TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Heraclitus / La muerte de un caballero en el Siglo XXI

[C:397436]

Michel de Montaigne (1533 – 1592) dijo: “La filosofía es una preparación para la muerte” que va de acuerdo con la pregunta: ¿Cuándo piensa el ser humano en la muerte? Con su respuesta tan sencilla: cuando se envejece.
Fernando Benítez (1910 – 2000) escritor mexicano cuando llegó a la enfermedad terminal llamada vejez, comentó: “La vejez es cruel”.

Todo la anterior es un preámbulo para hablar sobre la muerte, que lo quiera el hombre o no, es parte de la vida pudiendo suceder a cualquier edad y es terrible entre más joven es la persona. Si sucede en un niño o un joven, cuando la realización de una vida plena es una dulce esperanza, se convierte en una tragedia innombrable.

Norberto Bobbio (1909 – 2004) filosofo italiano, con su sarcástico sentido del humor se refirió en relación al concepto de inmortalidad: “Que para una madre que acaba de perder a su hija de tres años, es un gran consuelo saber, que su hijita la esperará en la otra vida, donde la encontrará en una nube azul, con alitas y tocando un arpa. Sin embargo la misma imagen es ridícula, cuando se trata de un señor que murió a los 80 años, que en vida fue médico o abogado que vivió la vida a plenitud y que los pecados no tuvieron secretos para él.” Para este señor lo más conveniente es el reposo, que el polvo vuelva al polvo.

Y viene la angustiante pregunta: ¿Qué es la muerte, acaso, el final de todo o el inicio de una vida eterna?

Todos los pensadores han dado en el curso de los siglos su respuesta. Así Erasmo (1467 – 1536) pensaba: “la muerte es el inicio de una vida llena de ventura y dicha en compañía del Señor”, pero para Sartre (1905 -1980), es el final de todo, la entrada al dominio de la nada. Me duele reconocerlo, pues todos tenemos una esperanza de inmortalidad, pero a mi juicio Sartre tuvo razón.

Considero que debemos ser como los antiguos romanos, con su filosofía estoica, ellos tenían el concepto de un Dios único (un Dios panteísta) pero su ideal era vivir una vida moral sana, no para complacer a este Dios, sino por su propia dignidad, y esperar tranquilamente la muerte sin aspavientos.

Cuando la persona envejece y según las costumbres actuales se llega la tercera edad (60 años), ya la persona ha vivido lo suficiente para cubrir el expediente de vida (digamos cristiana), pero con los adelantos de salud que ahora se tienen es común que esta persona siga viviendo. De ser así, cual debería ser su conducta:
• Su meta sería llegar a los 80 años o más, pero con salud, que es la única riqueza aceptable.
• Su anhelo de inmortalidad se ha cumplido con creces, si tiene hijos y nietos.
• Hay una salida elegante: el suicidio, que es ahora fácil, rápido e indoloro, pero causa mucho dolor en la esposa (o), hijos, nietos y algunos amigos. Muchos de ellos quedarían marcados, con una falla de origen y lo peor avergonzados.
• Mientras el fin llega, con el adelanto y las técnicas modernas en la medicina, se puede confiar en que el dolor tan molesto en las etapas finales de una enfermedad irrecuperable (cáncer que ya no responde a tratamiento), se pueda minimizar.
• Pedir que cuando llegue la hora de partir, nada de medidas médicas heroicas para seguir con vida.
• ¡Ser inteligente para disfrutar del ocio!, cuando llegue la tercera edad y con ella la jubilación, muchas veces forzosa por razones administrativas de la sociedad en que se vive. Programarse para 20 años cuando menos de tranquilidad, hacer lo que le gusta a la persona, sin empeñarse por fuerza en ser útil, el meollo del asunto es pasársela bien y hay tres reglas de oro para lo mismo: una alimentación sencilla y sana, hacer ejercicio físico y lo más importante hacer ejercicio mental.
• Y seguir a Karl Jasper (1883 – 1969) filósofo existencialista y psiquiatra alemán: “Si filosofar es aprender a morir, este saber morir es justamente la condición de la vida recta. Aprender a vivir y saber morir es uno y lo mismo.”

UN CABALLERO EN ESTE SIGLO XXI DEBE VIVIR Y MORIR SIN ESCÁNDALO NI RIDÍCULO.


Texto agregado el 24-03-2009, y leído por 328 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
18-09-2009 Tremendamente interesante. Saludos kimaten
24-08-2009 UN CABALLERO EN ESTE SIGLO XXI DEBE VIVIR Y MORIR SIN ESCÁNDALO NI RIDÍCULO (No es tan fácil pero lo intentaremos) De acuerdo y también apoyo la moción de Suicidio legal, uno debería ser dueño, al menos de su propia muerte. ohayoo
24-03-2009 La muerte no es precisamente un desenlace, segun yo es una posibilidad al limite de lo invariable mosimosa
24-03-2009 Adentro en el alma, perdón. online
24-03-2009 La muerte, he visto muertos en vida fumándose así mismos para aminorar la pena, no sé lo que hay más allá, me consta que hay más acá que allá según mis sentidos, menos paz eso si, mucho por pagar y oxígeno viable. Mi única incursión con la muerte y sus trascendencias las llevo colgadas a los sueños de querer pisar pasto verde sin cacas de perro, un cielo azul sin smog, paz, mucha paz y perdurar así de este modo sin bipolaridades espirituales. Morir es otra consecuencia de la vida, es su hermana gemela y está adentro del alma. online
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]