TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / El terrorista

[C:379175]







Un señor que portaba dos mochilas negras, entró muy azorado al ciber y me preguntó si podía imprimir algo que tenía en un compact. Le señalé un computador y hacia allá se dirigió el hombre. Al poco rato, se levantó igual de azorado, transpirando copiosamente y me dijo que se había equivocado de disco. Por lo que me pidió que lo esperase un poco, mientras iba a buscar el que necesitaba, a su casa. Como hacía un calor espantoso, me solicitó si le podía guardar el par de mochilas mientras regresaba. Yo accedí, sin prestarle mayor atención, ya que me encontraba redactando un trabajo que vendrían a buscarlo en breve.

Transcurrieron varios minutos hasta darme cuenta yo del voluminoso equipaje. De súbito, recordé el rostro del tipo, luengo de barbas y de mirada profunda. Se me vinieron a la mente las espantables fisonomías de los fundamentalistas islámicos, personajes de resuelta vocación, que en un segundo hacen trizas los sueños de cientos de seres inocentes. Con resquemor, aproximé mi oreja al par de bultos, imaginando que en sus entrañas latía un reloj en reversa. Pensé en mi humanidad, que en una fracción de segundos podría desperdigarse por los aires. Contemplé a la chica que tecleaba casi a mi lado, al muchacho que parecía solazarse con los alucinantes videos de YouTube; al fondo, una adolescente sonreía y escribía con rapidez, de seguro, chateaba con su pololo. Pobre gente- pensé- no sabe que su vida está a punto de desaparecer.

Me pareció oler la carne quemada, imaginé mi negocio en ruinas, mis cuentas impagas por la intrusión ¿afortunada? de la parca. Estuve a punto de tomar los bolsos aquellos y arrojarlos en medio de la calle, por un instante, me creí un protagonista de esas películas norteamericanas en que siempre gana el bueno y si no, es cine independiente. Comencé a transpirar, no por el imperio del calor circundante, sino por la levedad esencial de la existencia. Estaba a punto de experimentar lo que siempre imaginé que sucedería, mientras veía esos noticieros plagados de noticias desoladoras.

Comencé a teclear la palabra fundamentalismo y creí reconocer la estampa del tipo de las mochilas. Mi corazón latía con apresuramiento: parecía querer bombear la mayor cantidad de sangre posible, antes que el estampido mortal lo transformara en una calabaza chamuscada.

Me replegué, como si quisiera conservar la unidad corpórea, mi deseo era que, por lo menos, mi cabeza no fuese a parar cinco cuadras más allá y que mis piernas no aterrizaran en Renca, la comuna aledaña a la mía.

Cuando estaba al borde del colapso, apareció el hombre aquel e imaginé que vendría a cerciorarse del éxito de su misión y al ver que todo continuaba sobre sus basamentos, haría uso de una granada de mano, de una pistola de grueso calibre o, por último de una afilada daga. Cuando metió su mano al bolsillo, me encomendé a todos los santos y al verificar que en su mano brillaba un objeto redondo, imaginé esas armas exóticas de los films de James Bond y me sentí al punto, al borde del degollamiento.

-Aquí traigo el compact que necesitaba. ¡Me puede habilitar ahora el equipo aquel?
¡Que bien hablaba el castellano aquel fundamentalista!..













Texto agregado el 11-11-2008, y leído por 173 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
21-11-2008 Nuestra imaginación vuela, buena descripción de esos estados de aceleración mental. neige
16-11-2008 Muy amena y con un excelente sentido del humor tu interesante prosa. No paré de leer hasta terminar. Me encantó. 5* Yetsenia
11-11-2008 Las apariencias enganan amigo gerardwalt
11-11-2008 Inteligente relato, aparte de su gracia, que juega con los perjuicios y los miedos, que a muchos les interesa que tengamos...¿ Porqué será? grauer_wolf
11-11-2008 No todo lo que brilla es oro, verdad? Ni todos los fundamentalistas explotan. Ahi te quedan cinco dinamitas. Bien merecidas. 5* ZEPOL
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]