TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / el-alberto / La flor que quería ser mariposa

[C:401950]

Un día, la flor se aburrió y le dijo al tallo:

—Tú me detienes, me tienes atada a ti y no me dejas irme. Y lo que más quiero en el mundo es volar como las mariposas.

El tallo intentó defenderse.

—No me digas nada —dijo la flor, sin dejarlo hablar—. Sólo dame mi libertad.

Y el tallo se calló, porque no sabía cómo hacer eso.

Entonces, pasó por ahí un príncipe, que se quedó admirado por la belleza de la flor. Y la flor deseó más que nunca ser una mariposa, para poder volar tras él. Y como si el príncipe hubiera adivinado el deseo de la flor, la desprendió del tallo con delicadeza, y la sostuvo con ternura en sus manos.

—Eres muy hermosa —le dijo, y posó sus labios sobre ella. Luego, levantando la mirada al cielo azul, le dijo—: Vuela, pequeña.

Y la flor, por la magia maravillosa del Amor, se transformó en una hermosa mariposa.

No es cierto.

En realidad, el príncipe sí echó a volar a la flor; y por un instante, la flor supo lo que era ser una mariposa, antes de caer al suelo, donde se secó en pocos minutos. Y el príncipe siguió su camino, porque sólo era un personaje pasajero en esta historia. En cuanto al tallo, sintió un dolor muy profundo cuando el príncipe arrancó la flor; pero como no pudo ver como la flor caía y moría casi a sus pies, y como sólo escuchó la sonrisa de la flor cuando sintió que volaba, en realidad piensa que la flor se convirtió en una bella mariposa. No sé más: como nadie se fija nunca en un tallo, si no lo corona una flor, nadie me ha dado noticias recientes. Lo que sí sé, es que mientras el tallo piense que la flor se ha convertido en una mariposa y sigue al príncipe, será más hermoso que si lo coronara una flor; y si supiera que la flor se ha secado, se marchitaría. Así que si un día pasas junto a un tallo sin flor, no le hables de flores secas, sino de mariposas. Y tal vez se pose en él una tan hermosa, que parezca una flor.

Tampoco es cierto.

En realidad, la flor se secó, el tallo se marchitó, y el príncipe siguió su camino. Y eso es lo que pasa cuando uno se mete a escribir historias: a veces, sólo salen tristezas.


Texto agregado el 27-04-2009, y leído por 537 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
28-04-2009 Si no pudiéramos creer, aunque sea por un momento, que la flor se convertirá en mariposa, estamos perdidos. ¿Para qué vivir? Salú. sajonio
27-04-2009 muy buen,de a poquito y con ingenio me llevaste a la cruda realidad.Pero igual de vez en cuando ,me encantaria pensar que la flor se convirtio en mariposa ******** shosha
27-04-2009 Muy ingenioso y muy bien narrado , me encantó =D mis cariños dulce-quimera
27-04-2009 jajaja genial! econtumente
27-04-2009 Tiene cierto mensaje escrito con picardia y ocurrencia, me gusto 5* merlina99
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]