TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / peco / Asunto De Identidad

[C:411076]

(A la memoria de Francisca Corcino, por su don para tratar niños, aún dentro de un marco de sufrimiento)

Después de haberse quedado dormidos, al despertar sintieron la necesidad de regresar a casa. Éllos habían cruzado la calle para, por un orificio penetrar en un depósito de productos comestibles. Efectivamente encontraron un sin fin de variedades alimenticias y no pensaron en cargar, sino en llenarse sus estómagos. Y cómo el movimiento lo hicieron por la madrugada, fue muy fácil hacer el trayecto sin perjuicios.

Sin embargo, ahora a pleno día, volver a su lugar de origen implicaba un riesgo que les podía costar sus vidas. Lógico es que entre los indivíduos de una misma naturaleza, siempre hay diferencias y el momento y la situación las depuran. Saliendo, por supuesto, a relucir la condiciones extremas de conductas, que en uno de éllos y la que más cobraba importancia, era la del miedo. Punto que su compañero decidió derrotar.

El ser humano, le dijo, tiene la facultad de ver, procesar, ordenar y actuar; pasando tódo en una escasa fracción de segundo. Aúnque en sentido opuesto, fácilmente pierde la concentración y es éste el resquicio por dónde entra nuestra velocidad. Te aseguro que si yo emprendo una veloz carrera y paso por en medio de todas ésas gentes que están paradas allá, antes de que éllos reaccionen, ya Yo estaré a salvo en nuestro refugio.

Sí, ¿pero si éso pasa contigo, pero cuando sea mi turno, éllos estubieran alertas para mi incursión?. No, repuso el primero, porque éllos no sabrán que tú vendrás y el factor sorpresa será el mismo. Además, nuestro instinto sin distracción sigue siendo la diferencia entre éllos y nosotros. Pero el fenómeno más importante es que el modo en que a mí me llamen no será el tuyo.

Ésa parte no la entiendo, ya que ambos somos 'iguales'. Sí, que 'cási' lo somos y ante los expectadores forzosos, lo de 'cási' desaparece, pues para éllos, entre nosotros no hay diferencias. Entonces, ¿cómo te atreves a afirmar que contigo vocearán un nombre y que conmigo usarán diferente término?. A la práctica me remito:

Impulsándose con el cuello de su amigo y cómo si contara...a la una...a las dos y a las tres, se lanzó en una meteórica carrera frontal contra el grupo que cherchaba en la esquina y tál cómo fue su cálculo, todos se espantaron y al unísono salió el apelativo que él había previsto. Ahora y desde allá le retaba, apoyado en la seguridad que ofrecía su habitat, a que hiciera lo mismo. Con la cabeza erguida le conminaba, pero su hermano se permitió ver la vuelta a la normalidad de los que gastaban el tiempo al borde de la calle.

Cuándo una minuciosa observación le garantizó su perfecto descuido, despegó siguiendo una vertiginosa trayectoria que apuntaba a tocar un costado de los contertulios. Y sorprendentemente ya dejaba al grupo, cuándo un estruendoso golpe de voces discordantes martilló el aire con la frase: ¡ miren otro !.-

Texto agregado el 26-06-2009, y leído por 377 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
18-03-2010 ********** avefenixazul
05-12-2009 Tienes agilidad en tu narracion, pero advierto que en ningun momento mencionaste el nombre de tus personajes. Son interesantes pero me llamo la atencion ese detalle. Muy agradable. inkaswork
03-08-2009 Muy bien narrado, me gusta el estilo. olavera
01-08-2009 Además de bien escrito, es muy ingenioso. Me agradó leerte. ZEPOL
01-08-2009 Muy bueno , bien narrado y con las palabras adecuadas para imaginar los hechos , me encantó =Dmis cariños dulce-quimera
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]