TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / minuteski2009 / Magnekrópolis I - El inicio

[C:394169]

Habían llegado los últimos tiempos, nada o muy poco con la ciencia convencional se podía hacer por salvar la especie humana y al Planeta Tierra de la destrucción, las posibilidades sólo estaban en manos de unos individuos que se habían rebanado los sesos por inventar o descubrir desesperadamente en los últimos treinta (30) años los secretos más ocultos del magnetismo. En estos tiempos el anonimato y el heroísmo a ultranza iban a ser una virtud. Era éste el caso de Samuel RíoBravo, hijo de una familia muy humilde en algún lugar de Centroamérica, era un talentoso científico muy dado al estudio exhaustivo de la Física, la había estudiado sin cesar, y sobretodo siempre le había preocupado la manifiesta incompetencia de la ciencia conocida para desarrollar fuentes de energía que hicieran o le diera a la civilización una vía de escape ante la desolación que suponía un mundo acabado por la degradación del clima, el sobrecalentamiento y el maltrato de la modernidad al ecosistema, o sencillamente como estaba pasando ahora, la extinción definitiva de nuestro SOL: No había vuelta atrás entonces para la Sociedad Maya Central, la misma se había fraguado en veinte (20) años con los mejores científicos conocidos a estudiar la manera de salvar a la humanidad del verdadero Apocalipsis.

Samuel quién siempre se mostró proclive a estudiar las virtudes del magnetismo había desarrollado con su equipo de investigación y de trabajo de campo teorías muy fuertes y rigurosas para movilizar millones de toneladas a gran velocidad, esto es, los estudios y experimentos en las máquinas MAGNETO 2081 podían desplazar a través del espacio grandes energías y recorrer enormes distancias en el menor tiempo posible. En palabras sencillas él y su equipo de investigación habían penetrado y decodificado el mundo infinitesimal de la física cuántica y habían demostrado como el magnetismo bien dirigido podía controlar las energías de los pesos totales y desplazar grandes pesos por los espacios siderales, esto sin afectar la gravedad interestelar. El mismo Magnetismo AlfaOmega, esa fuerza endemoniada desarrollada por los investigadores podía ser capaz de trasladar trillones de toneladas por el Ciberespacio sin colapsar espacios circundantes. ¿Cuál era el plan entonces para evitar la desolación de la vida o el estallido del planeta, ante el inminente sobrecalentamiento y explosión del sol?

Ni la ciencia ficción más atrevida había concebido semejante MacroPlan…¡¡¡ Mover al Planeta entero hasta una nueva orbita capaz de garantizar la supervivencia de la humanidad !!!! … Esto más que un sueño ya era realidad, sólo había que resolver el problema de a dónde ir, a qué sitio definitivo mudar un planeta que no había hecho otra cosa sino autodestruirse de una manera ilógica o acomodaticia contra el sentido común de la Historia. Durante millones de años de la soledad de un hábitat viscoso surgió la vida conocida, condiciones de cultivo muy especial propiciaron la chispa creadora y después de una tecnología mal aplicada, ésta se confrontó con la política ruín de los países imperialistas y dominadores que colapsaron la civilidad, millardos de mujeres y hombres, muchas culturas diferentes colapsaron ante la voluntad de poder desvirtuada hacia la degradación de la vida misma. La historia de la política y la filosofía del futuro había entrado en crisis con la degradación ética de la raza humana.

Paralelamente a esto el karma de los espacios siderales había insinuado el sobrecalentamiento del astrosol para los últimos cincuenta (50) años. No había entonces alternativa o escapábamos del sistema solar o desaparecíamos para siempre, confirmando el fin de los tiempos. No es de extrañar que el complemento de esta historia había que fundirse con la figura de Elsa Commodora, hija de inmigrantes europeos, mujer sureña de latinoamérica, ella de profesión astrónoma había invertido toda su juventud en estudiar el Cosmos por intermedio de una red de Observatorios Intergalácticos, de la más moderna tecnología macroóptica, la semana y los días que Samuel RíoBravo se reunió con Elsa el corazón le latía con fuerza abrumadora, quería conocer a fondo el resultado de sus investigaciones y conclusiones que trataban de estudiar y localizar sitios ideales en otras galaxias para reubicar la nueva posición del planeta. Después de todo, aún faltaban seis años según las proyecciones científicas para el último año de la destrucción, el tiempo menos que largo atentaba contra las decisiones, serían decisiones cruciales e históricas para rescatar la vida del planeta: una segunda y única oportunidad de supervivencia. Magnekrópolis cómo se llamaba el proyecto iba a trascender el futuro del ser … Mientras tanto el año 2075 de nuestra era corría a un paso demasiado acelerado y esta era la posibilidad y la esperanza para un Mundo condenado a la Extinción.

Texto agregado el 26-02-2009, y leído por 126 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
08-03-2009 Me encanta este tipo de textos, encuentro que debe ser un estudio tan entretenido el que se puede hacer para salvar la humanidad del recalentamiento atmosférico. Y tú lo explicas en tu texto tan bién que una se interioriza en él. Es como dice el anterior comentario de un excelente ritmo tu escrito******* Un beso Victoria 6236013
26-02-2009 Mucha creatividad. Excelente manejo de los párrafos, buen ritmo. Mis 5* guasarapo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]