TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / larmdo / Prometí jamás llorar...

[C:374907]

Prometí jamás llorar…



Creo que desde la última despedida en el hospital, prometí hacerme a la idea de que nada sucedería, que todo entre mas rápido mejor, sentí demasiado miedo al verte postrado en la cama inerte y sin que me pudieras responder… ¿Sabes? Me dolió mucho nuestra ultima discusión, el posesionarme de mi papel y el de comenzarte a gritar, ¿Por qué lo recuerdo? Pues por que ese día había muerto Juan Pablo II, mi ídolo, Recuerdo bien que al regresar de la iglesia, nos encontramos, tú y mamá iban por un helado, me invitaste y acepté, caminando y platicando, volvimos a casa, recuerdo que la tarde era calurosa y que nos sentamos a mirar la televisión, de pronto comenzaron los gritos y los insultos, el agolpar mis conceptos contra la irracionalidad, ¡Pero no hubo lagrimas!, Terminé por decirte que me alegraría mucho que te fueras de mi vida, que cuando muriera, yo seria el primero en ir a festejar… En ese momento, saqué todo lo que tenia en mi corazón… No estaba feliz, solo adolorido.
Los días pasaron y con ellos mi resentimiento hacia ti… Todo comenzó a tener un final, como cuando sin razón alguna te llevaron al hospital, todos creían que volverías pronto, pero muy dentro de mi corazón yo sabia que no era así… Me dolió y la verdad me resigne a los *Designios de Dios*, aquel Dios que me amaba y no hacia nada para componer mi vida… Aquel que había permitido que existieran en mi tantas cosas provocadas por los demás… Pero aun así confiaba en él.

Poco a poco veía tu fin… Ahora después de haber platicado contigo y de leerte mi poema escrito en el colegio, me doy cuenta de que mi final podría ser el mismo…

Los días han pasado, las experiencias me han hecho más fuerte, algunos han querido derrumbarme, pero he cumplido mi promesa… Jamás llorar.

Hoy un sueño ilógico no me ha dejado continuar durmiendo… Solo tu voz recalcitra mi mente… Reza por mi. ¿Sabes me duele? Aún no comprendo los cambios que vinieron a raíz de tu partida, sonará ilógico, pero Te extraño mucho, extraño tus regaños, tus insultos, pero sobretodo el beber juntos la manzanilla con leche después de haber escuchado una área de opera… Extraño el escribir en mi viejo diario lo que pensaba y soñaba… me duele el ver que desgraciadamente eras el único que a regañadientes me apoyabas y en su momento no lo entendí… Te extraño por que aún no estoy preparado para ser fuerte y luchar como tú lo hacías… Te extraño por el simple motivo de que eres mi padre… Te aseguro que mi tristeza aumenta por los avisos entrecortados de la publicidad… Ahora solo pienso que no sirvo para ser un buen ser humano, que cometo errores y que hasta el mismo Dios se ha olvidado de mí…

Hoy muy temprano en la mañana te vuelvo a recordar, quiero platicarte y me acuerdo de que ya no estas, el dolor se acrecenta cuando en la radio suena la canción del reloj cu-cu que interpreta Maná, a mi memoria vienen intensos recuerdos de mis levantadas repentinas a las 4.30 a.m. Para ir a trabajar… ¿Sabes?, Me arrepiento de haber perdido el tiempo, de no haber preguntado el ¿Por qué?... Hoy he roto mi promesa y mientras escribo estas líneas, lloro por que ya no estas conmigo, lloro, por que aunque libre, siento la impotencia de ya no sentirte a mi lado… Por haberte fallado y no ser como querías que fuera. Este año borré del calendario el “Día del padre” No por que no quiera recordarlo, sino que quiero olvidar el dolor que me causa el que ya no estés aquí… ¿Sabes te amo aunque tu nunca me hayas amado?

Siento con tristeza como el tiempo pasó y no poder recordar el motivo de nuestra fractura emocional… ¡Tengo miedo!... Miedo de que el tiempo sigue pasando y cada predicción tuya se va cumpliendo, miedo de quedar inmóvil ante la destrucción corpórea de mi organismo… ¡Te extraño! ¡Se que prometí jamás llorar! Y me importa poco si me tachan de un anormal, pero, me duele, sé que algo pasó, sé que algo minó el camino. Mis sueños, las ilusiones, pero el arrepentirse ya no regresa la cinta de la película… Quiero creer que existe un sitio en donde al termino de la jornada, buenos y malos se reúnen, en donde platican de la gran novela que les tocó interpretar, sé que ahí todos conviven y son uno, así que allí, espero encontrarte, que nos miremos nuevamente a la cara y borremos con un tierno abrazo nuestras diferencias y sobretodo vivir en armonía cada pensamiento, cada situación…

Texto agregado el 12-10-2008, y leído por 129 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]