TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / caballero_1 / El viaje

[C:396477]

En una tarde soleada
de sus seres queridos
el joven se despidió
dijo que iba muy lejos;
a los ojos que lo veían perplejos
con la mano les dijo adiós

y entonces sucedió
que la madre frente al altar
de rodillas lo posó
y le dijo: jamás hijo mío
de esta tierra te has de olvidar
que con el alma te pido Dios mío
a mi hijo en su camino cuidar.
El joven catorce había cumplido
bien que he de mencionar
y del momento nunca me olvido;
toda mi vida empezó a cambiar

comenzó el viaje al pueblo
donde todos lo querían llevar
y allí se quedaría solo
para al norte poder viajar
entonces empezó abrazándolo
aquella enorme tristeza
que jamás lo habrá de abandonar.
A la mañana siguiente
la odisea habría de empezar
la primera vez independiente
y un gran camino por iniciar

junto a paisanos de todas edades
tantas ciudades recorrió
compartiendo los mismos pesares
de pronto por dentro reventó
juró en silencio no cansarse
y su alma con pesar lloró

a poco, la primera frontera conoció
donde permaneció muy largo
tiempo, esperando el momento mejor
de atravesar divisiones, y su propósito,
a pesar de las tristezas poder alcanzar

en el momento esperado el paso se dio
pisar México ilusionado, tanto miedo
me dio, de ser arrestado por hermanos
del mismo color. Todos sus caminos
logramos pasar hasta que llegó la noche
la misma en que nos habrían encerrar
maldije nuestra muy pobre suerte
y preso, en una esquina se me dio llorar
Dios, cuánto extrañé en el cielo hacerte
y todas mis oraciones pudieras escuchar

nos devolvieron a mi frontera
y no nos permitimos sollozar
al día siguiente el mismo camino espera
porque todos debemos cruzar

corrimos de asaltantes que el dinero
nos querían quitar, nos volvimos
todos grandes amigos, y verdad que buenos
ya que unos a otros cuidábamos.
Por fin México dejamos atrás
y en Estados Unidos pudimos pisar
era la mitad del sueño soñado
aunque claro, aún debíamos llegar

llegamos flacos y tristes
y de la tristeza no volvimos a hablar
aunque en el pecho se siente
y parece que nunca terminará

hoy la vida no sonríe en esta que no es mi casa
tantas cosas estas tierras me han dado
pero extraño mis catorce y mi gran Guatemala
que en aquel día perdió un hijo
¡un hijo que día y noche cuánto la extraña!

Texto agregado el 17-03-2009, y leído por 162 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
17-03-2009 Es triste y valiente tu relato, arquetipo de tantísmos emigrantes, me gustó mucho!!! ***** MariBonita
17-03-2009 Has explicado maravillosamente el sentir del emigrante. sumriura
17-03-2009 lo que sse vive estando tan lejos de casa, lo has plasmado de maravilla****** JAGOMEZ
17-03-2009 Me llene de pena.Tener que dejar lo que se ama de verdad,por poder mejorar la situacion economica.Una realidad tan comun en nuestras tierras. Gracias por compartir este bello poema y tu sentir *******Que te guien hasta tu tierra . shosha
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]