TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / guajiro / UNA ETERNA BUSQUEDAD

[C:409955]

Una eterna búsqueda
En una dimensión comprendida para la efímera intención de la ausencia, y contigua al dominio del presente, nuevamente la existencia dio lugar al nacimiento de una nueva necesidad. Una necesidad que establece presagios y formula el aparente cambio del universo. Esta vez fue alguien que se define como algo total; El es… El “yo”.
Como todo elemento esencial, va en busca de lo único que puede satisfacer su necesidad mas allá delas invenciones que rigen a los mortales y los convencionalismos que atrapan a mas de uno. Ella es: “la felicidad”. Una enigmática dama que según dicen, puede hacer brillar el sueño mas oscuro, puede además cumplir sin incurrir antes en una decepción y puede complementar el sentido del “yo” con deleites, placeres y entregas de sueños inmaculados, en donde algunos fueron heroicamente salvados por la necedad de la Sra. perseverancia. A veces esta fémina puede ser el dulce refugio de muchos y el amparo de aquel que no espera el amargo fin de la derrota.
Obviamente el destino, un anciano misterioso condiciona su llegada. El con sus múltiples direcciones e infinitos caminos, los cuales se muestran a lo largo de sus brazos, podría inquietar la pasiva búsqueda del “yo” con preferencias del azar y la suerte. El anciano al encontrarse con este nuevo ser le pregunta:
- ¿sabes a donde vas? ¿sabes donde estas? ¿sabes lo que buscas?
El “yo” tranquilamente respondió:
- de las 3 preguntas solo puedo responderte una y es la última. Porque solo se lo que busco y es la felicidad.
-¿Pero conoces a la felicidad? ¿Es decir algunas vez has sido feliz?- Pregunto el destino.
El “yo” se detuvo un instante y pensó intensamente su respuesta. Luego de tanto pensar concluyo en un solo razonamiento. En realidad no sabía si alguna vez, había sido feliz.
De manera que El destino al comprender lo vacilante de la respuesta, le indico ciertas recomendaciones que podrían ser muy útiles para esta fantástica búsqueda. El anciano le hablo de ciertos caminos, verdades y fenómenos que lo iban alejar o acercar de esa necesidad. Como por ejemplo el tiempo. Es alguien muy duro y neutral, pero tiene un defecto muy grande que mas tarde puedes convertirlo en una virtud. Solo existe cuando la mente lo toma en cuenta. Además de el, también esta El espacio. En donde se presenta como especie de ámbitos y dominios que se vuelven una serie de puntos esparcidos en una inmensa esfera. En verdad es el lugar donde vas a andar y recorrer mis propuestas; El también tiene un defecto muy grande, y es que El es enteramente visual, y no todo lo que muestra es real. Ya que podría hacerte ver algo plano cuando en verdad es redondo. Podría Desalentarte al mostrar una larga distancia de tu objetivo cuando en verdad esta cerca y Cuando en verdad no exista tiempo que impida tu llegada con su existencia. De verdad te digo que el secreto de la distancia, es no creer en el tiempo. Por otro lado, siempre debes estar acompañado por la ilusión, para llegar a la felicidad.
¿Ilusión? ¿Quién es el?- pregunto el “yo”.
Es alguien que nunca responde al llamado del pesimismo. Es una persona muy antigua, pero con un espíritu jovial, que irradia con un infinito entusiasmo a todo aquel que lo invite a cenar del fruto de la vida. Es su plato favorito.
De modo que el “yo” luego de recibir una tras otra las sabias recomendaciones del destino, se encamino a la par de las propuestas del anciano y enrumbo su búsqueda con estas nuevas direcciones, al tiempo que esperaba alguna señal de esa enigmática dama: “la felicidad”. Justamente al momento de profundizar sus nuevos consejos, alguien se cruza en su camino y le pregunta:
¿A donde vas? – El “yo” le responde con otra pregunta:
¿Quién eres tu?-
-soy “EL”- respondió con una sonrisa en su rostro y le señalaba a alguien que se acercaba lentamente. Le dijo:
-Te presento a “Ella”, también somos algo total como tu.
- ¿y También buscan a la felicidad?- inquirió el “Yo”.
- No. Somos parte de “Nosotros” y no creemos en lo que se convierte los “Ellos”. Estos buscan a esa dama, mas “Nosotros” a un generoso señor llamado “Poder”. Alguien que puede consagrar tus metas y puede representar tu existencia como algo no mediocre; pues la verdad, no queremos ser como “Ellos”. El poder logra cosas impresionantes y haces que te manifiestes en cualquier dimensión y al sentirlo todos te buscaran a ti, bajo la misma razón de interés que funda el propio respeto, el cual ganas directamente al obtener las generosidades del poder. “Ellos” viven de sueños, mas “Nosotros” lo hacemos de realidades; pero ¿con quien estas tu?
