TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / freddy50 / Homeopatía. Historia de un tipo aburrido.

[C:395163]

Si por tal caso, te sientes vulnerable a todo,
te recomiendo la Malva, o si estás como en un estado de ensueño permanente, te aconsejo baños de Fresno.
La Belladona. Si no tienes Belladona no podemos comenzar a hablar. Mejor vete. Pues habita en todas las recetas.
Quizá tu moral se encuentre dolorida:
Rosa, viejo.
Pero no te subestimes, ni te tires abajo pues existe la Acacia.
Urcias: Diurético depurativo. O sea mear como cuando ingerimos, tomamos mucho mate.
No, perdón, fue un chiste malísimo.
En realidad soy un buen doctor en dicha materia, pero un débil cómico frustrado cual botiquín ambulante del automotor.
Si os aqueja la soledad deseando aumentar la sensación de felicidad les recomiendo la Mariguana. Categórico. Pero si por el contrario tienes una linda familia donde todos están muy felices, unidos y consustanciados, diría que no, puesto que un tanto te aisla, más o menos como la vestimenta de un astronauta. (No habría que reprimir al que fuma esta yerba santa, sino al que lo hace sin receta).
Pasa que estoy esperando y ya no se que más hacer para matar el aburrimiento.
Suerte que traje algunos yuyos los que de inmediato iré a masticar; aclaro, no se trata de hojas de Coca. Siempre que doy cátedras,
lo hago de plantas medicinales y otras hierbas. Pero en esta oportunidad por estar haciendo me malasangre por nada voy a fabricar una pequeña bolita con: Grama (no me refiero al diario cubano) Lentexil. Aliso, Anacauita.
Oh, uh, ih, ah, ahí viene una señorita, es muy bonita. De puro aburrido, pués no acostumbro hacerlo, le propiné un ilustrativo piropo al oído:
Adiós Arnica de China, Sulfur de mi corazón, Mercurius que ilumina la razón.
Aquí, a diez centímetros de su sonrojada mejilla,
le dejo un beso sobre el capullo de los dedos cerrados, grabado con dulce de Senega, y mezclado con Tomillo y Fárfara. ¿Que tal? Como para ser correspondido ¿Verdad?.
Me presento, me llaman Doronico Cálendula,
aunque mi verdadera gracia es Sergio Salcedo.
¿Pero por Dios que lleva ahí?. (Siempre luego de un aunque un pero).
-Nada unas medicinas que aplica la ciencia Alopáticas para un tío que esta enfermo de innumerables dolencias.
-Hágame el favor, pruebe arrojando dos patadas bien eficaces, siga mi consejo. Dele la primera a esos medicamentos, y la otra a su tío no bien lo encuentre. Va a ver que excelentes resultados obtiene.
Es decir, mejor le explico con más detalles:
Una partícula extraña, como por ejemplo un grano de arroz, bien alojado en la punta de la lengua, puede operar como un agente purificador, aun quizá mejor que cualquier sustancia, puesto que la respiración se hace más suave por ende saludable. Vayamos a lo de su pariente y compruebe lo usted misma.
A propósito ¿cual es tu nombre?.
-Is Sabrina Devoto. Ji ji ji. Luego, cómplice,
soplando la palma de su mano cual si allí hubiera una plumita.
Cuando llegaron a donde se encuentra el enfermo, estaba el tío Abraham abrazado a un enorme placard, como queriendo pedirle a Dios que lo salve.
Sabrina sin perder un segundo del valioso tiempo, aparte maravillada pues en el camino pudo comprobar la eficacia de la terapia colocándose un granulado a base de Digitalina y Llantén desde el vamos sintiendo un efecto de suma alegría,
lo cual la terminó por convencer, entonces, obediente hizo caso de mis instrucciones propinando un certero puntapié en el mismo trasero, que le ayudó a expulsar los primeros gases. Y ya convencidísima de la eficacia de la Homeopatía, arrojó dentro de un enorme cesto destinado para la basura toda la medicación reciencito adquirida; incluido los ansiolíticos que tanto amor les tiene.
El tío, altamente desesperado, para recuperar lo suyo metió medio cuerpo dentro del tacho, quedando con las piernas del revés apuntando para arriba como caminando sobre el aire.
Finalmente, el tío Abraham logró curar se masticando raices, con la consigna de tener que mentalmente concentrarse en poder sensorialmente visualizar las diferentes partículas, que de resabio cual caramelos quedaban dando vueltas dentro su boca. Con ello, y otras hierbas (Arándano, Arzolia, Árnica, tinta de Saponia, etc) logró expulsar la flema que sobra, limpiar el hígado, los intestinos grueso y delgado, volviendo a poner el cuerpo de nuevo a funcionar correctamente.
Al año siguiente, previo intervenir con sumo éxito en la captura de una banda completa de narcotraficantes, con Sabrina nos casamos,
y el tío Abrahan fue testigo principal de la boda;
espléndida ella, además orgullosa, vistió de color blanco, y con una gorra de policía.

Texto agregado el 06-03-2009, y leído por 208 visitantes. (3 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]