TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / la_columna / Altorcan escribe sobre el mito de “LILITH”, para la columna de los días lunes

[C:408128]


LILITH


Venid y ved: tengo forma de hembra, y mi nombre es Lilith. Cuando Adán fue creado, mil espíritus siniestros se adhirieron a su cuerpo. Yo era uno de esos espíritus, nacido andróginamente, emanado del fondo del trono de la Gloria. Yo seduje a Adán adoptando mi forma súcuba y fui su primera esposa, hasta que el Todo Santo decidió expulsarnos del lado del primer hombre. Y El Todo Santo dejó a Adán yaciendo y pegó a su costado el espíritu de Eva. Y cuando Adán se irguió ese espíritu germinó de su costado y creció y se hizo completo. Entonces el Todo Santo lo bendijo, y partió a Adán en dos: hombre y mujer.
Y yo adopté mi forma íncuba, que los hombres conocen con el nombre de Samael, y la apariencia de la serpiente para entrar en el paraíso, y seduje a Eva y en ella engendré a Caín. Cuando el ángel me expulsó con su espada de fuego, huí de allí, y ahora vivo en las ciudades del mar, desde donde causo a los hijos del mundo todo tipo de males.



El mito de Lilith pertenece a la tradición judía y se recoge en varios pasajes del Talmud. Pero sus orígenes son mucho más antiguos. En algunas tablillas sumerias del tercer milenio a.C. se menciona a los Lilitu, genios de origen divino y de carácter benefactor. Lilith sería uno de esos lilitu, entendida como diosa de la sexualidad y denominada Mujer Escarlata por el color de su pelo. De la mitología sumeria pasó a la asiria, pero ya como personaje de terror, temido como monstruo de la noche. Los judíos tomaron este mito durante el periodo de cautividad en Asiria. En la Biblia sólo se la menciona una vez: “También allí Lilith descansará”, en Isaías 34, 14, en un pasaje de carácter apocalíptico. Pero su personificación como primera esposa de Adán no ocurrió hasta más tarde, en las escuelas rabínicas redactoras del Talmud.

Para aquellos constructores de mitos, sinuosos forjadores de paradigmas morales, no era suficiente que la primera hembra fuera la pecadora inducida: debería ser la misma emanación del mal, la seductora, aquella ante la que el hombre es presa desarmada y vulnerable. Para ello utilizaron la doble narración de la creación del hombre que aparece en el Génesis. En Gen. 1, 23 se dice: “Y creo Dios al hombre al hombre a imagen suya,…, varón y hembra los creó”. Apoyándose en esto, se interpretó que la creación del hombre y de la mujer fue simultánea, y que no hay prelación de ninguno de los dos. En algunas leyendas esa primera creación es la de un ser andrógino al que Dios divide con espada para dar lugar a la pareja. Esa primera mujer fue identificada como Lilith, que disputa frecuentemente con Adán, no acepta someterse a él, y al final se separa de él para unirse (o identificarse) con el demonio Samael. Según esa tradición, Adán se queja luego ante Dios de su soledad, y Dios le da a Eva sacándola de su costilla, como se relata en el capítulo 2 del Génesis. Así, ya no hay contradicción entre ambos relatos de creación. Luego Lilith se transforma en serpiente para tentar a Eva.

Pero la intención misógina de ese mito ha tenido posteriormente un efecto contrario. No deja de ser curioso que el primer matrimonio de la humanidad terminase en divorcio por rebelión, y así Lilith es tenida por muchas feministas como la abanderada contra la sumisión al marido y a las reglas sociales convencionales.

El arte se encarga luego de exagerar los perfiles del personaje y de conjugar su maldad con su atractivo. El poeta Keats la describe como una serpiente que adopta la forma de una bella y palpitante mujer, con machas rojas, doradas, verdes y azules. En la pintura fue un tema tocado por Miguel Ángel en la capilla Sixtina, y por varios prerrafaelistas, como Waterhouse, Collier y Rossetti. Los pintores simbolistas también se inspiraron en Lilith.


