TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / delfinnegro / QUEDÉMONOS SIN ALMA.

[C:386351]

NECESARIA EXPLICACIÓN: Este soneto ha sido publicado en el suplemento cultural Areíto, del periódico Hoy, de República Dominicana, presentado por el intelectual Jorge Tena Reyes. En él, experimento un estilo innovador de versificar esta forma poética. En cada verso he puesto 21 sílabas. En esto rompo la tradición del soneto y de la poesía rimada en general, que había llegado sólo a 14 y 16 sílabas en todas las lenguas. Otro elemento nuevo aquí es que cada línea tiene 3 hemistiquios -en este caso, de 7 sílabas cada uno-, en vez de 2, como tradicionalmente se ha escrito. He creado otros sonetos, con versos de 24 sílabas, divididas en tres hemistiquios de 8 cada uno. Espero que sean del gusto de los especialistas de la rima en el mundo.



QUEDÉMONOS SIN ALMA.

Nuestra dicha vendrá si tú volando alejas el alma de tu cuerpo:
dejando entre tus piernas la vida que les llega rauda por las arterias,
río feliz sin ideas, con el cielo revuelto en hirvientes materias
sin amores ni pena, huyendo del espacio y escapada del tiempo.

Borremos la decencia, la educada conducta que manda lo correcto.
Inventa un antiamor sin verbo entre nosotros, y sin ortografía,
carente de sentido, porque la dicha nunca de lógica se fía.
Te repito que tires al alma por la borda y alejes todo afecto.

No es que yo no te quiera sino que no hay razones para que así desnudos
seamos otra cosa que ácidos revueltos en hídrico vibrar,
ciegos a toda idea, vapores en un horno que nos disuelve mudos.

Ven a ser sólo piel que se revuelve en viento, viento que se hace mar
que me deja sin alma, y hecho húmeda materia a tus huecos acudo
a ser nada en tu nada: polvos muertos que viven en los brazos de Ishtar.

Texto agregado el 31-12-2008, y leído por 305 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
22-01-2009 Dejo para los expertos los comentarios referidos a métrica y rima, que muy bien exponen sus argumentos, con una claridad envidiable, sin la cual a muchos de nosotros nos estaría vedada la comprensión de estas opiniones y tradiciones literarias. Por mi parte, sólo comento lo que realmente me agrada, no sólo por innovador y creativo (cualidades que derrochas en tus textos), sino tamb por la sensibilidad de tus letras y la capacidad de transmitir tus pensamientos con tanta belleza y armonía, y con la suficiente intensidad como para que el lector continúe pensando en lo que leyó aquí. Además, me agrada muchísimo la variedad de comentarios que generas, los cuales nos permiten asomar a este mundo literario y comenzar a formar gustos y opiniones propias. Saludos y estrellas. chocolate2008
12-01-2009 Bien bien bien ... Éste es el cuarto trabajo que leo, y creo que de todos es el más logrado. Sigo sosteniendo que la rima al final del verso no alcanza a conseguir imponer la musicalidad. Pero este poema tiene, indudablemente, musicalidad. Entonces, ¿cómo se logra? Sin duda, la rima aporta, pero mucho más aporta el ritmo, que en este caso se ha dado con una marca muy profunda en los hemistiquios. Se puede identificar perfectamente cada uno de siete, lo cual constituye una ondulación en el acento, en el esquema tonal de la lectura (siempre leo en voz alta, y los que están al lado ... que tengan paciencia) que otorgan, sin duda, una indiscutida musicalidad al poema. ¿Es un soneto? En este caso, es muy difícil la respuesta, y creo que habrá tantas como lectores, y en el fondo muchas de estas respuestas son más ideológicas que literarias. Todo este recorrido por tus textos me ha hecho reflexionar mucho sobre esta cuestión de la musicalidad, y me fui hasta mis sextinas. Si uno las organiza en versos pareados en lugar de estrofa de seis, qué gracias, la musicalidad no se pierde, porque no se trata tanto de cómo la acomodemos en el soporte sino cómo combinemos sus elementos. Se desvanece así la teoría de dejar rimas interiores en los hemistiquios, porque de esa manera estaríamos sólo haciendo de tres versos uno. La gracia está, justamente, en lograr la musicalidad prescindiendo de la sumatoria de hemistiquios que en otra estructura estarían separados. De nuevo ¿se logra aquí el soneto? Yo creo que la musicalidad es demasiado dilatada como para lograr el efecto envolvente, arrullador que da el soneto, pero en este caso, mi afirmación es débil, y mi juicio está fundamentado en la tradición literaria, lo cual es justamente lo que se trata de romper. Hay dos posibles respuestas: 1) No es un soneto. 2) Es un soneto con una musicalidad que difiere en mucho de los sonetos tradicionales. De todos modos, como dije en mi primer comentario, la tradición literaria se ha cansado de violar las normas del soneto; no obstante, los dos cuartetos y dos tercetos endecasílabos siguen su trayectoria desde hace más de cinco siglos, y todo lo demás va quedando como interesantes artilugios literarios. Felicitaciones, y gracias por todo este aporte tan ingenioso. sara_eliana
07-01-2009 Pura carne..solo entrega. Una liquida invitacion. Saludos. Mildemonios
04-01-2009 Esto vendría a ser un polvo en toda regla, no? Una belleza expresada por otra. Enhorabuena. justine
03-01-2009 Como forma, interesante, demanda esfuerzo, creatividad, inteligencia para construir. Bien por ello. El tema es un juego y un fuego de pasiones, del momnto sublime, de la unión de dos cuerpos, pero sin almas, invita el texto. Difícil diría yo si se ha vuelto posía y canto al ritmo de la pasión. Estrellas vienen volando. FaTaMoRgAnA
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]