TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sensei_koala / Milagro en miércoles

[C:386610]

"Los caminos de dios son misteriosos"



A Pachita Rex, futura reportera.


Estás feliz porque acabas de cobrar tu beca y al fin podrás comprar esa laptop que tanto quieres. "Lap-Top", suena tan bonito y hasta piensas en frases: "No, no, yo llevo mi Lap-Top". Hasta sientes mariposas en el estómago, nunca viste tanto dinero junto en tus manos, manos que te sudan de la pura emoción. El dinero en la mochila y tus brazos alrededor de ella, apretándola a veces fuerte y a veces suave, mirando hacia todos lados y hacia ninguno.

Es ya tarde, entre seis y siete de la noche y en el periférico se miran miles de luces rojas tapizando el asfalto, haciendo lineas paralelas casi perfectas en la oscuridad incipiente. El micro, por la hora y por el lugar se encuentra medio lleno y medio vacío, ya sabes, nadie de pie y un par de asientos libres. El asiento de hasta atrás como de costumbre, y la mochila pegada al cuerpo. En cosa de un par de horas estarás en casa y podrás contar de nuevo el dinero, tu dinero.

¿Porqué siempre te pasan estas cosas? Un par de tipos suben tres cuadras adelante, uno se sienta adelante, el otro se va de pie hasta atrás, sin parecer que viajaran juntos, y minutos más tarde, el primer tipo se levanta y saca un pistola, anunciando un asalto e indicándole al chofer que siga manejando, que cierre sus puertas, que no se detenga y saque todo el dinero del día, mientras el tipo de atrás amenaza a todos cortando cartucho.

"Ya valió madre el dinero", es lo primero que piensas al darte cuenta de lo que sucede. Tienes que estar ahí, en el lugar y momento equivocado, carajo, tus ilusiones de tener una computadora personal portátil se esfuman y no puedes hacer nada para remediarlo. "Sólo un milagro", piensas, y recuerdas que en algún momento creíste en la existencia de un ser superior que impartía justicia por el mundo, así que esta vez elevas tus plegarias imprecándole a Dios lo injusto que es contigo, pues este dinero te lo ganaste con el sudor de la frente, así que no debe quitártelo, e incluso piensas si sería útil prometerle una manda a la basílica. De cualquier modo, sabes que será difícil que alguien te salve.

El pesero se detiene. El tipo de adelante encañona al chofer apurándolo a arrancar, mientras observas que delante del transporte todos los autos están detenidos, todas las luces rojas, anunciándo que la carretera está a punto de convertirse en estacionamiento. "No hay forma de avanzar", crees escuchar de labios del chofer, y de pronto de percatas que justo a un carro de distancia se encuentra un patrulla. Los tipos, desconcertados por la situación y mirando el riesgo de ser atrapados, descienden de la unidad rápidamente, perdiéndose entre las sombras de los edificios.

Increíble, pero fue un robo frustrado, piensas mientras consideras seriamente la posibilidad de ir o no a la basílica a agradecerle a dios por permitirle conservar lo que te pertenece. Después de media hora de pensar acerca de este milagro, te das cuenta que el pesero no ha avanzado un ápice, así que decides caminar, no serán más de veinte minutos en lo que encuentras tu otro transporte.

Todo el periférico es un gran estacionamiento, ¿por qué? Te preguntas mientras miras con curiosidad un gran movimiento de personas que son cada vez más mientras te vas acercando. El ambiente se siente extrañamente tibio. Al llegar a reforma te das cuenta de lo que sucedió. Restos de lo que parece ser un avión o avioneta, aun en llamas, se encuentran esparcidos sobre la carretera, mientras los bomberos alrededor intentan controlar el siniestro. "No hay paso por acá", te dice un policía. Tendrás que desviarte una cuadra.

Son las dos de la tarde y te encuentras en un tienda de electrónica escogiendo la laptop. Al final eliges una muy buena. Al llegar a la caja, en la pantalla televisiva, las noticias anuncian que fueron nueve los que murieron en el impacto de la avioneta.

Piensas, "Tengo una laptop", y sonríes.


Texto agregado el 03-01-2009, y leído por 351 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
21-07-2012 Digno de el Principe(M........O .De todas formas me gusto mucho tu cuento....nos hace llegar a la reflexion y eso es bueno al igual que tu cuento.saludos atte perres perres
04-10-2010 1* PHER3
08-02-2010 Bah. mente_ranchera
02-11-2009 Muy buen cuento. Sorprendente final. ¡Vaya muchacha más insensible! ***** flop
29-10-2009 cooo 5*. cooo
21-09-2009 Está muy bien. sophie
15-09-2009 Historia sumergida en lo cotidiano insólito de una ciudad como d.f. Saludops. Jazzista
25-03-2009 Ajustada la prosa, buen argumento y un narrador que se hace sentir. Muy bueno. ¿Así que pachita quiere ser reportera? Saludos arqui
13-03-2009 Mucho gusto en releerte. justine
21-02-2009 he aprendido una palabra: imprecar. Como no ruego, pues eso me pasa. Laptop siempre me sonó a una marca de té. La vida sigue... iolanthe
11-01-2009 Mierda, estos dos, no entienden ni un pito, porque hay que tener uno para poder hacer esto del reporteo, (jajajaja) digo, yo no tengo uno, pero igual amo hacer este tipo de cosas, me encanta el desmadre feis tu feis... salir a todo ese pedo, sí es la onda! gracias, Paola, te quierop. ya vamos por el chingado mezcal, carajo! :) Pachita_Rex
09-01-2009 Pobre Pachita!!! :( musa_universal
07-01-2009 Que mala onda por pacha!!!!!! A esas horas del periférico caminando sola quien sabe que cosas sucias pudieron haberle pasado, pobre de mi pacha!!!Te amo!!!! Froilan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]