-La verdad no lo se. Solo tengo una necesidad y es la de ser feliz.- Respondió y a lo que ellos le propusieron luego de observar una mirada perdida:
- Únete a nosotros. No te dejes confundir, además si continúas así podrías desperdiciar una preciosa oportunidad. No creas en lo que dicen por allí, ni siquiera en lo que dice la pequeña Esperanza. Solo vive para la mística, siempre viste de blanco como si no existiera otro color que alternara con la luz y lo peor es que toma del mismo elixir que fue creado por una especie de dios mítico llamado “Paz”, el cual tenia de seguidores a todos los utópicos empedernidos que se rigen por el mismo código de la igualdad y es la excusa de todos los tiempos que en forma de vicio, ha causado mucho daño. Es mejor que lo veas así, si continuas en el mismo camino que llevabas y espera las respuestas del mismo sendero, solo podrías encontrar una sola cosa… La muerte.
Al escuchar esa ultima palabra, el “yo” abismo todo su ser en un solo razonamiento y se arrojo sobre una lluvia de ideas y sentimientos que le gritaban: “Jamás nadie puede decirte lo que tu eres, Solo el “yo” tiene esa potestad.”Muy en el fondo algo le decía que esto no estaba bien, Así que luego de escuchar a “El y a Ella” los cuales le decían bajo la seducción del Sr. “Poder” que eran parte de “Nosotros”, Abandono la conversación y rechazo la idea de pertenecer a una sociedad, en donde el poder escribe con la pluma de la ambición tu destino y que además aprisiona el corazón por una guerra interminable.
De manera que siguió su recorrido pensando en que aun podía recibir esos dulces toques dela niña esperanza y en el mismo sentido, verse iluminado por el reflejo del espíritu joven de la ilusión.
Ya había recorrido gran parte del espacio y había consumido una buena cantidad de días que se sumaban a un tiempo inagotable y en ningún momento había encontrado alguna señal de esa dama. Pensaba que esos grandes aliados ya lo habían abandonado, la ilusión y la esperanza o tal vez nunca los tuvo a su lado. Al tiempo que recordó en ese entonces las últimas palabras de “El” y “Ella”: Cuando ya no puedas ver, ni escuchar, ni sentir entonces la conciencia te dirá lo inevitable; Ya estas muerto.
Lo realmente triste fue que luego de tanto andar, parecía entender bajo la óptica de su conciencia, que la ilusión lo había abandonado. Que la esperanza jamás había llegado a su vida. Que el destino nuevamente había jugado con la efímera existencia de un ser lleno de sueños. En ese entonces, se sentía completamente perdido; y no por haber perdido su ubicación en el espacio, sino que luego de mucho andar, ya no sabia porque seguía adelante. Había perdido la razón de su búsqueda. Ya no sabía porque estaba de pie. Ciertamente no encontraba una conexión con el mundo real. Pensó: Tal vez no pertenezco a este mundo. Justamente las palabras de los que creen en el generoso Sr. “Poder”, se estaban convirtiendo en algo real. No lograba escuchar nada. Ni el susurro del viento en pleno atardecer. Ni el crepitar del fuego que espanta el frio. Ya No lograba ver nada. Ni el sublime resplandor que se filtra entre las hojas. Ni el virginal haz de luz que despierta el amanecer. Pensó que tal vez ya estaba muerto; pero algo en si mismo se estaba negando. Fue en ese preciso instante que justamente algo lo hizo volver al mundo real. Era una luz. Era un sonido. Dijo:
_Olvidaron decirte que también necesitabas a ese gran personaje llamado “Fe”._
_ ¿Quien anda ahí?_ Pregunto ya de rodillas el “Yo”. Respondió pasivamente:
_ ¿Yo...? Yo soy el que soy_
_ ¿Y que eres tu?_ Pregunto el “Yo” ciertamente consternado por una extraña presencia.
_ Soy la luz que ilumina a la ilusión. Soy la fuerza que hace mover a la esperanza. Soy el sentido de la fe y la razón de tu conciencia. Soy la respuesta de tu necesidad.
_ ¿Y que necesito?_ Pregunto como si nunca hubiera recordado la razón de su búsqueda. Estaba completamente perdido. Escucho:
_ La felicidad…_
_ Y como encuentro a la felicidad_ Respondió luego de haber recobrado gran parte de su conciencia.
_ Solo di... “Yo Soy”._
_Yo soy que…_Pregunto maravillado por lo que estaba observando al tiempo que increíblemente escuchaba la respuesta que tanto necesitaba.
_ Feliz…_
No debe existir temor,
Ningún tipo de obstáculo y fuerza opositora
Para declarar que se es feliz…
Escrito por ANTHONY KANO


Texto agregado el 19-06-2009, y leído por 236 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
29-08-2009 Usted sí que aborda temas de fondo. Lenguaje adecuado para los temas y mas preguntas que respuestas,... margrave
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]