen que esa clase de sueños, se vuelven realidad. Pero si uno ve la situación actual de Bolivia, es impensable creer en una revolución. Es casi un suicidio pretender que dicha acción nos hará cambiar. Se puede comenzar un cambio, pero este debe partir de nosotros mismos.
Si se quiere que Bolivia cambie, la gente debe cambiar. Uno podría pensar que salir a las calles gritando que se cambie al gobierno o que se saquen a los corruptos, provocará el cambio. Pero una marcha lo único que causará es el desprecio de las personas que trabajan día a día, gente común que lo único que quiere es vivir en paz, gente que pide ganar lo que le corresponde. Hay formas de cambiar nuestro país, pero todo debe empezar por nuestra forma de actuar. Si uno cree que los bloqueos y las marchas son una forma de ahogar nuestras ciudades, pues la gente que marcha por la paz, debería dejarlo de hacer, porque aunque tenga toda una buena intención de mostrar a la gente que existen personas que buscan una Bolivia mejor, es alentar a los marchistas a que sigan perjudicando a los demás con sus protestas.
Por otra parte, se puede observar que la educación cívica no es la mejor. Hoy en día se puede apreciar que en muchas de las instituciones educativas la enseñanza se basa más que nada en el área exacta, pero civismo no se ve. Creer que enseñar a los niños a decir: “Rendirme yo, que se rinda su abuela, carajo”, es el mayor simbolismo de civismo que tenemos, pero no se enseña a amar la bandera, tampoco a tener una idea clara sobre nuestra historia. Muchas veces, el día de la Independencia es tomado como un feriado más y cuando los jóvenes que desfilan son entrevistados por algún medio de comunicación, las respuestas que se dan no son las más acertadas, incluso da vergüenza ajena.
En conclusión se puede decir que la palabra revolución suena hermoso, pero como dice un famoso refrán: “Del dicho al hecho, hay mucho trecho”, en Bolivia es un acto poco factible para lograr un verdadero cambio. La mejor revolución es cambiar a la gente. Pero esto debe comenzar desde la educación a los niños y jóvenes que están abriendo los ojos al mundo. Aquellos que no serán nuestro futuro, sino les damos un buen presente.

Texto agregado el 30-09-2008, y leído por 168 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
03-10-2008 Me ha gustado mucho también este... creo que tienes un buen nicho aquí. Sigue escribiendo así. Besos. Pablo. dr_truman
01-10-2008 La verdadera revolución se constituye de solidaridad,fe y transparencia administrativa******** duqueuviedo
30-09-2008 Te recomiendo que estudies algo de lo que es el Materialismo Histórico y Filosófico para entender el proceso en Bolivia. No puedes pretender cambiar las mentes (la idea) sin cambiar antes la propiedad de los medios y las relaciones sociales de producción (materia) Gracias por tu reflexión. NeweN
30-09-2008 Realmente tienes razon, rio-escondido, la revolucion tiene que partir de nuestras cabezas, pero mi cabeza no es la misma que la del otro mauro22
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]