TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / janusmoon / Soplo de aliento

[C:390700]

Encontré su alma delgada, su pequeño cuerpo y sus pupilas dilatadas, como si viera la luz en muchos años, me habló de su terrible abandono, de su inmenso vacío, de todos esos años escondido en el laberinto de recuerdos rojos y azules donde el mundo es del simple tamaño del ojo de una cerradura y las sombras son manchas negras vivas que se mueven a voluntad propia por pisos y paredes.

Tomé su mano y supe entonces muchas cosas de su vida. Fue entonces que sonrió. Me contó de manantiales ocultos y lugares fantásticos que nunca han cambiado, de gente que no envejece y sonrisas que nunca se disipan. De su garganta salió una luz y empezó a brillar por dentro. Su luz interior hizo que pudieran vérsele las venas y el grosor de su piel rojiza. Dijo -Ya no agonizo-. Sentí su mano caliente sujetando la mía. Fue cuando él empezó a desaparecer, con la sonrisa más sincera que he visto jamás, sonriendo como si nunca lo hubiera hecho, mirándome como si me conociera de toda la vida hasta que se desvaneció totalmente en el aire como un suspiro. Yo me quedé sujetando a la nada.

Miré intrigado hacia una de las paredes, la que se veía más antigua de todas y encontré una extraña escritura que leía así:

Agonizo en un soplo de aliento

En una burbuja arrastrada por el viento
en el hueco de una tumba blanqueada
en el espacio de una mano cerrada
en medio de tres palabras encimadas
en la cueva de una montaña encantada
entre la garganta seca y el paladar sediento
en las ruinas perdidas de un antiguo templo,
agonizo en un soplo de aliento

En la mirada baja de un niño hambriento
en el muro raido de una ciudad desolada
con el brillo oscuro de una perla olvidada
con la fuerza extinta de una trinchera arrasada
entre l a tarde gris y el anochecer incierto
en la sofocante duna de un eterno desierto
agonizo en un soplo de aliento

No había bien terminado de leer cuando una mano invisible escribió una última frase que decía: -Ya no agonizo mas-
Desde ese día me ha embargado la nostalgia y el vacío y cada vez que me despierto encuentro escrituras extrañas en las paredes de mi habitación con frases que desnudan la realidad. Creo que yo las escribo mientras duermo, no lo sé a ciencia cierta, pero ahora vivo en busca de encontrar esos manantiales ocultos y esos lugares fantásticos para saber si pueden darle algún descanso a mis agonías, alguna sensación de bienestar real y quizá, algún día sonreír, sonreír realmente y dejar por fin de agonizar, de agonizar en un pequeño pero helado soplo de aliento…

Texto agregado el 02-02-2009, y leído por 125 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
15-02-2009 En el momento que alguien es capaz de escribir esos complicado y dolorosos sentimientos comienza ese soplo de aliento. me ha parecido una buena descarga humana bien expresada.un saludo sumriura
10-02-2009 El texto me trasmite algo más que agonía, nostalgia, vacio.. Me dice que esas tres palabras tienen nombres..Me dice que te sientes más que solo, y que nadie puede hacer nada para quitar ese sentimiento… tal vez y solo tal vez de vez en cuando solo te pueden distraer de ese dolor.. cjazza
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]