TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / alexisalvarez1976 / EL DIA QUE MURÍO MENEM

[C:386646]

La noticia se conoció en horas del mediodía y la Argentina entera se estremeció en una mezcla de dolor, tristeza y congoja: el doctor Carlos Saúl Menem, dos veces presidente de la Nación, de 1989 a 1999, había muerto.
El pueblo se dio cuenta que había perdido a su gran líder y estadista, y por eso la gente, espontáneamente, abandonó sus trabajos y comenzó a dirigirse hacia la Plaza de Mayo. En poco tiempo, ya eran miles, que digo miles, cientos de miles, millones, los que autoconvocados en la Plaza de Mayo gritaban: “¡Se siente, se siente, Menem esta presente!”.
Esta manifestación masiva y espontanea en homenaje al caudillo se repitió en todas las provincias, desde las grandes ciudades hasta los pequeños pueblos. El gobierno nacional declaró duelo nacional por una semana y no tardaron en llegar las mensajes de adhesión a la memoria del ilustre que se había ido para no nunca más volver.
“El país ha perdido a un político brillante, a un estadista sin igual que puso a la Argentina entre los primeros países de la Tierra” dijo la presidenta, la señora de Kirchner. El señor Nestor Kirchner, en su rol de presidente del Partido Justicialista declaró: “El justicialismo ha perdido a su gran líder, el discípulo dilecto del general Perón”. El titular de la CGT, el señor Moyano, amplió los dichos de Kirchner: “No solo fue el discípulo dilecto del general Perón, sino el primer trabajador, el hombre que dio todo por el progreso del país y el bienestar de los trabajadores. Con Menem se va el más grande dirigente que tuvo el peronismo luego de la muerte de Perón. Convocamos a todos los trabajadores a concurrir a su velatorio”.
La UCR también expresó su congoja por la muerte de Menem, “hoy los radicales podemos decir que como viejos adversarios vamos a despedir a un amigo, a un estadista, a un líder, a un caudillo”. También la señora Carrió expresó su dolor: “Menem fue un adelantado a su epoca, un iluminado, un elegido por el Señor, para llevar a la Argentina a ser lo que es hoy, un país llamado a ser guía de las naciones”.
El jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el señor Macri declaró: “Se va Menem, yo tomaré su bandera, que será una guía para la patria. Viva Menem, el neoliberalismo, el uno a uno, y viva Perón, carajo”.
La Bolsa de Comercio suspendió sus operaciones y resolvió que su salón principal se denominaría: “CARLOS SAÚL MENEM”. La AFA suspendió los campeonatos de fútbol por quince días, y el señor Grondona declaró: “El pueblo esta dolido por la muerte de su conductor, no habrá fútbol. El próximo campeonato se denominará CARLOS SAÚL MENEM.” Expresiones de la misma índole se escucharon en todas las organizaciones y asociaciones del país de todos los ámbitos. El gobierno ya adelantó que el dia del nacimiento de Menem, el 2 de julio, sería declarado feriado nacional como “día del caudillo” y el 14 de mayo, día en que Menem fue electo presidente en 1989 y reelecto en 1995, “día de la eterna democracia y la virtud de la república”.
Para homenajear a Menem, la Corte Suprema ordenó la liberación inmediata de mil presos comunes en todo el país y los jueces declararon: “Fue la voluntad del caudillo”.
Marcelo Tinelli levantó sus programas y anunció que a cambio se darían documentales sobre la vida de Menem, sus obras y discursos.
La Iglesia manifestó su interés en canonizar en Menem y lo declaró: “Defensor de la fe”. La comunidad judía sostuvo que con Menem se iba un “aliado incondicional de Israel y del sionismo”, mientras que los musulmanes sostuvieron que Menem fue un “defensor irrestricto de su sangre árabe, de la causa palestina, y amigo dilecto de Yasser Arafat”.
La embajada estadounidense declaró a Menem “soldado del Imperio” y sostuvo que una de las sillas de la Casa Blanca se denominaría “Carlos Saúl Menem”. Las Naciones Unidas y los gobiernos del mundo entero no ahorraron palabras para expresar su dolor y congoja, pero también resaltaron palabras de elogio al “defensor de la democracia”, “soldado de los derechos humanos” y “paladín de la paz”, tanto que se resolvió darle el Premio Nobel de la Paz en forma postuma.
Mientras tanto, el pueblo entero se sumió en un duelo interminable. La cola del velatorio abarcaba como cincuenta cuadras. Millones de personas, sobre todos los pobres, no dudaron en donar su sueldo entero para comprar flores y homenajear al caudillo.
Una gorda del conurbano bonaerense expresó lo que era el sentimiento de millones de argentinos:
“Me quede sin un peso, pero no me importa. Soy peronista y siempre vote a Menem. Con Menem vivíamos mejor. Me gaste todo mi sueldo para comprar una corona, no tengo para comer, pero dormiré tranquila. Menem para mi fue todo. Por el uno a uno, por la revolución productiva, por el salariazo, por la convertibilidad, por el fin del servicio militar obligatorio, por los indultos, por los guardapolvos, por la Suprema Corte del 5x4, por Caballo, por las AFJP, por los jubilados, por Menem, por Duhalde, Viva Perón, Viva Menem, carajo”.

Texto agregado el 04-01-2009, y leído por 96 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
04-01-2009 Malísimo. Bajo. augustus
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]