El siguiente enlace permite contemplar una serie de representaciones artísticas de Lilith: http://www.lilithgallery.com/library/lilith/Lilith-Gallery.html


Y para finalizar incluyo una versión libre que he hecho del poema de Dante Gabriel Rossetti dedicado a este personaje. (leer el original en http://www.lilitu.com/lilith/lilpoem.html).



Se dice que fue Lilith,
de Adán la esposa primera.
La bruja a quien él amó,
antes del regalo de Eva.
Lilith, demonio o serpiente,
dulce y mentirosa lengua.
Su pelo fue el primer oro.
Cuando era vieja la tierra
ella era joven y hermosa,
segura de su belleza.
Ella tejía una red
que a cada hombre atrajera
hasta que su cuerpo y vida
y corazón suyo fuera.

Sus flores eran las rosas
y también las amapolas.
¿A quién los suaves colores,
a quién los dulces aromas
de sus flores y sus besos
dejan cautivo en la fronda
de sus ensueños sembrados?
Atravesado en la hora
por el fuego de sus ojos,
y el conjuro de su boca,
inclina ya la cabeza,
sin conocer su derrota,
mientras que una trenza de oro
el corazón le acordona.



Alejandro Torres : Altorcan
Madrid – España

Texto agregado el 08-06-2009, y leído por 339 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
16-06-2009 no olvidemos que la leyenda en judía, en el acto se vuelve misogina. Los judíos en el mal entendido de la separación de los sexos, siempre han buscado someter a la mujer al igual que sus hermanos los musulmanes. La leyenda de Lilith fue creada para infundir el temor de los mismos judíos a usa su libre albedrío, la serpiente es simbolo del conocimiento, la misma ciencia esoterica Hebrea nos enseña que el Todo Santo tiene los dos aspectos, masculino y femenino regulado o equilibrado por la justicia, los cristianos adoptaron esa enseñanza como Padre, (masculino ) Espiritu santo ( Femenino) y el Hijo el regulador. Saludos sagitarion
14-06-2009 Mucho se ha hablado/escrito sobre Lilith. Lo que no conocía es la primera parte de tu texto, ese ser que dice que puede presentarse bajo la forma masculina o femenina, según a quien quiera seducir. Y la idea que se desprende de ese texto, de que fue con ese “espíritu siniestro”, uno entre miles, que se unió sexualmente Adán por primera vez, y también Eva , y que de esa unión nació Caín, me quedé sin habla...eso explicaría el asesinato de su hermano... Bueno, la verdad es que no soy experta en el Génesis, tampoco en la Biblia ni el Talmud, y tal vez par quienes conocen bien la historia sea algo evidente. De todos modos para mi fue sorprendente. Esta parte del mito permitiría explicar ademas la dualidad del ser humano, la “marca de Caín” de la que habla Herman Hesse en 'Damian' no sería otra cosa que una marca genética implantada en ese Ser humano “creado a la imagen de Dios”, y que en principio, entonces, no debería tener ese tipo de reacciones que llamamos 'negativas'. Bueno, a mi me encanta hacer ese tipo de deducciones, y aunque en general no las tomo demasiado en serio, pero sí lo bastante como para seguirle dando vueltas al asunto. Gracias por tu articulo, me encantó leerlo. loretopaz
09-06-2009 Muy interesante el artículo. Da que pensar. margarita-zamudio
09-06-2009 Querido amigo, que alegría y que placer leer tus escritos, siempre que tengo oportunidad de hacerlo lo disfruto mucho. El tema sobre Lilith realmente super interesante. Tu poema como todos los que tu haces, de calidad, exquisito y de en su punto, sólo tú lo puedes hacer así. Realmente querido amigo Alejandro eres un maestro. Gracias por tus escritos transmiten sabiduria. Besos aliciacometa
08-06-2009 Impecable, ameno de leer pero sobre todo, interesante saber sobre este personaje. galadrielle
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]