TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / negev / Sentidos Opuestos

[C:39442]

Y entonces el hombre murió. La noche anterior decidió acostarse y soñar. Durante su existencia se juro, comprobándolo con plenitud, que la línea delgada por la que vago desde su nacimiento hubo de ser construida con un poco de las peores pesadillas de los demonios sueltos en el limbo del recuerdo. La luna llena y blanca que lo acompaño en el espacio de aquel tiempo, sumados a una mezcla de ilusiones vagas, fantasías delirantes y moribundas esperanzas, le motivó para entregarse por primera vez al mundo otrora inexistente; ahora cual beligerante capullo abrió sin resistencia sus entrañas y le absorbió lentamente, permitiéndole conocer sensaciones que el no supo encontrar.
Con algo de sorpresa, un duende penetró en su alma, con el único propósito de sustraer los destellos de alegría que no lograron escapar, y así manipular sus sentimientos e iniciar la escritura de una historia agradable a su cuerpo. Diferenciándose de todas las otras especies, resultó bien sencillo crearle a esta la utopía. Suficiente con una mujer, amor correspondido y un árbol frondoso. La apacibilidad es una palabra muy corta para definir su nuevo estado. La envidia exterior no pensó crecer tanto en tan poco tiempo. Por vez primera creer se le atravesó por la mente, incrustándose sin remedio en la medula.
Gota a gota se lleno el vaso de dudas. La mujer, en medio de la farsa, se mostró en su verdadero cascaron. El amor era la gran ironía disfrazada. El árbol frondoso se seco y nada quedó de el. Su sueño de inmediato se trasmutó en una pesadilla. Entonces el hombre murió. Murió para empezar a vivir la pesadilla de la vida.

Texto agregado el 18-05-2004, y leído por 123 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]