TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / CARTA A UN MILLONARIO ATÍPICO

[C:386611]






Estimado señor, le he visto muy elegante y a la moda, en círculos que no le corresponden. He allí el efecto que usted busca conseguir (y por supuesto que lo logra con excelencia), y luego, haciendo gala de una generosidad, desusada para estos tiempos, regala dinero a destajo, entrega propinas sobredimensionadas y le ofrece a esa multitud que le persigue como si fuese un Cristo redivivo, todo lo que desde siempre se le ha mezquinado. Se produce, de este modo, una curiosa combinación: un ser opulento, redistribuyendo simbólicamente parte de esa torta que se ha guardado históricamente en bóvedas ocultas e inaccesibles. Todo un Chaplin, en el mejor sentido de la palabra, caricaturizando a esa clase que maneja el verdadero motor de toda sociedad: el dinero.

Y no se crea, usted también se ríe de esa clase a la que quisiera favorecer, ya que le muestra la carnada, tras la cual se oculta el anzuelo de su propio escepticismo. Mire usted hasta donde llega la inocencia de la gente al querer proclamarlo como un candidato a la Presidencia de este terremoteado país. ¿Acaso se imagina esa plebe que ha redescubierto a un nuevo rey Midas, un personaje que, melena rizada al viento, les solucionará los problemas con una simple imposición de manos? ¿Qué abrirá sus faltriqueras y, gracias a esto, la salud correrá como un milagroso torrente, favoreciendo a todos por igual? ¿Qué bastará un fajo de billetes para que la educación sea una bendición ecuménica, en la cual, nadie se quede afuera de las oportunidades? ¿Qué la crisis será un juego de niños y hasta el más patipelado tendrá derecho a conducir un Mercedes?

Sea como fuere, usted apareció en el momento justo. Tanto para alentar la esperanza de los incautos, como para agregarle cizaña a esa clase todopoderosa que impone las cotas y la servidumbre. Hasta es posible que, desde hoy, el juego de la política sea más lúdico y más sincero, acaso, los prohombres de las empresas se comiencen a dejar crecer sus cabelleras y desenfunden con mayor facilidad sus billeteras. Acaso, y sólo acaso, este Chile algo amargado, comience a creer en la magia y que, por algún sortilegio repentino, las cosas comiencen a mejorar. Si es así, gracias señor Farkas por el favor concedido…










Texto agregado el 03-01-2009, y leído por 164 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
03-01-2009 ojala sean rápidos desenfundando las billeteras, que tu sueño se cumpla!!! divinaluna
03-01-2009 Ja, buena. me ofrezco para ir a entregársela personalmente***** ernesto_heminguay
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]