TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Para reirse del rey

[C:380825]

Un día un conejito púber salió fuera de su casa, sin hacer caso a los consejos de mamá.
La noche llegó pronto y angustiado se dio cuenta que estaba perdido, como pudo divisó una enorme cueva, en donde el sonido se multiplicaba por mil, así que entró con tiento para no despertar a nadie y pasar la noche.
En la mañana, cuando la breve luz entraba por una rendija, sintió que había dormido calientito.
Al abrir los ojos, vio con horror que se encontraba entre las garras de un león que dormitaba. El corazón del conejo empezó a brincotear con fuerza inusitada y por un instante pensó que sería el desayuno de la fiera. Recordó el eco de la gruta y la voz infantil la moduló a gruesa y dijo:
¡Quién es el animal estúpido que tiene entre sus patas mi huevo peludo! El león, al escuchar la ruda voz se despertó sobresaltado y percibió que algo había entre sus garras y con horror vio un ovoide piloso y con espanto se dijo; si ese es el huevo, ¡cómo serán sus fauces! y salió espantado fuera de la gruta.

Texto agregado el 22-11-2008, y leído por 290 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
11-12-2008 ¡¡Buenísimo!! Saludo a tu imaginación***** tequendama
05-12-2008 La inteligencia primando sobre la fuerza ...... Me encantó, es una gota de serenidad y alegría en medio de la vorágine diaria. Miles de estrellitas candorosas. almalen2005
28-11-2008 Ay Dios!! donde puede uno encontrar la genialidad de ese conejito? mira que hace falta eh.... me encantóooo. Saludos, besos y abrazos. tigrilla
23-11-2008 jajajaj ante todo la inteligencia! muy bien luzyalegria
23-11-2008 Ingenioso, sabio y alegre tu texto. ***** MariBonita
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]