TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Cavilaciones en blanco

[C:396646]






Las vastedades antárticas se extienden inclementes ante mis ojos. Ni un oso polar, mimetizado en la albura, aunque, bien sé que los osos polares sólo proliferan en el Ártico. De pronto, un habitante albino se aproxima, viene completamente vestido de blanco, pareciera que fue uno de los participantes de la fiesta aquella, la de los sepulcros blanqueados. No, es una fatamorgana austral, un engaño de mi mente. Nadie vive en el corazón de la Antártida, sólo yo y mis cavilaciones.

Abro pues, mi lecho y albas sábanas me aguardan para que me cobije en ellas, blancor esplendoroso de aviso televisivo, blancura conseguida con filtros y demases, artificialidad manifiesta que me retrotrae a esas medias largas y tan blancas y celestiales que enfundaban sus piernas maravillosas. Ella era un sueño, una quimera que transitaba todas las veredas y nuestra distancia jamás fue de menos de cinco o seis metros, acaso por eso, esa imagen idealizada persiste, propiciada por mi miopía. Un día, me percaté que no acudió a la tácita cita y presentí que nunca más la vería y eso me tuvo acongojado durante una larga semana. Nunca le dirigí la palabra y ella, jamás pareció percatarse de mi existencia. Pero, de todos modos, creo que la amé con una pasión sesgada por la distancia que no me permitió ver sus imperfecciones. Mérito suyo, miopía mía, o ambas cosas a la vez.

Una blanca ambulancia. Descienden los ángeles terrenales que son los enfermeros. Portan una camilla en la cual se debate un anciano de albos cabellos. Se dirige al recinto hospitalario, tan resplandeciente como mortificante. Adentro, en una sala quirúrgica, aguarda un dios omnipotente, cuya omnipotencia es discutible: se le mueren algunos pacientes, sus manos enguantadas no pueden con la finitud del ser humano. Pero, hace lo que puede, tras su rostro oculto. Ya está el anciano encandilado por la luz blanca de los focos, es adormecido, ¿sobrevivirá a la intervención? Solo Dios sabe, si es que existe, si es que no todo es un simple juego de azar, una galaxia dibujada en la llanura del universo, dibujándose cual enorme signo de interrogación en la amplitud de sus fronteras.

Pero, la albura regresa a mis sentidos, una imprecisión que es determinada por misteriosos resortes, harina que no desea transformarse en pan, pan que reniega de lo absoluto, adoro la piel blanca, mas, no reniego de las oscuridades de su alma, todo es relativo, blanca paloma que sobrevuela los campos minados.

Y ya no queda más. Sólo esta mísera carilla blanca que no transige conmigo y se niega a que la cubra de conceptos. Nada peor que un aspirante a escritor frente a una hoja en blanco que no le invoca ninguna peregrina idea…






Texto agregado el 18-03-2009, y leído por 155 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
20-03-2009 No es tu caso, porque ahí que ver lo que dan de sí tus páginas que una vez fueron blancas. luciaelsol
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]