TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / dentvg / relatos

[C:413678]

Hablo conmigo misma porque no tengo a quien confiarle mi triste suerte. Le temo a mi mente, a mi mente mia que entre estruendos y ronquidos avanza sola solita sin necesidad de un empujón. Resulta que existe quien maneja y dicta mis pensamientos. Tengo un narrador o una narradora que deforma las imágenes que le envío y juega con ellas, con ellas y conmigo. Me enloquece me tortura, no me da tregua. No deja pasar tres minutos del final de una historia para relatarme otra nueva. Me habla del otoño o de la primavera, de hombres y mujeres que se hacen el amor y la guerra, y después de la paz se destruyen. Me habla de mares de océanos, de oleajes desconocidos. De meridianos y paralelos, de los trópicos. Habla sin cesar y no me deja ocupar mi cerebro mio con propios pensamientos. Esta persona cuenta que cuenta que cuenta. Y hablo conmigo porque no puedo reconocer aun si soy un fenómeno, una maravilla o una pobre mujer que está perdiendo su juicio. Pero tengo una voz dentro de mi mente que me habla y no me deja hablar con la gente, no me deja, y me pide más imágenes para armar historias tristes, siempre tristes.... Si al menos fueran alegres, o le sirvieran a alguien para algo. No sé si soy un fenómeno o una inconsciente, una pobre loca que va a terminar durmiendo en la calle y asustando niños con sus gatos y su mugre, con su sucio aspecto de linyera y sus bolsas de residuo manchadas con desecho que usaré para taparme del frío en invierno.
Son siempre historias tristes y condenadas, como cada uno de los pensamientos que habitaban mi conciencia antes de darle paso a este sin fin de relatos imperceptibles.

Texto agregado el 16-07-2009, y leído por 91 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]